Mi Esposa

byjulio08©

Llegabamos del bar donde mi esposa Maritza, su jefe el Doctor Marquez y yo habiamos tomado unas copas las cuales nos habian preparado para esa extraña noche. Mi esposa lucia una cortisima falda tipo cheerleader con pliegues a su alrededor que destacaba su redondo y sensacional trasero asi como sus femeninas piernas. Su baja estatura 1,68 m y su cuerpo con senos pequeños no voluptuosos hacian lucir su exquisito culo de forma maravillosa. En el rostro de ella y el mio se reflejaba un sentimiento extraño de culpa, y por supuesto estabamos nerviosos.

Bajamos del carro, yo me cargue la caja de cerveza, el doctor Marquez abrazo a mi esposa y entrabamos a su Hacienda de descanso,la cual era enorme y tenia una piscina en la parte posterior. Entre a la cocina y acomode la cerveza en el refrigerador para luego ir a la sala y enfrentar la realidad.

Maritza estaba de pie y recostada ligeramente contra el espaldar de un gran sillon en la mitad de la sala. Su jefe, el doctor Marquez, arrodillado, tenia hundida su cabeza bajo la corta falda de ella mientras que sus manos recorrian de arriba a abajo las piernas de mi esposa y terminaban de bajar la fina tanga negra de Maritza la cual quedo enredada en uno de sus tobillos. Mientras que yo organizaba las bebidas en la cocina, el Doctor Marquez habia dado inicio a una larga y dolorosa noche para mi. Al ver como el movia su cabeza bajo la falda, parecia que su lengua se habia enrededado dentro de la vagina de ella. Alli permaneci en silencio observando como el seguia con su cabeza escondida bajo esa corta y sexy pieza de ropa muy seguramente comiendose el clitoris de Maritza y halando sus pronunciados labios vaginales.

El se detuvo, se puso de pie y le levanto a ella su camiseta de forma delicada dejando al descubierto el brassier negro que ella tenia puesto.

- « Maritza, espere este momento durante 6 años », dijo el con voz entrecortada por la excitacion.

El se abrio el cinturon y se bajo los pantalones. A sus 47 años, la verga del Doctor Marquez estaba rigida y erecta lista para penetrar la vagina de mi adorada esposa. Cerre los ojos y pense no observar lo que estaba por ocurrir pero pense que seria un cobarde si no lo hacia. El Doctor Marquez flecciono un poco sus rodillas agachando su cuerpo mientras que con una de sus manos tomaba su verga, con la otra subia un poco la falda y abria las nalgas de Maritza buscando su vagina.

Su verga se deslizo dentro de mi esposa muy facilmente. Ninguno de los dos dijo nada. Maritza seguia con los ojos cerrados y el expresaba con sus gemidos lo bien que se sentia al hundirle la verga a ella. Luego de que el termino de acomodarle su coño, el empezo a moverse lentamente y me quede observando la escena. Mi esposa aun con su brassier negro, su corta falda y los zapatos de tacon recibia por detras los empujones del cuerpo del doctor Marquez quien se dejo puesta su camiseta y los pantalones caidos en el piso para empezar a hacerle el amor a mi esposa.

El rostro de el mostraba la inmensa satisfaccion que su cuerpo disfrutaba en ese momento. Luego de 6 años trabajando bajo su mando y en los que mi esposa fue su eficiente secretaria, finalmente el tuvo la oportunidad de tener sexo con ella, al ofrecerle una posicion como manager del departamento nacional de ventas y un jugoso aumento de sueldo a cambio de una noche donde el le haria lo que siempre deseo hacerle a mi esposa a lo largo de esos años en los que ella llevababa trabajando en su compañia: apoderarse de su cuerpo por una noche, clavarle su verga y entregarle sus chorros de semen en lo mas profundo de su sexo, demostrandole cuanto la deseaba. El atractivo y curvilineo cuerpo de mi esposa al parecer fue la inspiracion que lo llevo a liderar y ser el manager general de la empresa. Ahora su deseo era una realidad, su compañia era la lider en el mercado de jabones y su eficiente secretaria, la misma que a lo largo de estos años fue su mano derecha y lucio esas minifaldas, esos ajustados pantalones, esas femeninas piernas y ese delicioso culo en frente suyo, recibiria en su vagina la calida leche de su verga. Algo que el siempre deseo.

