tagParejas EróticasBibliotecarias Aprenden Algo Nuevo

Bibliotecarias Aprenden Algo Nuevo

byLorenzoAbajos©

Mudarse a una nueva ciudad puede ser una gran oportunidad para encontrar nuevas mujeres. Me retiré y pasé mi tiempo en busca de nuevas mujeres solteras con ganas de convertirse en putas. Podrían encontrarse en todas partes, sentado solo en los restaurantes, en los bares del hotel, caminando por las pasillos de los mercados, e incluso bibliotecas, como yo iba a descubrir pronto.

Esta ciudad tiene varias bibliotecas, grandes y pequeñas. Algunas se quedan abiertas hasta tarde, hasta las 10 o así, y se llenan de bibliotecarias encantadoras. Los que me interesaba eran las maduras que tenían esa mirada en sus ojos de tal vez no haber tenido nunca un hombre usarlos para el sexo. O haber intentado en su juventud y que algo había salido mal.

Finalmente encontré una pequeña biblioteca en un barrio de ricos. Con tres bibliotecarios en servicio en un momento dado. Las dos que me interesaban estaban trabajando el turno de tarde con una mujer más joven que les ayudaba. Ella era, obviamente, una aprendiza y pasó la mayor parte de su tiempo entrando libros devueltos en el ordenador. Las dos mujeres maduras estaban en sus años 50. Ellas recorrieron la biblioteca para hacer lo que fuera necesario, pero las noches eran tranquilas, con pocos clientes.

Una de las mujeres era de unos 1,5 metros de alto, con el pelo blanco natural. Era tan lindo como puede ser y en circunstancias normales estaría casada con hijos y nietos, pero por alguna razón ella estaba sola. Era un poco regordeta, especialmente sus pechos, pero me gustó, era mi tipo de mujer con un montón de exquisiteces. Se llamaba Julia.

La otra mujer, Sara, era más alta. Cerca de 1,7 metros de altura. Era evidente que estaba orgullosa de su pelo castaño ondulado, porque lo había dejado crecer mucho, en un estilo antiguo. Era delgada, con manos delicadas, y sus pechos eran pequeños, pero parecía estar muy sabrosa a la lengua.

Después de visitar la biblioteca varia veces para sacar libros, y echar un vistazo a las mujeres, volví una noche para encontrar a Beverly trabajando en la computadora en la recepción. Sara y Julia estaban de vuelta en las estanterías poniendo los libros en su lugar y en busca de libros fuera de lugar. Me decidí a dar un paseo por la instalaciones para ver lo que podría encontrar.

Vi a Julia por un largo pasillo y, mientras caminaba hacia ella, se volvió y sonrió, me reconocía. Le di mi más deslumbrante sonrisa y luego simplemente envolví mis brazos alrededor de ella y comencé a besar unos labios que habían estado solos demasiado tiempo. Por supuesto que ella luchaba. Ella era una dama. Pero su forcejeo se hizo más y más débil como algo que vino a la vida en ella y sintió que algo que había perdido, o tal vez nunca había sentido antes.

Su cuerpo estaba despertando de manera que no entendía muy bien todavía, pero no era desagradable para ella en absoluto, porque yo empecé a sentir su respuesta, comencé a sentir que ella me devolvía el beso, ella comenzó a sentir presionado su cuerpo regordete apretado contra el mío. Temblaba de una lujuria recién descubierta.

Cuando dejé de besarla y miré a las ojos vi una lágrima en formación. Estaba muy emocionada y con ganas de más, yo podía notarlo. Ella tomó mi mano y me llevó a una sala de conferencias por el pasillo. Tenía un pequeño sofá, así como sillas y una mesa.

Nos sentamos en el sofá y empezó a besarme de nuevo. Ella estaba tan ansiosa que estaba usando su lengua. Tomé su pequeña mano y la puse sobre mi polla dura. Era una buena aprendiza. Julia comenzó a frotar mi polla a través de mis pantalones. Estas mujeres mayores vírgenes podían a menudo convertirse en amantes apasionadas.

Pero todo esto era nuevo para ella. No tenía ni idea de cómo proceder. Yo estaba feliz de tomar la iniciativa. Le di un beso en la mejilla y luego me puse de pie. Me quité la ropa mientras ella miraba fijamente algo que nunca había visto antes en la vida real. Un pene muy duro.

