tagSexo en GrupoCatalina y Juan Cap 05

Catalina y Juan Cap 05

byjulio08©

Pablo era un hombre separado con tres hijos y habia estado a la cabeza de su exitosa compañia por mucho tiempo. Era guapo y fornido. Y por supuesto era otro de los admiradores secretos de Catalina. Ella habia encontrado la oportunidad de vengarse un poco de Juan, al sentirse rechazada por no poder almorzar con ella. Pensaba que bien podia atrasar la visita con el cliente unos minutos para almorzar con su esposa. Pero Juan no lo quizo asi.

-"sigues igual de espectacular y hermosa Catalina", le dijo Pablo mirandola de pies a cabeza.

-"Gracias", dijo ella sonriendole mientras los ojos de el querian tragarse su culo.

Catalina llevaba una falda azul, tipo escosesa con pliegues, de 15 centimetros arriba de la rodilla y una blusa blanca que dejaba ver tenuemente su brasier y sus ricas tetas. Su falda se mecia de una lado a otro cuando ella caminaba, denotando unas nalgas redondas, bien formadas y dejando al descubierto sus largas y sensuales piernas.

Cuando ella se subio el BMW de Pablo, cruzo sus piernas hacia el lado del conductor y su falda quedo bien arriba, dejandolas solo para la mirada de el. Queria sentirse importante y lo estaba consiguiendo. Queria sentirse deseada y Pablo, que no perdia oportunidad para mirarle, lo disfrutaba. Cuando llegaron al restaurante, Pablo al abrirle la puerta, vio como esas dos largas piernas se descruzaron y se abrieron como el caparazon que oculta una valiosa perla, para dejar ver por un segundo, una fina tanga azul. Pablo se contuvo y disimulo lo que acabada de ver, pero su verga se puso dura inmediatamente. Durante el almuerzo, hablaron del viaje a Miami y de la empresa de Pablo. Tambien hablaron de sexo, lo que puso a Pablo caliente. Finalizado el almuerzo el la llevo de regreso a la oficina donde ella habia dejado su auto. En el viaje de regreso, Pablo estaba dispuesto a llevarla a un motel. Lo que habia pasado, le demostro a el que Catalina estaba caliente y buscaba algo que Pablo sabia le podia dar: sexo.

Se contuvo y considero que era muy pronto para hacerle a ella una propuesta de este estilo y se decidio a esperar. Al llegar a la oficina, ella al bajarse del auto, abrio lentamente sus piernas para dejar que Pablo disfrutara una vez mas de la maravillosa vista. Al despedirse de Catalina, Pablo vio despejadas sus dudas, cuando al darle el beso y el abrazo a ella, disfruto del contacto directo de sus tetas mientras que una de sus manos pasaba lentamente sobre su falda azul acariciando su espectacular trasero. Nunca el habia tenido un contacto tan cercano con ella durante el tiempo que Juan habia estado trabajando en su empresa. Catalina no dijo nada pero lo noto como un cumplido. Cuando ella salia del parqueadero del edificio, vio como su esposo llegaba en su auto acompañado por Karina. Ellos no la notaron. En ese momento, Catalina se quedo sin respiracion, pasaron por su cabeza muchas ideas de el porque Juan se habia negado y le habia mentido. Lagrimas se escurrieron de sus ojos y salio del edificio manejando su auto a alta velocidad. Llamo a Frank y le dijo que se sentia mal y que no iba a estar presente en la oficina esa tarde. Frank noto su voz extraña pero no le pregunto nada.

Catalina llego a la casa, lloro por un rato y se sento en el sofa a beber una copa de vino. Penso que tenia que hablar con Juan al respecto. Pero tambien penso en que el le estaba siendo infiel. Duante sus cinco años de matrimonio, nunca los dos habian sido infieles el uno con el otro. La unica vez que ella tuvo sexo con un hombre diferente fue con el gringo pero con el consentimiento de Juan. Se imagino en ese momento a Juan montando a Karina y viniendosele una y otra vez por detras. Le provocaba lanzar la copa contra el retrato del dia de su matrimonio que estaba sobre la mesa de centro de sala. Penso por unos segundos llamar a Pablo para agradecerle el almuerzo, en un motel, con el unico objeto de que le demostrara con su verga, cuanto el la deseaba. Su vagina completaba ya casi un mes sin ser penetrada. Ella queria pasar la sensacion de rabia y de poca importancia que Juan la estaba haciendo sentir. Queria tener sexo y sentirse adorada, como lo habia sido al cabo de estos años de matrimonio. Y Pablo era un candidato perfecto. Penso tambien en Frank, quien de seguro le daria unas buenas horas de placer, pero no queria hechar a perder la relacion de pareja que el tenia con Camila y muchos menos arruinar su matrimonio.