Me di cuenta que ahora tenia que esperar a que esa pesadilla terminara asi que decidi subir a la habitacion. Mientras subia las escaleras, Maritza me llamo :

-"Daniel recuerda que te amo...", me dijo ella abriendo los ojos furtivamente y volviendolos a cerrar al darse cuenta que yo me retiraba.

La cara de mi esposa reflejaba que a pesar de que se sentia incomoda de tener a su jefe por detras de ella haciendole el amor, no podia ocultar el placer de sentir su verga entrar y salir de su vagina.

-« Y yo a ti cariño », le respondi.

Me voltee y segui escaleras arriba hasta que entre en la habitacion. Decidi darme un duchazo para pasar el mal rato y prendi el TV para escuchar algo diferente a los gemidos del doctor Marquez los cuales me recordaban que Maritza era solo suya esa noche. Me desnude y cuando me aprestaba a entrar a la ducha, el doctor Marquez dejo escapar el primer grito de la noche al derramar sus primeros chorros de semen en la vagina de mi esposa.

Los minutos pasaron eternamente para mi y el reloj parecia no moverse. Escuchar cuando el gritaba de placer atormentaba mis oidos y pasaba por mi mente la imagen inicial de ella siendo penetrada por el.

Luego del quinto grito o la quinta derramada, baje a la sala para observarlos nuevamente. Maritza se veia hermosa, estaba completamente desnuda, su ropa tirada por toda la sala mostrando que el se la habia desgarrado de su cuerpo, sus rodillas estaban apoyadas sobre dos pequeños cojines, sus hermosas tetas colgaban de su pecho y se movian al igual que su cuerpo, su rostro reflejaba el placer y la incomodidad de lo que estaba sintiendo ella en ese momento, su cuerpo en posicion doggy recibia la verga de su jefe quien en ese momento ubicado por detras de ella, montandola, hacia su sueño realidad al clavarle su coño intensamente de la misma forma que lo haria cualquier hombre que la deseara y que tuviera la oportunidad de hacerle el amor.

Habian pasado ya dos horas en que mi esposa y su jefe llevaban haciendolo abajo en la sala mientras yo arriba esperaba a que ellos terminaran y el trato se cerrara.

El, tomandola del cabello con una mano y acomodando la otra bajo el abdomen de ella, me dio a entender que estaba a punto de derramarse de nuevo. En efecto, bastaron solo unos segundos para que el gimiera y gritara de la misma forma y con la misma energia como lo habia hecho en las dos horas pasadas. Su cuerpo se sacudio mientras que ella recibia nuevamente su viscozo regalo dentro de lo profundo de su vulva. Transcurridos unos minutos en los que sin retirarle su coño de su vagina, el se aseguro que toda su leche hirviente reposara en la exquisita vagina de mi esposa, el finalmente se detuvo. Al parecer 6 años de deseo sexual reprimido habian culminado y ni una sola gota de semen se habia derramado por fuera de su cuerpo.

Camine y pase por detras de ellos justo en el momento en que el le sacaba su coño. El clitoris y la vagina estaban completamente irritados producto del frenesi con el que el la clavo. Los labios vaginales estaban untados de su blanco y viscozo semen. La entrada del delicado ano de Maritza estaba enrojecida y su agujero estaba expandido. Una gran mancha de semen alrededor me dio a entender que su verga tambien penetro su delicioso culo y ella recibio como minimo una carga de su calido semen dentro de su trasero.

