C & D.Cosquillas y Dragones Ch. 02

byvincentdelacruz©

Eldara: Te necesito, a ti.

El caballero se volteó.

Vinxent: Pero no estás bien... no eres tú.

Eldara se paró y se acercó a su antiguo amante.

Eldara: "Tu juramento no tiene condiciones, ¿Oh me equivoco?" Le dijo seductivamente "Si algún día te necesito, ¿Vas a estar a mi lado? Éste encantada, drogada o esclavizada.... Hoy te necesito, digo, puedo picármela en mi soledad, pero necesito la magia de la poción y necesito sexo... No me esperaba esto... Si vuelve a pasar será mi culpa, pero ahora, estoy en medio de un error, y te necesito a ti para que me ayudes a salir de él, ¿Cuándo cometa errores puedo contar contigo?

Vinxent: Siempre...

En eso la mujer con cabellos de fuego se acercó al huésped y trató de quitarle una hombrera de su armadura, pero fue un intento muy torpe..... "Hazme tuya, Sir Nex."

El guerrero, con un movimiento de los hombros hizo que su armadura saliera disparada de su cuerpo y esta se volvió armar a unos metros de ellos como si fuera un maniquí.

Eldara y el paladín se besaron con pasión. Vinx agarró a Eldara y la llevó contra una columna, ésta se agarró con sus piernas de la espalda de su hombre y con un movimiento de su mano, hizo añicos los pantalones, la camisa de lino que cubrían a su invitado así como sus pantaloncillos interiores de algodón, estaban cuerpo a cuerpo.

El beso de la Maga era algo especial, realmente sentía la sensación de la Llama Interna en los labios de la delicada elfa, su corazón también empezaba a vibrar más fuerte.

La maga no esperó más, y colgada como estaba, es decir, con su espalda apoyada en la columna, trató de dirigir su pelvis a la de su contraparte, su caballero no la hizo esperar, y por fin le otorgó a la hembra la parte de su cuerpo que estaba buscando...

"OOoOoOoOoOhHHHhhh" Eldara sintió que su vagina se derretía como mantequilla, si bien su largo tiempo de sequía viril la tenían sin cuidado, su pócima hizo que le pesara todo el tiempo que estuvo sin sexo.

Vinxent sin pensarlo había insertado su ser en su novia, sin importarle las llamas que cubrían su pubis, pero estas no le ocasionaron ningún daño, sino al contrario, sintió en ellas algún efecto afrodisiaco..

La pócima tuvo un contraefecto, Eldara aguantó menos de diez inserciones cuando su pasión interna tomó posesión de ella y se vino toda. Vinxent se sorprendió, y de pronto se vio envuelto en las llamas que venían de su amante.

No podía negar el carácter sexual de esa energía.

Enseguida la derribó al piso, se puso encima de ella y procedió a poseerla nuevamente.

Era bueno en lo que hacía, sabía que había dejado a Eldara con una buena impresión de su noviazgo, y sabía que ahora no podía ser distinto...

Eldara hizo un gran esfuerzo para venirse junto con su amante, pues cada vez que se la metían sentía que iba a extasiarse.... Por fin, después de una excelente ejecución por parte de quien estaba arriba de la elfa, tuvieron su gran momento juntos. El atlantidán descargó toda su hombría en la dueña de la torre y ésta tuvo otra vez una experiencia multiorgásmica. La tuvo que agarrar, porque nuevamente la preciosa empezó a levitar y a envolverse en una esfera de lumbre, mientras su acompañante la sujetaba en el aire.

Se pararon, se besaron, y el de pelo negro levantó el trono que había sido derribado, e hizo que Eldara se reclinara en él, se puso detrás de su amada, la inclinó sobre el asiento haciendo que le mostrara sus carnosas nalgas y sus partes, y volvió a introducirse en su delicada feminidad.

"Ah, Ah, Ah, Ah, ah, ah, ah, ah, ah, AHHHHay, AHHHHay, AHHHHay, AHHHHay" Fueron los gritos de Eldara, realmente le hacía falta una buena cogida por atrás en la que no tuviera nada de control.

La hizo venirse, y luego él. También la hizo chillar de placer y el trono quedó derretido con tanto fuego proveniente de la orgásmica persona mágica; se la cogió en esa posición unas dos veces.

