Batichica vs la Hija del Dr. Pulpo

bysimply_gabriela©

...del tentáculo comenzó a salir por la punta un liquido espeso y azucarado.

"Debes de tragarte este liquido rápidamente, mi amor.." Dijo Jessica mientras me acariciaba el cabello. "es lo que te va a convertir en una ninfómana y aumentara tus sensaciones.."

"¡MFMmmfm...mfm..!" Gruñí con rabia al sentir como mi boca se iba llenando del espeso fluido. En ese momento vi con impotencia que si no tragaba rápidamente me ahogaría. Simplemente no tenia opción, no había un lugar por donde pudiera escaparse el fluido mas que por mi garganta.

Cerré los ojos y con impotencia di el primer trago.

G..gulp...

Y luego otro. y otro. Y otro mas....

Durante unos 15 segundos trague el espeso fluido sin parar. Tenia mucho miedo, pero solo podía apretar los puños con rabia y esperar alguna reacción en mi cuerpo. Y de repente comencé a sentirme algo mareada, al mismo tiempo que los latidos de mi corazón se aceleraron notoriamente. Una oleada de calor recorrió mi cuerpo y comencé a sudar incontrolablemente. Dios mío...siento la piel muy.. muy sensible, pensé con angustia. Cada contacto por mínimo que fuera lo sentía multiplicado por mil.

"Mffm......." Gemí casi imperceptiblemente.

El efecto del liquido blanco seguía incrementándose con cada segundo que pasaba, y con vergüenza vi que lo peor estaba sucediendo entre mis piernas. Mi clítoris se volvió loco y como si estuviera en llamas comenzó a pulsar con intensidad contra la telita de mi tanga, que con cinismo parecía estarse frotando a propósito contra el.

"Mmfm....." Gemí nuevamente, perdiendo poco a poco el control de mi cuerpo.

"Eso es.. así me gusta, una niña obediente.." Dijo mi enemiga mientras me daba un cariñoso beso en la mejilla. "Una cosa mas... no los llames tentáculos, llámalos vergas.. son algo temperamentales los chicos.."

Cerré los ojos y me puse aun mas tensa. Me dolía mucho la mandíbula porque gracias al tentáculo.. perdón, verga, la tenia abierta de par en par hasta el limite. Sentí como unas gotas de sudor resbalaban por mi frente y comencé a temblar ligeramente de nervios.

Pero ahora el maldito tentáculo comenzó a moverse agresivamente de atrás para adelante, golpeando la entrada de mi garganta una y otra vez pero sin penetrar.

"¡M...f..mfm......mfmf...!" Gruñí con apuros al sentir como mi boca comenzaba a ser follada vigorosamente.

Pero aunque no quería admitirlo me había puesto muy caliente, creo que como nunca en la vida. Todo lo que me estaba sucediendo me tenía retorciéndome de placer, y podía sentir como mi voluntad se empequeñecía cada vez más. Con la mirada perdida voltee a ver a mi enemiga, que complacida me admiraba con lujuria.

"Muy bien, Chiquita... eres toda una mamadora natural. Pero aunque estas fascinada con la verga en la boca hay otras cosas por hacer.."

Respiré con dificultad mientras el tentáculo agresivamente seguía violándome la cara y continuaba alimentándome del extraño liquido blanco. ¿Dios mío, alguna vez se detendría? Pero no importaba porque había logrado su objetivo en mi cuerpo. Me sentía como perra en celo.. como si nada me importara mas que sentir una verga en mi interior. El contacto de la piel viscosa del tentáculo deslizándose contra mis labios me tenía hipnotizada.

Me retorcí de placer contra los tentáculos que me sujetaban, no tanto como queriendo escapar sino mas bien para sentir como tocaban mi piel al hacerlo. A pesar de que trataba de aparentar enojo y rebeldía, de la forma en la que me estaba moviendo creo que Jessica no le quedo ninguna duda de mi calentura.

Poniendo una carita de angustia, me di cuenta que estaba a un paso de rendirme...

"Creo que estas lista para lo que sigue, chiquita..." Dijo entonces la Hija del Dr. Pulpo al mismo tiempo que los tentáculos me obligaban a adoptar una posición fetal aun mas marcada, recargada sobre mis rodillas juntas y con mis brazos firmemente sujetados a mi espalda.

"Mf....mfmf..." Gemí débilmente a modo de queja.

"¿Eres virgen por atrás, nena?" Me dijo Jessica al oído.