El se puso de pie y se dirigio a la cocina. Le di la mano a mi esposa y ella poniendose de pie, me abrazo. Permanecimos abrazados por un rato en silencio. Baje mis brazos y le acaricie su culo, dejando que mi mano se deslizara por entre sus nalgas mientras que uno de mis dedos se untaba del semen de el. Me dio asco.

-"Es el mejor culo que he visto y que he tenido en la compañia, asi que no pude evitar la tentacion de hacerlo anal con ella", comento el Doctor Suarez quien regresaba con dos botellas de cerveza y se excusaba por haber penetrado el hermoso culo de mi esposa, al darse cuenta de mi reaccion de desagrado al untarme de su leche.

El tenia su verga completamente caida pero sus ojos aun se fijaban en el parado trasero de Maritza. Parecia que dos horas de sexo no habian sido suficientes y el aun la deseaba. Recogi la minifalda, la tanga, el brassier y la blusa, las cuales estaban tiradas sobre el piso, y las cuales habian sido arrancadas de su cuerpo cuando el, de forma apasionada, la desnudo.

Mi esposa se dirigio al baño con su ropa. Suena curioso pero despues de que el le hundio repetidamente su verga, ella pedia un poco de privacidad para vestirse. El me paso una cerveza la cual me la bebi muy rapidamente producto de los encontrados sentimientos que pasaban por mi cabeza. El me hablo de la empresa y de lo bien que habian sido los resultados del ultimo trimestre. Yo lo escuche y permaneci en silencio sin mostrarme muy interesado por el tema.

Al rato aparecio mi esposa. Lucia igual de hermosa y sexy, como si no hubiera pasado nada en las dos horas anteriores. Su cuerpo seguia igual de deseable, su corta falda destacaba sus piernas y ese culo por el que muchos jefes ofrecerian a sus secretarias buenos cargos laborales y aumentos de sueldo. El la miro de arriba a abajo como sin creer que ese deseable cuerpo tenia la vagina y el ano lleno de su esperma. Ella se despidio de beso en la mejilla de el, mientras que su jefe clavaba su mirada en el movimiento de sus nalgas al caminar.

Subimos a la habitacion los dos tomados de la mano. La noche habia culminado y yo me sentia incomodo de saber que mi esposa me abrazaba y me daba el beso de las buenas noches mientras que su vagina y su culo estaban llenos del semen del Doctor Marquez.

Me desperte al otro dia cerca del mediodia cuando escuche musica en la habitacion. Abri los ojos y observe a Maritza mas espectacular que nunca. Estaba arreglandose frente al espejo del tocador y lucia un bikini de dos piezas de color rojo. Su top escasamente ocultaba sus tetas y las hacia ver mas abultadas, su tanga era un pequeño pedazo de tela que ocultaba el poco vello pubico mientras que sus nalgas se veian igual de redondas, hermosas y deseables y estaban separadas por el hilo dental de la tanga.

- « Cariño te ves sensacional », le dije en tono muy coqueto.

Ella se volteo y me sonrio.

- « Pudiste dormir? », me pregunto.

- « Si.. mas o menos.. », le respondi poniendome de pie.

Al verla alli tuve una ereccion. Mi verga se puso dura de verla a ella luciendo ese sexy bikini y al recordar que ese cuerpo que tenia en frente mio fue solo para el Doctor Marquez por una noche. Me acerque a ella por detras y la abraze

- « Veo que estas excitado por el bikini », me dijo ella sonriendo notando que mi coño estaba rigido.

- « Quien no lo estaria con semejante mujer tan hermosa », le respondi mientras mis manos acariciaban sus nalgas y sus tetas.

Maritza se volteo y me dijo :

-« Te tengo una sorpresa, cariño... por haber soportado esa tortuosa noche »

- « Y como que sera? », le pregunte sonriendo.