Me hubiera gustado una mamada, pero yo necesitaba algo para conseguirlo. Necesitaba emocionar y deleitar a ella como nadie lo había hecho antes. Poco a poco la desnudé quitándola el sostén y liberando sus enormes tetas, y tirando hacia abajo sus bragas. Sorprendentemente sus bragas estaban decorada con hadas. Julia estaba llena de sorpresas.

Poco a poco la acosté en el sofá, luego me abrió las piernas y comencé acariciando con mi boca entre sus generosos muslos. Ella no tenía obviamente afeitado su coño, pero estaba escrupulosamente limpia, y olía a perfume de lilas. Su vello púbico era blanco como la cabeza y la concha ya estaba filtrando líquidos para lamer.

La primera vez besé y lamí sus muslos, y luego me traslade a su clítoris. Me extendí desde su pequeña capilla, así que lamí y Julia gimió. Luego lamí más fuerte y lo chupé. Ella gritó de placer.

Era el momento de lamer y chupar el coño. Empecé a chupar los jugos que estaba goteando y luego volví a lamer y morder sus labios. Ella estaba presionando su chucha en mi cara, disfrutando de todo lo que estaba haciendo. Ella iba a disfrutar mucho más con lo que aún estaba por venir.

Le di un último beso en el chocho, luego me acerqué a ella, chupando sus tetas y colocando mi polla en la entrada de su coño virgen. Entonces, por primera vez, sintió la cabeza de la polla entrando en su vagina. Fue bueno para Julia. Lo supe por el largo suspiro que dio y como su cuerpo comenzó a temblar de anticipación. Una sonrisa se dibujó en su rostro.

Ahora era el momento de romper el himen. He descubierto que lo mejor es hacer esto rápidamente. Así que le metí toda mi polla en su coño, se rompió la virginidad, y la besé mientras empezaba a chillar de dolor. Pronto ella regresaba al beso y me estaba follando ella. Me metí en ella una y otra vez. Ella respondió empujando contra mí con ganas de más y más dentro de ella. Julia tenía un orgasmo el primer minuto. Su primera vez de hacer el amor con un hombre. No fue suficiente para mí. Quería al orgasmo una y otra vez. Y lo hizo, rezumaba jugo alrededor de mi polla y cubriendo sus muslos.

Por último, solté una gran cantidad de esperma en su coño, y ella se corrió al sentir mi esperma golpear la parte trasera de su vagina. Luego, la saqué despacio porque quería ver mi leche que salia de su concha. Era una vista encantadora. Mi leche coincide con el color blanco de sus pelos púbicos.

Entonces llegó otro momento nuevo para Julia. Ya era hora de chupar mi polla. Levanté su cuerpo cansado para arriba sobre el porte del sofá y me puse delante de ella. Mi polla goteaba semen y me la levanté y la llevé a su pequeña cara y le dije que abriera la boca. Puse mi mano sobre su cabeza y la dirigí a mi polla. Ella empezó a lamer y chupar como si fuera leche materna para ella. Ella era naturalmente lujuriosa, pero no lo había sabido hasta ahora. Ahora lo sabía, y le encantaba hacer el amor. Mi polla empezó a ponerse erecta otra vez.

Yo estaba follando su boca, y Julia lo encontraba agradable mientras yo pellizcaba sus enormes tetas. Luego se puso una mano en el coño y se frotó cuando le llegaba otro orgasmo. Ella estaba apretando mis bolas con la otra mano. Como ya he dicho, era una amante natural.

"¿Que está pasando aquí?"

Apareció Sara, por suerte, no Beverly. Había estado esperando que algo como esto ocurriría. La buena suerte vive conmigo cuando viajo por el país en la búsqueda de estas hermosas mujeres maduras.

Saqué mi polla de la boca de Julia y ella gimió de frustración.

"Julia está aprendiendo algo nuevo. Se trata de una biblioteca, ¿no? Es hora de que tú aprendas algo nuevo también."

Me acerqué y usé mi método probado y verdadero. La abracé y empecé a besarla. Pero esta vez yo estaba desnudo y mi polla dura sobresalía. Me apreté a su coño bajo el vestido. Podía sentirlo. Era más alta y mi polla encontró su chucha perfectamente. Y me sorprendió agachándose y agarrando mi pene en un férreo control. Volví a besar sus labios y el cuello y las orejas. Podía oír sus gemidos con el aumento de la pasión. Entonces me detuve y la volví hacia Julia.

"Ven y mira a Julia esta noche. ¿No es hermosa? Esto es lo que el sexo hace por ti. Esto te convierte en una persona amorosa y muy linda. Ahora es tu turno Sara."