+++++++

Se sentaron en las escaleras, y luego Eldara lo empezó a besar, le devolvió los besos, y luego ella se fue corriendo.

La persiguió por la torre, por la biblioteca, los laboratorios, la armería y luego pararon en la alcoba principal.

Eldara invocó una gran mano de fuego, y con ella sujetó a Vinxent y lo lanzó a su cama.

Inmediatamente se tumbó sobre él y tomó las riendas de la cogida; su amante había hecho un buen papel, y quería devolverle la cortesía, poniéndose a la altura de su compañero.

Se movió muy bien la elfa, lo hizo gemir, y lo hizo disfrutar sus buenos movimientos pélvicos; y le dio buenas razones para que estuviera siempre grabada en la mente del espadachín.

++++++++

Momentos más tarde, los dos reencontrados amantes estaban en la piscina que estaba en el baño/spa de Eldara, se besaban arduamente, se lamían en todos lugares, y el de piel morena pasaba sus manos por la espalda y pechos de la dueña del lugar.

La rubia se sumergió y empezó a satisfacer oralmente a su pareja, sin embargo, el libido de la hechicera estaba muy encendido para más foreplay y de inmediato volvieron a juntar sus partes, Vinx se sorprendió, porque estaban cogiendo en la superficie del agua, sin hundirse, como si fuera una cama, pero tan sólo se trataba de un hechizo de densidad.

La nueva experiencia motivó al paladín a darle a la chica lo que tanto deseaba, y se lo dio bien.

+++++

En el gran balcón de la Torre, se podían ver dos figuras.

Eldara agarraba el barandal, estaba inclinada, detrás de ella estaba Vinxent quien estaba insertándole su mástil placenteramente, con una mano le sujetaba el cabello llameante y con la otra daba un trago a su frío tarro de cerveza "Aeris", una de las más preciadas cervezas de las destilerías enanas. El foráneo veía como el sol se escondía en las montañas y como sus últimos rayos iluminaban el bosque de Dorielle. Le dio un mórbido placer ver esa escena ambientada con los gemidos de su maga guardiana, y le pidió que volteara, para verle la cara, le vio sus ojos centellantes, pero con atención, pudo ver los ojos azules de su hermosa querida, descargó su semen dentro de ella y ella también hizo lo suyo.

+++++

Los dos llevaban una hora en el deshabitado calabozo, el guerrero ya había suspendido a la maga con cuatro cadenas dejándola ingrávida, y habían tenido sexo de esa manera.

A ambos les gustó la facilidad que era coger cuando ella estaba sostenida en el aire.

También la había puesto en los stocks...es decir, un pedazo de madera en donde se inmovilizan la cabeza, las muñecas y los talones de los prisioneros, en su estado de extrema cachondez, Eldara no pudo poner resistencia a los múltiples orgasmos que le fueron provocados en esa sumisa posición, y a Vinx le había gustado algo el aspecto kinky de ese lugar.... No desaprovechó y disfrutó el delicado cuerpo de la encantada.

Ahora Eldara estaba sujeta de las manos, las que estaban amarradas arriba de ella con una cadena sujeta a una de las celdas. Vinxent le hizo cosquillas eróticas, unas cuantas nalgadas, le lamió las tetas, le besó el clit, y finalmente se la cogió mientras ella la abrazaba con sus piernas.

+++++

Sir Nex estaba en la cocina, comiendo un pan élfico y su tercera botella de "Aeris", cuando de repente sintió como Eldara había logrado su objetivo de proporcionarle un espléndido sexo oral... Vinx, únicamente torció los dedos de su pie.

Eldara: "Sigamos...."

Vinxent, le dio el último trago a su cerveza... y continuó....

+++++++

El huésped continuaba fornicando a la belleza milenaria, ahora lo hacían por los aires del bosque, Eldara había casteado un hechizo de vuelo en ambos... Y aun cuando era una experiencia de ensueño, la mente del Paladín regresó a su continente natal y a los problemas que azotaban esas tierras, la elfa parecía descubrir su distracción, y su macho se volvió a enfocar en su actividad.

+++++

El huésped se dirigió a la sala del trono, iba hacía su mochila.