Mi esposa se arrodillo en frente mio y me bajo el pantalon de la pijama, tomando mi verga con sus manos y llevandosela a la boca. Maritza me lo empezo a mamar de una forma increible. Cerre los ojos y le puse mis manos sobre su cabeza.

Llevabamos unos pocos segundos cuando de repente la puerta de nuestra habitacion se abrio

-« Vaya...vaya...vaya..pero que tenemos aqui.. », dijo el Doctor Marquez al verla a ella haciendome el sexo oral.

Martiza se detuvo, volteo a mirarlo y sin decirle palabra volvio a meterse mi verga en su boca para continuar mamandomelo

-« Como lo envidio Daniel.... Daria lo que fuera porque ella me hiciera lo mismo », comento el

Maritza se detuvo nuevamente y se volteo hacia el preguntandole

-« en serio Doctor Marquez?.... me daria lo que yo quisiera? ...como me gustaria ir de vacaciones con mi esposo a Florida... », dijo mi esposa de forma atrevida.

Maritza se volteo hacia mi y me guiño el ojo sonriendo para luego meterse mi verga otra vez en su boca. Comprendi el truco asi que me empeze a quejar y gemir con los ojos cerrados mientras que ella aumentaba la velocidad con que su cabeza se movia. Ella siguio sacudiendolo y me di cuenta que me empezaba a dar mucho placer ver a su jefe en frente mio envidiandome. Como el trato no incluia ni besos ni sexo oral, el Doctor Marquez guardo silencio pensando en la propuesta de ella mientras que yo le demostraba como me sentia de maravilla con ella abajo mio mamandome la verga. Lo que finalmente lo llevo a el a tomar la desicion, fue al verme como mi esposa se sacaba mi enrojecida y dura verga dos segundos antes de que esta explotara sobre su cara y le arrojara poderosos chorros de semen. Grite como mas pude mientras que mi coño seguia expulsando semen copiosamente. Cuando termine de eyacular y el rostro de ella estaba salpicado por mi leche, le di la mano y le ayude a ponerse de pie, nos acercamos el uno al otro y nos dimos un apasionado beso de enamorados mientras que mis manos recorrian sus nalgas.

- « Maritza, te quiero ver abajo con ese bikini en cinco minutos y hablamos de cuando tomarias las vacaciones con Daniel en Florida », dijo el interrumpiendo nuestro beso.

Le limpie la cara, el cabello y las tetas a mi esposa ya que mi eyaculacion la habia salpicado alli.

-« No te molesta que lo haga con el verdad? », me pregunto ella.

-« no para nada cariño.... », le respondi sonriendo.

Salimos de la habitacion y bajamos a la parte trasera de la casa donde estaba la piscina. Alli estaba desnudo, acostado boca arriba el doctor Marquez en una silla de bronceo mientras que a su lado, en la mesa, tenia un coctel de Bailey's. Su verga estaba ligeramente erecta y esperaba los labios de mi esposa para llegar a la ereccion plena.

Los ojos de el se fijaban en el movimiento de Maritza al caminar. Su pequeña tanga se veia deliciosamente sensual. Ella se acerco a el y se arrodillo a su lado mientras que yo me acerque a la piscina, me quite la pijama y completamente desnudo me lanze al agua. Cuando saque la cabeza despues de este primer chapuzon, voltee a mirarlos y vi como el Doctor Marquez con los ojos cerrados colocaba sus manos sobre la cabeza de Maritza quien se movia cadensiosamente sobre su abdomen dandome a entender que su verga estaba ya dentro de su boca. Permaneci en la piscina mientras que mi adorada esposa se lo mamaba y el gemia disfrutandolo.

La boca de Maritza hizo un trabajo formidable ya que al momentico la verga del Doctor Marquez exploto sobre mi esposa entregandole su chorro de semen caliente en su cara. Casi que inmediatamente y aun con su verga expulsando semen, el se puso de pie de forma sorpresiva.