-"Para Pablo, yo seria un regalo maravilloso... me daria lo que necesito y haria cualquier cosa por estar encima mio" penso ella mientras que se secaba las lagrimas.

Catalina estaba dispuesta a ser infiel y estaba buscando candidato.

En ese momento sono el telefono...

-"Alo? Hola mi amor...", dijo ella al saludar a Juan.

-"Bueno, esta bien a las ocho", dijo ella colgando el telefono.

Era Juan quien le hacia saber que Frank y Camila los invitaban a comer esa noche. Ella asintio a pesar de que no se sentia bien. Penso que seria una buena oportunidad de despejar de sus cabeza las ideas de infidelidad que tenia y compartir buenos momentos. Se cambio su ropa interior, colocandose un nuevo conjunto de los que le gustaba a Juan, color negro. El brasier resaltaba sus pechos y la tanga era diminuta tipo hilo dental con finos bordados en el frente. Se dejo la misma falda azul que Pablo habia disfrutado tanto esa tarde y una blusa rosada que ligeramente ocultaba sus hermosas tetas.

Ella llego primero a la reunion y Juan al cabo de media hora. Camila lucia espectacular con un vestido corto que lucia sus piernas y resaltaba su trasero. Como ella tenia tetas pequeñas, una blusa de color negro hacia resaltar la belleza de su rostro y disimulaba bien el poco tamaño de sus pechos. Estaba perfectamente maquillada y su cara replandecia de alegria denotando su belleza. Su cabello rubio habia sido cuidadosamente peinado. Frank tenia un vestido de marca que lo hacia ver muy elegante. La mesa de la cena tenia de todo y habia mucho vino. Sorprendidos Catalina y Juan por la reunion, Frank y Camila les hicieron saber que era su aniversario de matrimonio y que querian compartir con ellos esta fecha tan especial. Los niños estaban en casa de la mama de Camila asi que tenian las condiciones para pasar una buena velada.

Durante la reunion, Catalina veia con celos y sorpresa como Juan observaba a Camila de reojo, como quisiendo detallarla con cuidado. Y ella le coqueteaba con sonrisas y miradas. Cuando se desarollaba la comida, Camila pregunto que si iban a tener hijos.

-"si claro estamos en eso pero aun no hemos definido nada", contesto Juan mientras Catalina guardo silencio.

-"Nosotros creo que ya paramos ahi. Bernardo y Paula son suficientes. Pero ustedes debieran tener tambien una parejita. Tu tan hermosa y deseable y ese Juan tan guapo y apuesto. Serian unos padres maravillosos." dijo Camila picandole el ojo a Juan y sonriendole.

-"Esta noche por ejemplo, vamos a celebrar Frank y yo en la cama, dedicados a consentirnos el uno al otro" dijo Camila con voz picante tomando a su esposo de las piernas y subiendole la mano lentamente.

-"Nosotros tambien lo haremos y celebraremos como ustedes", dijo inmediatamente Catalina mirando a Juan y colocandole su mano sobre la verga.

Todos se rieron y se abrazaron mutuamente por la celebracion. El tema del sexo empezo a ser parte de la conversacion. Camila, sin tapujos, comentaba como disfrutaba del sexo anal con Frank y de lo buen amante que era al tener multiples eyaculaciones en una noche de sexo. Catalina no se quedo atras y empezo a hablar del sexo oral que ella le daba a Juan. En ese momento, Frank y Juan lucian excitados por el tema y su vergas estaban empezando a ponerse duras. Catalina no sabia si su esposo estaba excitado por escucharla contar lo del sexo oral o por escuchar a Camila hablar del sexo anal que le daba Frank. En ese instante, Camila interrumpio la charla, abrazando a Catalina:

-"Bueno caballeros porque no mas bien disfrutamos de nuestra vida sexual ahora que estamos jovenes y bellas...en cambio de seguir hablando del tema que se que los pone duros porque no nos toman y nos muestran lo que tienen para nosotras".