Julia se acercó y tomó las delicadas manos de Sara. Estas dos se conocen desde hace muchos años. Nunca se sabe si vas a rechazar a esa persona, o te llegará a gustar mucho. Esta mujeres obviamente se querían mucho la una a la otra.

Julia y yo comenzamos a desnudar a Sara, y su piel se puso roja de rubor. Pero sus tetas pequeñas tenían pezones duros, como pequeños rubíes. Creo que Sara se había sentido atraída por Julia durante mucho tiempo, porque muy rápidamente abrazó su cuerpo desnudo y comenzó a besarla. Sus pechos se frotaban entre sí.

"Gustad el coño, Sara," pedí.

Ella inmediatamente se metió entre las piernas de Julia y comenzó a lamer el coño de su amiga. Esto era algo que tenía ganas:. Julia en el sofá con Sara comiendola la concha y el culo de Sara en el aire con su peluda chucha esperando ser follada.

Me arrodillé detrás de ella y empecé a comer el coño. Ella fue dando y recibiendo al mismo tiempo. Sara gemía. Julia le susurraba una y otra vez, me come, me come. Y ambas estaban teniendo orgasmos mientras continuaba la comida de la chucha.

Ahora era un momento para una verdadera iniciación de Sara. Yo me levanté y empecé a empujar mi polla duro en un coño de 55 años. No había sido tocado sexualmente por otro hombre o una mujer durante años, y el sexo se limitaba a cuando tenia un orgasmo en su casa al masturbarse.

Me sentía tan bien. Así apretada, pero cremosa, y temblaba cuando empecé a follarla. Ella olía a jazmín, cuando yo metí toda mi polla en su chucha me di cuenta de que ella no era virgen, pero no había sido follada por un largo tiempo. Ya lo sabía. Sara estaba disfrutando, chillando cuando yo la tiré y ella lamió a Julia.

Empecé metódicamente, empujé lenta y profundamente, dándole orgasmos una y otra vez. Y Julia siguió jugando con su coño con los dedos, frotando su clítoris y labios de su concha y metiéndose los dedos en el coño. Ella apretaba sus enormes tetas y luego regresaba a su chucha. Sus jugos están fluyendo, y la crema del coño de Sara rezumaba alrededor de mi polla.

Finalmente llegó el momento de rociar un poco de esperma en su coño. No podía llenarlo porque ya había dado mucha leche a Julia, pero yo le di lo que mis cojones aún tenían para dar. Ella gritó cuando lo sintió en su concha. Y entonces todos nos derrumbamos juntos en el sofá.

Luego poco a poco nos levantamos, cada una de ellas se sentó en un lado mio, y ambas llegaron a cojer mi pene. Creo que ambas sólo querían tocar y ver lo que había sido en su interior. Probablemente nunca habían estado tan cerca de la polla de un hombre así. Un hombre sólo puede tener tanta admiración antes de comenzar y luego, estar a la altura de las circunstancias. Mi pene erecto se convirtió de nuevo y ahora estaban jugando con una erección. Ambas sonreían con alegría.

"Damas, que han producido algo que debe ser tratado."

Parecían inquisitivas hasta que tomé ambas cabezas y las empujé hacia abajo en mi regazo. Ellas sabían qué hacer. Ellas no tenían experiencia, pero estaban aprendiendo. Los dos comenzaron a lamer mi polla limpia, tomaban turnos, ya que veces tenían que respirar un poco. Después de unos 20 minutos de placer, finalmente exploté y cubrí las dos caras con mi leche.

Ellas se rieron como jovencitas, luego lamieron y besaron el esperma para quitarlo de la cara de la otra. Ahora eran grandes amigas del sexo, y listas para salir al mundo y encontrar más hombres a los que chupar y follar.

Mi trabajo aquí ha terminado.

Report Story

byLorenzoAbajos© 0 comments/ 3018 views/ 0 favorites
1 Pages:1

Por favor, Puntúe esta presentación:

Please Rate This Submission:

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Please wait
Recent
Comments
by Anonymous

If the above comment contains any ads, links, or breaks Literotica rules, please report it.

There are no recent comments  - Click here to add a comment to this story

Add a
Comment

Post a public comment on this submission.

Post comment as (click to select):

Preview comment

Forgot your password?

Please wait

Change picture

Your current user avatar, all sizes:

Default size User Picture  Medium size User Picture  Small size User Picture  Tiny size User Picture

You have a new user avatar waiting for moderation.

Select new user avatar:

   Cancel