-« Regalame de nuevo esa belleza de culo, Maritza por favor », le dijo el a mi esposa con su voz afectada por la excitacion.

Maritza aun arrodillada me miro y espero a ver que decia yo.

-« Que sea la ultima vez Doctor Marquez.. », le dije a su jefe

Acto seguido, Maritza se puso de pie y tomo de la mano a su jefe. Ambos caminaron por el borde de la piscina hacia la colchoneta que estaba al otro lado. Las nalgas de ella se movian sensualmente y su pronunciado trasero lucia mas hermoso que nunca. Alli Martiza se ubico boca abajo dejando que sus tetas se aplastaran por el peso de su cuerpo. Ella cruzo sus brazos y sobre ellos reposo su cabeza. El Doctor Marquez le solto la tanga y el brassier y los arranco de su cuerpo clavando su mirada en su objetivo, el hermoso culo de mi esposa, el cual se veia mas sexy al estar ella boca abajo. Sus paradas nalgas parecian una montaña dividida por la mitad por la raya de su redondo culo.

-« Abreme ese regalo Maritza », le pidio el a ella

Mi esposa levanto su cabeza un poco y coloco sus manos sobre sus nalgas abriendolas sutilmente para darle paso a la verga de su jefe quien ubicandose encima de su culo, se la hundio hasta perderse de mi vista, para disfrutar del redondo trasero y el estrecho ano de Maritza. Su verga penetro el culo de ella y yo desde atras presencie como su pene se empezaba a mover freneticamente entrando y saliendo del trasero de Maritza. Como ella habia sido penetrada sin estimulacion ni lubricacion alguna, los gemidos de el se mezclaron con los gritos de dolor y placer de mi esposa al sentir el coño de su jefe taladrandole su ano y entregandole el ultimo chorro de esperma dentro de su trasero. Bastaron solo dos minutos para que el espectacular culo de la nueva Manager nacional de Ventas recibiera de nuevo el calido y viscozo semen que expulsaba la verga de su jefe.

Luego de que su abdomen termino de sacudirse y el se aseguro que de su pene ya no salia mas leche, el Doctor Marquez le saco el coño de entre su trasero, volteo a Maritza boca arriba y ubicandose encima de ella le abrio sus piernas para penetrar por ultima vez la vagina de mi esposa en la clasica posicion de misionero. El estuvo un rato meciendo su cuerpo encima de ella hasta que se dio cuenta que el ya no podia entregar mas, asi que se detuvo, le retiro la verga a mi esposa y se entro a la sala.

Al otro dia, conduciendo de camino a casa, Maritza me preguntaba una y otra vez si no me sentia molesto por lo que habia pasado. Esa noche, al llegar a nuestro hogar, luego de un duchazo, nos abrazamos, juramos no volver a hacerlo y acordamos no volver a canjear nuestros cuerpos ni nuestra dignidad. No hicimos el amor pero a partir de ese dia me aseguro de enviar a la nueva manager de ventas a la oficina, con su vagina y su ano llenos de mi.

Report Story

byjulio08© 1 comments/ 26141 views/ 0 favorites

Share the love

Report a Bug

1 Pages:1

Por favor, Puntúe esta presentación:

Please Rate This Submission:

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Please wait
Recent
Comments
by Anonymous

If the above comment contains any ads, links, or breaks Literotica rules, please report it.

There are no recent comments (1 older comments) - Click here to add a comment to this story or Show more comments or Lea Todos Los Comentarios De Los Usuarios (1)

Add a
Comment

Post a public comment on this submission (click here to send private anonymous feedback to the author instead).

Post comment as (click to select):

También escuchar una grabación de los personajes.

Preview comment

Forgot your password?

Please wait

Change picture

Your current user avatar, all sizes:

Default size User Picture  Medium size User Picture  Small size User Picture  Tiny size User Picture

You have a new user avatar waiting for moderation.

Select new user avatar:

   Cancel