"...fm...mf.." Trate de decir mientras hacia un gesto con la cabeza de negación. Sin poder evitarlo recordé como en varias ocasiones Batman me había follado por el culo en la Baticueva.

"¿Así que estas nalguitas ya han comido verga?" Respondió entre risitas. "De verdad que eres una gatita traviesa..."

Y entonces Jessica uso su navaja para cortar los hilitos laterales de mi pequeña tanga hasta que cayó al piso. Con cuidado tomo mi delicada prenda entre sus manos y la llevo hasta su cara, inhalando profundamente.

"De...li...cio...so..." Dijo mientras la olía de nuevo. "Me encanta tu sabor.."

Y entonces sucedió algo que me puso aun más nerviosa...

Uno de los tentáculos se coloco detrás de mi, y sin aviso previo coloco su gruesa y húmeda cabeza entre mis nalgas, presionando ligeramente contra mi delicado ano.

"¡Mfmm..!" Gemí asustada, abriendo los ojos de par en par.

"No te preocupes, nena.. no va a entrar hasta que tu misma lo pidas..." Dijo mi enemiga con seguridad. "Voy a dejar que hables, ¿Ok? Pero no quiero oírte suplicar ni nada..."

Apenas hubo terminado de decir esto, el tentáculo en mi boca obedientemente se retiro.

"¡Cof..... cof....!" Tosí con dificultad mientras unas gotas del fluido blanco resbalaban por mis labios y caían al piso. "..P...por favor.. yo..."

"Dije que no quería suplicas... ¿O quieres que le ordene al tentáculo en tu culo que entre ya?" Dijo Jessica amenazadoramente.

"N..no... no, no quiero eso... " Respondí con una actitud claramente sumisa.

Jessica se levanto y comenzó a caminar a mi alrededor. Mientras lo hacia, la cabeza del tentáculo entre mis nalgas comenzó a frotarse suavemente contra mi ano, de abajo hacia arriba constantemente pero sin penetrar.

"Uff...." Dije de repente, sintiendo unas deliciosas cosquillas en mi culo por los movimientos del malvado tentáculo.

"¿Te gusta sentir eso, nena?" Dijo sonriendo Jessica."¿Sentir tu culo tan expuesto, tan... deliciosamente violable?"

"N...no..." Respondí débilmente.

"¿No?"

El tentáculo entre mis nalgas comenzó a vibrar agresivamente, enviando pulsaciones de placer por todo mi cuerpo.

"¡A...ah....!" No pude evitar gemir.

"¿Ves como tu cuerpo lo pide? Tu culo esta pidiendo a gritos una verga, gatita..."Dijo Jessica mientras me daba una fuerte nalgada.

"N...no, yo no...debo... rendirme..." Dije tratando de sonar segura.

"Pero lo harás.. porque tienes a tu cuerpo en contra. ¿O me vas a negar que no anhelas sentir como tu culo es sodomizado violentamente por mis tentáculos?" Me dijo Jessica al oído.

"N..no... nunca..."

Jessica se arrodillo junto a mi y con habilidad coloco su mano entre mis piernas, frotando hábilmente con sus dedos los delicados pliegues de piel alrededor de mi clítoris. Con lujuria me dijo al oído: "Se que te gusta esto...."

"A..ahh...." Gemí tiernamente.

"Vamos, chiquita... quiero oírlo... pídeme que te rompa el culo..." Me dijo mientras metía su lengua en mi oreja agresivamente.

"...."

Cada vez me costaba mas resistir. Sencillamente sus dedos estaban haciendo maravillas entre mis piernas, y a pesar de mis esfuerzos me tenían retorciéndome de placer y levantando las nalgas descaradamente. Oh Dios.. se siente tan rico. Sin poder controlarme abrí la boca y mi lengua se deslizo lujuriosamente por mis labios, mientras unos tiernos gemidos comenzaron a escapar de mi interior.

Estaba a un paso del precipicio. A un milímetro de la rendición total.

"Quiero oírlo.. pídeme verga, mi amor..." Dijo Jessica mientras aceleraba su masaje en mi delicado botón orgásmico.

Y por fin sucedió. Mi último aliento de resistencia se acabo y acepte mi destino.

Simplemente me rendí por completo...

".....P..por favor....quiero verga...." Dije débilmente.

"¡Mas fuerte...! ¡Dime cuanto la quieres...!" Grito Jessica al mismo tiempo que el tentáculo entre mis nalgas lanzaba un violento chorro de leche directamente a mi ano, obviamente como lubricante para lo que vendría después.