-"Frank y yo arriba en nuestra alcoba... y Catalina y Juan aqui abajo en ese sofa", dijo ella señalando el sofa en que estaba sentado Juan.

-"Ahora si sienten frio nos dicen y pueden entrar en nuestra alcoba", añadio Camila sonriendo, invitando a algo mas atrevido.

Acto seguido, Frank tomo a su esposa y acariciandole su trasero la llevo escaleras arriba.

Mientras tanto, Juan empezo a besar a Catalina en el cuello mientras que sus manos recorrian sus piernas hacia arriba. Ella queria hablar del asunto de esta tarde con pero considero que no era el momento mas apropiado y lo dejo seguir. Juan subio su falda y noto la tanga negra que tanto le gustaba. Luego se la quito lentamente hasta que descubrio el clitoris colgando de esa vagina sedienta de sexo. Catalina penso en darle una mamada antes de la penetracion para ver si su esposo lograba la ereccion normal. Eso la sacaria de dudas de lo sucedido con Karina. El se nego y le pidio que se volteara doggystyle para darle por el culo. Catalina le dijo que no, que ella queria vaginal, que su clitoris queria sentir la verga de Juan en lo mas profundo y que su vulva llevaba un mes sin saber lo que era una derramada. Ella bajo sus pantalones para darse cuenta que Juan no tenia la ereccion normal, ademas sus testiculos al parecer habian sido desocupados. El tamaño de su verga no era el de la verga que usualmente penetraba y follaba a Catalina. Las sospechas de Catalina empezaban a ser evidentes. Catalina se acosto sobre el sofa y abriendo sus piernas le pidio a Juan que la penetrara. Juan se abalanzo sobre ella y la penetro lentamente. Ella notaba que Juan lo hacia con dificultad. En la posicion de misionero en la que estaba ella, el normalmente no aguantaba mas de dos minutos antes de la primera derramada. Habian pasado casi diez minutos y Juan, sin sacudirse fuertemente, seguia meneando su verga dentro de la vagina de Catalina sin venirse. De un momento a otro ella le pregunto:

-"que te pasa mi amor... aun no te has venido.."

-"Es que estoy como cansado, mi amor..", le respondio Juan sacando su verga.

Catalina vio como su verga estaba flacida y sus bolas estaban con poco volumen. En ese instante ella le pregunto"

-"Juan, mirame a los ojos..."

El la miro con cara de culpa.

-"Hiciste el amor con Karina esta tarde a la hora del almuerzo?", pregunto ella.

-"Perdoname mi amor... si lo hice... soy un estupido.. muy estupido", dijo el con la cabeza abajo. Su verga caida y sus testiculos desocupados mostraban que el habia clavado duramente a Karina en uno de los moteles cercanos a la oficina.

Catalina sintio como si le hubieran dado un golpe al alma. Se sintio humillada y engañada. Todos estos años de matrimonio en que ella le fue fiel a Juan quedaban por la borda. Juan la habia sido infiel por primera vez y ella lo sentia muy duro. Catalina controlandose le dijo:

-"Ahora quiero que te pongas la ropa y te vayas para la casa.. yo me quedare aqui esta noche en el sofa... necesito tiempo para pensar y asimilar lo sucedido."

Report Story

byjulio08© 0 comments/ 9711 views/ 1 favorites

Share the love

Report a Bug

1 Pages:1

Por favor, Puntúe esta presentación:

Please Rate This Submission:

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Please wait
Recent
Comments
by Anonymous

If the above comment contains any ads, links, or breaks Literotica rules, please report it.

There are no recent comments  - Click here to add a comment to this story

Add a
Comment

Post a public comment on this submission (click here to send private anonymous feedback to the author instead).

Post comment as (click to select):

Refresh ImageTambién escuchar una grabación de los personajes.

Preview comment

Forgot your password?

Please wait

Change picture

Your current user avatar, all sizes:

Default size User Picture  Medium size User Picture  Small size User Picture  Tiny size User Picture

You have a new user avatar waiting for moderation.

Select new user avatar:

   Cancel