Eldara: ¿Qué pasa? ¿A dónde vas?

Vinxent no se había dado cuenta, pero ya llevaba seis horas copulando con su ex-novia... Definitivamente el poder de la Llama de Eldara también le había afectado, pues si bien su historial era bueno, un desempeño como este de seis horas, era fuera de serie.

Vinx: Eldara, tienes tu poción y le diste rienda suelta a tu fogosidad... Pero mi amigo y mi Tierra me necesitan.... No sé cuánto te dure tu nueva "actitud", pero yo cuento con cada hora para salvar a mi gente.

Eldara desvió su mirada. El hechizo se había acabado, quizás no el que la hacía tener cabello de fuego y una pubis llameante, pero si el de su caballero a su lado. "Siempre salvando al mundo... siempre salvando a todos."

Vinx: "..." No respondió. De su mochila sacó una poción blanca, era una poción de estámina, y se la bebió. Este día resultó agotador.

Eldara: -Suspiro- "Deja te llevó con tu amigo el dragón.. Con mi magia no debe ser difícil. Vístete. <Pulchrum>."

Dos llamas distintas envolvieron a cada uno de los personajes desnudos, éstos quedaron limpios, impecables y con un aroma agradable. Con tan sólo tocar su armadura, ésta se incorporó mágicamente en el caballero, en su cintura tenía a su espada Aztral.

Vinx: "Tenía entendido que la transportación mágica a Atlan-titán era altamente difícil.. además tu dijiste que no podías"..

Eldara: "Eso era antes. Veamos, deja uso mi orbe para poder ubicar a donde nos debemos de transportar... Espera... Lo estoy viendo."

Entonces las centellas de los ojos de Eldara brillaron con más radiación, y pudo apreciar imágenes lejanas sin necesidad de la esfera.

"Si, lo veo, Tescal, dragón con piel de obsidiana, cuerpo delgado, con dos patas, y en ellas espolones brillantes de ese material, brazos largos y con alas, como si fuera murciélago, cuello largo, y de la cabeza tiene un penacho con plumas rojas, en la línea de su espalda, junto con sus vértebras, también está emplumado."

Vinx: Ese es Tescal, ya lo conocías.

Eldara mueve la cabeza y ve: "Se enfrenta con un poderoso dragón blanco... Ohhh.. sí es grande, mide al menos 30 metros, cuando Tescal apenas trece... además que él cuenta con cuatro patas y dos alas... Su nombre es Szartharrax; es un dragón antiguo.. Es albino... blanco... como los de su estirpe domina la magia... Ésta ganando la batalla, le lanza misiles mágicos a Tescal.. No!... Lo aprisionó con cadenas mágicas....debemos apurarnos..."

Vinxent se preocupó... cientos de pensamientos invadieron su mente.

"Sígueme", dijo Eldara y tomó el brazo del guerrero, y en un segundo la maga se esfumó en una llamarada, pero Sir Nex se quedó ahí....

Con otra llamarada volvió a aparecer Eldara....

Vinxent: ¿Te teletransportaste? ¿Hasta allá? Ni siquiera sabía que eso fueera posible.

Eldara: La poción.. me hizo invencible, pero la pregunta es... por qué tú no me seguiste.

Vinxent: Sangre anti magia, ¿Lo recuerdas?

Eldara: Oh, cierto, cero encantamientos... Bueno, toma tu portal.

Con un movimiento de sus manos, se abrió un agujero en la realidad y Vinx de inmediato logró ver como a través de él estaba la tierra de RexMont en el continente de Atlan-titán.

III. Destruyendo al Dragón

Ambos cruzaron el portal, en Atlan-titán todavía era de día.

Efectivamente vieron como el dragón de obsidiana estaba amarrado y sometido en el suelo, mientas que el inmenso dragón blanco, sobrevolaba lanzándole conjuros de ataque.

Vinxent: Quédate atrás, pelear con un dragón no es cosa sencilla.... Puedes apoyarme con magia táctica o de asistencia.

Eldara: ...

La maga alzó su mano al cielo, la abrió, sus ojos brillantes emitieron un fulgor excepcionalmente radiante, de súbito cerró su puño y rápidamente lo apuntó hacia el suelo.

¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡KRAAAAAKKKAAAAAABOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOMMM!!!!!!!!!!

El relámpago más poderoso que aconteció en el mundo en los últimos 200 años, apareció de la nada.

El esplendor de la electricidad cegó a más de uno y el ruido del trueno tumbó a Vixent al suelo.

El paladín no oyó cuando el dragón blanco volador cayó al suelo, pero sí sintió su impacto, había quedado momentáneamente algo sordo.

IV Fin.

Vinxent se había reincorporado. Se levantó, volteo a ver al cuerpo de lo que era el dragón albino, y las preguntas cuestionaron su mente.

¿Por qué el dragón está en llamas?... Si bien los dragones blancos no son inmunes al fuego, estoy seguro que la carne de dragón no debería quemarse. Según recuerdo, los dragones blancos, que dominan la magia, tienen resistencias a los poderes arcanos.... ¿Cómo pudo morir de un solo hechizo? ¿Qué es ese zumbido? ¿Por qué me duelen mis oídos? ¿Este dragón lo pudo añadir a mi cuenta de dragones muertos? ¿Fue un relámpago... realmente fue un relámpago? ¿Eldara invocó ese relámpago? ¿Realmente fue un relámpago?¿Era un hechizo de Thundaga? ¿Eldara ya no tiene que pronunciar los hechizos para castearlos?

Tescal se levantó al desaparecer súbitamente la magia que lo inmovilizada, volteó a ver al cadáver chamuscado de Szartharrax, y luego a la maga, que estaba flotando, con su cabello ardiente, sus ojos fulgurosos y su calzón de lumbre... luego al dragón y luego a la maga...

Luego le habló en idioma élfico: "Iama Prestat Eldara... Te agradezco por venir en nuestro apoyo, una vez más el vínculo entre los hijos de Quelsar-Kor y los high elves, ha conquistado otra victoria y es motivo de orgullo para ambas especies"

Eldara lo volteo a ver, asentó su cabeza levemente, lo que parecía que pudiera ser un saludo, y le desvió su mirada, no le respondió. Un extraño pensamiento cruzó por su cabeza. Empezó a frotar lentamente sus piernas.

El caballero se dirigió corriendo al centro de la ciudad de RexMont, pudo ver que el noble Tescal había hecho bien su trabajo defendiendo a la comunidad, solamente había pequeños daños a algunas las casas.

Eldara apuntó sus dos manos al descomunal cadáver, y luces mágicas empezaron a dirigirse hacia el cuerpo del dragón...En instantes, todos las piezas útiles de ese extinto ser habían desaparecido. Estaba transportando los componentes del dragón maligno a su torre. Solamente quedaron huesos, carne y pellejo que estaban totalmente chamuscados.. lo demás había desaparecido.

El dragón de obsidiana se quedó impresionado con su gran poder arcano.

Eldara se dirigió volando al lado del caballero, en el centro del pueblo, y con movimientos de sus manos invocó sirvientes invisibles que procedieron a realizar reparaciones las casas destruidas... Cuando vieron a la maga todos salieron a aplaudirles y a vitorearlos, también se acercó el dragón negro brillante.

Aunque el motivo de los aldeanos era un auténtico y genuino agradecimiento, los varones no pudieron parar de admirar a la creatura élfica flotante, que solamente estaba cubierta por una pequeña tanga de fuego.... A más de uno provocó una grata sorpresa.

Vinxent estaba contento, porque todo había salido bien, y el dragón obsidiano, tenía también gran orgullo de haber resistido a tan formidable rival.

Eldara otra vez estaba en una posición vergonzosa. Con sus poderes casi podía oír los sentimientos de lujuria de la comunidad y eso la excitaba más. Además de que su Llama interna estaba haciendo estragos en su parte sensible... Constantemente tenía que frotar sus piernas para no volverse loca, y en forma disimulada se daba un pellizquito en la parte central de sus tetas.

Vinxent: traducido del atlante: (Pueblo de MontRex, el mal hoy fue vencido gracias a la Poderosa Eldara, Los dioses Salven a Eldara!)

Se oyeron gritos y aplausos.

Para Eldara eso era todo lo que podía soportar, en el ambiente podía sentir la ola de excitación de hombres y mujeres, así como la envidia de muchas aldeanas... todo esto era porque el centro de atención era su bello cuerpo encuerado.