"..Q.quiero...verga...."

Jessica hizo entonces algo que me sorprendió muchísimo, ya que se levanto y con furia me dio una cachetada tremenda.

¡ZZAAPP!

"¡A...ay...!" Me queje entre sollozos.

"¡Mas fuerte...! ¡Ofréceme el culo como si fuera lo ultimo que hagas en la vida, estupida!" Me grito en la cara.

"Q..quiero..." Dije sin poder contener el llanto, sintiendo mi cara con mucho dolor.

¡ZZAAPPP!!!!

Jessica me pego otra cachetada, aun mas fuerte que la anterior.

"¡Dilo, estupida..!" Grito mientras levantaba la mano en una actitud castigadora.

"¡Quiero verga, maldita sea...!" Grite por fin, llorando de impotencia.

"Dilo nuevamente... quiero saber como la quieres..." Respondió Jessica sonriendo complacida.

"¡Por mi culo, la quiero por atrás!" Grite nuevamente, apretando los puños.

"¿Por el ano?"

"¡Si, maldita sea.. si... por la cola.. por la maldita cola, metiéndoseme por el ano..." Grite desesperada, llorando como nunca en mi vida.

"Muy bien nena... así me gusta..." Dijo complacida Jessica mientras agresivamente me agarraba la cabeza por el pelo.

Y en ese momento sucedió lo inevitable. El cruel tentáculo se apretó contra mi ano y con firmeza fue empujando hasta que mi delicada entrada trasera cedió. Centímetro a centímetro el asqueroso ser se fue metiendo entre mis nalgas sin que yo pudiera hacer nada por evitarlo. * * *

"Oh....uf...ugh....." Gemí guturalmente, abriendo los ojos de par en par mientras mi recto era sometido lentamente. Sentir la viscosa piel del tentáculo deslizándose entre mis nalgas mientras mi ano lo apretaba con fuerza hizo que me retorciera de una forma lujuriosa, casi en éxtasis. El mensaje de mi cuerpo era claro, quería verga y la quería ya.

"Relájate nena.. deja que yo me ocupe de todo.." Dijo Jessica mientras me jalaba el pelo y zarandeaba mi cabeza con rudeza.

Asentí con la mirada débilmente, mientras mi bello cuerpo sudaba copiosamente y recibía su justo castigo.

Levante mis nalgas con actitud sumisa para facilitar la penetración, y justo entonces sentí como la dura cabeza del tentáculo llego hasta el fondo. Uff.. tengo por lo menos 25 centímetros adentro... Dios mío... Pero sin darme tiempo para ajustarme la gruesa serpiente negra comenzó a moverse agresivamente de un lado para el otro en mi interior, como si estuviera preparando mis entrañas para algo. Solo pude abrir la boca jadeando en éxtasis, sin poder moverme ni un milímetro.

"Uf...ugh....ugh....uf....." Gruñí guturalmente, apretando los dientes.

"Bien Barbara... muy bien... ¿Te esta gustando?" Pregunto Jessica mientras me acariciaba la espalda.

"S...si...." Dije con timidez.

Mi enemiga sonrió complacida y con un gesto coqueto volteo a ver al tentáculo en mi culo, que entonces comenzó a moverse vigorosamente de atrás para adelante, cada vez mas rápido hasta que alcanzo un ritmo francamente brutal.

"!MFMFMFM...MFMFF....MMFFMmm...!" Gemí apasionadamente mientras mi delicado cuerpo era montado violentamente. El maldito tentáculo se divertía saliendo por completo de mi culo para acto seguido meterse de golpe en mi interior golpeando con fuerza mis intestinos.

Dios...dios....dios... que rico, pensé mientras ponía una carita de puro placer.

Fui sodomizada durante unos 10 minutos, que a mi me parecieron horas hasta que de repente sentí el orgasmo mas intenso de mi vida.

"¡AAAAAAAAAaaahhhhh!" Grite desesperada, mientras llegaba otro orgasmo casi inmediatamente después. Me retorcí salvajemente en una deliciosa agonía mientras los tentáculos luchaban para mantenerme sometida. Era tanto el placer que sentía que por unos instantes creí que me desmayaría.

Jessica continuaba masturbando mi clítoris y solo sonreía complacida al verme tan excitada. Con un gesto coqueto me mostró su mano empapada de mis jugos y entonces los lamió juguetonamente, dedo por dedo. "Uf....ah.....mmm..." Suspire tiernamente, cerrando los ojos.

Sin darme tiempo a reaccionar otro de los tentáculos se coloco en mi concha y se metió poco a poco hasta el fondo. No tardó mucho en comenzar a moverse al ritmo salvaje que ya conocía, pero en este caso se coordino también con el tentáculo en mi culo para que cuando uno entrara, el otro saliera.

Dios.. me están despedazando, pensé febrilmente. Los tentáculos estaban haciendo lo que querían con mi tierno cuerpecito, que se zarandeaba de una forma brutal, violenta, casi decadente ante tan salvajes abusos. Me estaban montando de una forma animal y lo peor de todo es que me encantaba. Mis gemidos seguramente no dejaban ninguna duda al respecto.

Sin duda mi ano estaba recibiendo el mas brutal castigo de la historia. Se contraía y expandía con apuros una y otra vez mientras era taladrado sin piedad por la gruesa serpiente negra. En mi concha pasaba algo similar, con mis tiernos labios vaginales extendidos al máximo alrededor del viscoso falo que vigorosamente la penetraba .

"Ugh...ugh...ugh...ugh...." Gruñí guturalmente.

"Nenita, quiero oírte decir lo puta que eres, lo mucho que amas la verga.. ¿Entendido?" Dijo Jessica entre risitas.

"..S..si.... yo... ugh.. uff..soy una...ahh... puta..." Dije débilmente, con la mirada perdida.

"Mas .."

"Ugh... uh... mmm.. Soy una puta...mmfm. soy una puta...ahh. soy una puta... soy una puta..." Repetí sumisa una y otra vez.

"¿Por donde te gusta sentir la verga?"

"..Por..ugh..uff el culo.... " Dije mientras abría la boca y deslizaba mi lengua agresivamente por los labios.

"Muy bien.. ahora quiero que dejes de gemir y solo gruñas ¿Entendiste?"

"S...si... " Asentí con la cabeza. "Ugh... ugh.... uff... grr.... ugh... "

"Eso es, chiquita, gruñe como animalita... "

"Ugh... ugh... ugh.... grr.." Seguí gruñendo con dificultad.

Pasaron 5....10....15...20......30 minutos y los tentáculos seguían penetrándome sin parar. ¿A..alguna vez se detendrán? pensé con angustia, sintiéndome al borde de la locura. Como si adivinara mis pensamientos, Jessica paso sus uñas por mi espalda y me dijo:

"Ahora mi amor.. voy a preñarte, así levanta tus nalguitas un poco mas..."

"S...si...." Dije con un suspiro. * * *

Con una actitud sumisa levante un poco mas el culo, al mismo tiempo que los tentáculos lentamente salían de mis orificios y esperaban las indicaciones de su dueña. En esos momentos mi mente estaba en blanco y ni mi razón ni mi voluntad parecían funcionar bien.

"A..ah....." Respiré aliviada al sentir como mis agujeros quedaban libres por primera vez en casi una hora de abusos.

"¿Lista, nenita?" Dijo Jessica dándome un beso en la cabeza.

"S...si..." Dije débilmente, con la mirada perdida.

"Te lo prometo, no te va a doler... " Me dijo al oído. Y sin previo aviso se coloco detrás de mi y sujeto mis caderas con una actitud dominante, frotándose contra mis nalgas. En ese momento otro de los tentáculos se coloco entre sus piernas y con picardía presionó contra mi pobre ano, que a estas alturas ya no oponía resistencia.

"Siempre me gusta hacer esto cuando embarazo a mis niñas, Batinena..." Dijo entre risitas.

"Uf..." Gemí imperceptiblemente, sintiendo como su calido cuerpo se apretaba aun más contra mis nalgas.

"Ahí va, nenita.. relájate..."

Poco a poco el grueso tentáculo fue entrando por mi culo hasta que lo sentí llegar al fondo. Entonces el asqueroso ser comenzó a moverse de un lado para el otro, y con nervios sentí como se asomaba por debajo de la piel de mi pancita con sus agresivos movimientos.

Era obvio que estaba preparando el terreno para lo que vendría después.

Dios, que d..delicia, pensé en éxtasis mientras unas gotas de sudor caían por mi cara. Poco a poco el tentáculo en mi interior fue apaciguando sus movimientos, hasta que...

...De repente sentí como comenzaba a ensancharse unos cuantos centímetros, forzando a mi castigado ano a estirarse al limite.

"¡A...ahhh..!" Gemí con angustia, sintiendo un poco de dolor.