Eldara exigió a Vinx en idioma común, el cual no entendían los aldeanos: "Quiero cogerte ya....encima de tu dragón." Y levantó su mano para saludar a la gente, mientras cada vez era más imposible disimular frotarse sus partes con sus piernas.

Tescal, quien escuchó a la foránea, volteó a verla con ojos de asombro e incluso movió su largo cuello para mirarla de frente.

Vinxent: ¿Disculpa, que dijiste?

Eldara: "Lo que oíste, móntate a tu dragón, vámonos volando, y mientras surcamos los cielos, quiero que me hagas lo que tan bien sabes hacerme..."

Vinxent volteó a ver a Eldara, luego a Tescal y luego a Eldara.

Eldara: "¿Recuerdas cuando afirmaste que nunca me dejaría violar por un pueblo entero?... Cambié de parecer.... Así que móntate en ese dragón y ayúdame a cumplir mi fantasía.... A mi edad no es fácil tener fantasías sexuales sin realizar. De lo contrario... No respondo la manera en que use mis poderes para acabar con este apetito sexual... Que me recuerden por matar un dragón está bien... pero si no me truenas ahorita mismo, de seguro me recordarán como la ninfómana del Oeste.. y por muchas generaciones"

Los tres se fueron alejando rápidamente de la multitud.

Vinxent: "Lo siento amigo.... Eso te pasa por no poder vencer a un dragoncito albino....."

Tescal: "¿Por qué no puedes tener amantes normales......?"

El dragón negro volaba sobre los desérticos valles y las imponentes montañas; montado sobre él, estaba su viejo amigo, cabalgándolo, como tantas veces lo había hecho. Portaba casi la totalidad de su armadura, salvo la parte que cubría su pelvis y cintura. Y montando al jinete estaba la Elfa Eldara, que por fin estaba cumpliendo su sueño con el cual tanto se masturbaba de adolescente, ser penetrada por un valiente caballero en armadura reluciente, mientras cruzaba los aires con un dragón de batalla.

El paladín estaba sentado en su montura, mientras cogía de frente a su acompañante y le agarraba sus enormes globos que tenía en el pecho. Después de otro relampagueante orgasmo, Eldara se volteó y le dio la espalda a Vinx, y ahora se sostenía encima del dragón con sus cuatro extremidades, mientras se inclinaba para acercarle la pelvis a la cintura del caballero, y por atrás Vinxent se acercaba con su miembro a la parte interna de la maga, para continuar con el acto sexual.

Para ser honestos, se requería cierto grado de habilidad, fornicar en una lagartija voladora no es fácil.

Al dragón empezaba a molestarle los continuos gemidos y gritos de la maga, había tenido que cruzar valles inhóspitos, porque las exclamaciones de la elfa se oían por todo el terreno que sobrevolaban.

Fue un buen día para Eldara, logró la famosa poción que tanto anhelaba, salvó un pueblo lejano, ayudo y recuperó al mejor de sus amantes; y sobre todo, desempolvó el óxido sexual que tenía su entrepierna.

Estaba contenta, y seguía moviéndose lo más eróticamente posible mientras sentía dentro de ella a su jinete volador... Iba a tratar de vivir lo mejor posible su fantasía.

Vincent de la Cruz

VII-MMXIII.

Ver. 1.0

Report Story

byvincentdelacruz© 0 comments/ 2822 views/ 0 favorites

Share the love

Tags For This Story

Report a Bug

Anterior
3 Pages:123

Por favor, Puntúe esta presentación:

Please Rate This Submission:

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Please wait
Recent
Comments
by Anonymous

If the above comment contains any ads, links, or breaks Literotica rules, please report it.

There are no recent comments  - Click here to add a comment to this story

Add a
Comment

Post a public comment on this submission (click here to send private anonymous feedback to the author instead).

Post comment as (click to select):

Refresh ImageTambién escuchar una grabación de los personajes.

Preview comment

Forgot your password?

Please wait

Change picture

Your current user avatar, all sizes:

Default size User Picture  Medium size User Picture  Small size User Picture  Tiny size User Picture

You have a new user avatar waiting for moderation.

Select new user avatar:

   Cancel