"Shhhh....shhhh.... no te muevas, eso que sientes es el huevo entrando en ti, chiquita..." Dijo Jessica a modo de consuelo mientras me acariciaba el pelo.

"D..duele..." Dije tiernamente, pero entonces sentí como el huevo lograba pasar y el tentáculo volvía a su grosor normal. Respiré aliviada, temblando ligeramente.

"Shhh...shh...solo relájate mi amor... " Dijo Jessica cariñosamente mientras me besaba la nuca .

Cerré los ojos y apreté los puños gimiendo con delicadeza. Durante unos segundos pude sentir como el huevo se iba moviendo lentamente por adentro del tentáculo, entrando cada vez mas en mi.

"Ya casi..."

No pude evitar llorar un poco.

Fue entonces que sentí un movimiento extraño en el recto e instintivamente me di cuenta que el huevo finalmente había quedado alojado en mi. El tentáculo entonces comenzó a retirarse mientras yo solo respiraba agitada, sintiéndome de repente aun mas caliente.

"Uf....mm....mm.... "Dije mientras me retorcía de placer.

"Es el efecto del huevo en tu cuerpo, chiquita.. va a mantenerte caliente durante 3 días hasta que des a luz. Te va a tener masturbándote como loca, sin poder pensar claramente hasta que seas madre." Dijo Jessica en mi oído, a la vez que se levantaba y con delicadeza me cargaba entre sus brazos. Me aferre con todas mis fuerzas a ella, temblando tiernamente mientras sentía como mi cuerpo se aceleraba aun más.

Jessica comenzó a darme dulces besos en la oreja, y mientras lo hacia pude ver de reojo que los tentáculos escondían los pedazos de mi traje por debajo de una caja, obviamente para ocultar la evidencia de lo que había sucedido aquí.

"Te voy a llevar a tu casa y quiero que descanses, ¿Ok? Dijo Jessica en mi oído, a la vez que caminaba hasta el exterior conmigo en brazos. Yo solo respondía vagamente con la mirada perdida.

"Uh...hu..."

Jessica sonrió complacida y una vez afuera con ayuda de sus tentáculos comenzó a correr dando grandes saltos por encima de los edificios de la base. Así las cosas después de unos minutos llegamos a la ciudad. Ahí fuimos de de techo en techo hasta que finalmente llegamos a mi departamento. Entramos por la ventana y Jessica cariñosamente me coloco en la cama, me quito los guantes y las botas, y me dio un tierno beso en la frente.

"M..mm...." Dije febrilmente, mientras mis manos se colocaban entre mis piernas y comenzaba a masturbarme de una forma descarada.

Jessica se quedo observándome durante unos segundos, visiblemente feliz.

"Volveré en 3 días por mi hijo... Recuérdalo, chiquita.."

"Mmm...." Gemí sin poder contenerme, revolcándome en la cama mientras me masturbaba como loca.

"Adiós.. por ahora... " Dijo sonriendo mientras salia por la ventana.

"A..adiós... " Respondí entre suspiros.

Pasaron unos minutos en los cuales no pude pensar claramente en nada. A pesar de lo confusa que había sido la noche, mis manos seguían masturbándome sin descanso una y otra vez impidiéndome analizar lo sucedido.

Durante una hora me retorcí en la cama como gata en celo y tuve varios orgasmos hasta que finalmente el cansancio me ganó. Pero a pesar de todo, estaba segura de algo. Me sentía feliz. Con una sonrisa en la cara poco a poco me fui quedando dormida.

Mañana será otro día, pensé mientras entraba al mundo de los sueños.

Mañana.. será.......

Fin

Report Story

bysimply_gabriela© 0 comments/ 7878 views/ 0 favorites

Share the love

Tags For This Story

Report a Bug

Anterior
2 Pages:12

Por favor, Puntúe esta presentación:

Please Rate This Submission:

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Please wait
Recent
Comments
by Anonymous

If the above comment contains any ads, links, or breaks Literotica rules, please report it.

There are no recent comments  - Click here to add a comment to this story

Add a
Comment

Post a public comment on this submission (click here to send private anonymous feedback to the author instead).

Post comment as (click to select):

Refresh ImageTambién escuchar una grabación de los personajes.

Preview comment

Forgot your password?

Please wait

Change picture

Your current user avatar, all sizes:

Default size User Picture  Medium size User Picture  Small size User Picture  Tiny size User Picture

You have a new user avatar waiting for moderation.

Select new user avatar:

   Cancel