Damas Exclusivas

byjulio08©

-"Mi vida, date un duchazo y vete a dormir...", añadio Patricia mirando a Valentina y deteniendose en medio de los escalones. Al dejar que una de sus piernas quedara sobre un escalon mas alto, nuevamente mire como la sexy bata permitia que los pronunciados labios vaginales sobresalieran de entre sus piernas y la inmensa vulva de Patricia fuera clara y visible.

Patricia me miro y sonrio al darse cuenta que yo observaba perplejo la hermosura de su sexo. Finalmente, su figura se perdio en medio de las luces tenues del segundo piso mientras yo seguia con mi mirada el movimiento de su fantastico trasero.

La noche siguiente mientras Raúl escuchaba música de Beethoven en su sala de audio y video, el era el único testigo mudo de como las cámaras de TV registraban a su bella hija Valentina acostada boca abajo sobre la cama, con un gran cojín bajo su abdomen, mientras que el doctor López, justo encima de su hermosísimo culo, sacudía su cuerpo cadenciosamente dando a entender que su verga se desplazaba libremente dentro de su sexo. Valentina, con su juvenil cuerpo desnudo, gemía y disfrutaba al sentir como la verga del vicepresidente de la compañía se deslizaba dentro de su vagina, mientras que el hacia esfuerzos sobrehumanos por contener la inminente eyaculacion al ver y sentir como su coño entraba y salia de entre esas hermosas y redondas nalgas.

En la otra cámara aparecía yo, aferrado a la cintura de Patricia, ella en posición doggy y mi abdomen pegado como un imán a su fantástico culo, con mi verga en lo profundo de su ano, minutos después de que mi coño eyaculo otra poderosa carga de semen dentro de su trasero. Esa noche ella me hizo sentir especial. A diferencia de sus amantes, no tuve que pagar los 1000 dólares por las dos horas de sexo con ella. Además, dejo que mi verga sin condón entrara dentro de su vagina y su redondo culo para que disfrutara de la sensación plena de su sexo y de paso, claro, los dejara llenos de mi esperma. Durante esas dos horas sobre su cama pedí perdón a Dios por lo que estaba haciendo, pero cada orgasmo lo disfrute plenamente al tener solo para mi su bello cuerpo y expresarle con cada gigantesca derramada cuanto la deseaba. A pesar de que yo sabia que mi verga no era la primera que lo hacia con ella, disfrute intensamente por primera vez en mi vida de sexo anal con una mujer y esa noche mi verga tuvo la fortuna de hundirse dentro del atlético culo de Patricia.

Abrí los ojos y me di cuenta que todo había ocurrido muy rápidamente. Fue como un sueño convertido en realidad y a mi mente vinieron todos esos momentos. Levante la cabeza y a mi derecha sobre la mesa de noche, vi el calendario digital colgado sobre la pared el cual marcaba la hora y la fecha. Eran las 11:23 PM de Agosto 23. Era la noche de mi cumpleaños. Gire mi cabeza y a mi izquierda una foto mía con mi madre me recordaba donde me encontraba. Estaba en mi habitación y la luz tenue aun encendida, dejaba respirar un ambiente romántico. Baje mi cabeza y me di cuenta que estaba justo encima de ella. Valentina boca abajo, tenia su cabeza girada mirando hacia la puerta con sus ojos cerrados y la expresión de su rostro mostraba placer. Su espalda desnuda, sexy y femenina, su diminuta cintura y su cadera, me hicieron recordar que esa noche ella fue solo mía. Mas abajo sus paradas y espectaculares nalgas se confundían con mi obeso abdomen. Y por supuesto, mi dura verga permanecía oculta dentro de ano. Esa noche Valentina me dio el regalo de cumpleaños mas especial al dejar que su hermoso culo recibiera mi verga. Después de clavar salvajemente su dulce vagina por mas de tres horas, en diferentes posiciones, Valentina me dio la oportunidad de abrir sus espectaculares nalgas y permitir que mi coño se le hundiera lentamente dentro de su estrecho ano. Esa noche tuve la segunda experiencia de sexo anal y su lindo y bello trasero, salpicado de semen en el hoyo de su ano, mostraba como mi coño la habia clavado.

-"Creo que es hora de irme Javier...", fue lo que dijo ella abriendo sus ojos.

En medio de sus gritos y gemidos, esa noche toque el cielo y me pegue la derramada del siglo al finalmente hacer realidad el sueño de penetrar el sensacional culo de Valentina y confirmar que su trasero y una noche de sexo con ella fueron el mejor regalo por recomendarle que dejara de prostituir su cuerpo y retomara sus estudios universitarios. Ella dejo hace 3 meses el grupo de Private Escorts gracias a mi insistencia, a pesar de que su madre sigue aun ocupada los fines de semana permitiendo que adinerados y falsos padres de familia la monten y luego de las dos horas mínimas de sexo, dejen su ano y su vagina enrojecidos por la fricción de sus vergas, mientras que el enfermo de su padre sigue grabando DVDs con las eróticas imágenes captadas por el circuito cerrado de TV donde su esposa, la dulce, bella, amable y atractiva instructora de Aeróbicos del Fitness Gym de Miami, Patricia Otero, aparece desnuda sobre su cama, en posición doggy mientras que sus amantes, aferrados a su cintura, le clavan intensamente sus vergas y en medio de gritos, expresan el fantástico placer de la eyaculacion y el orgasmo.

Report Story

byjulio08© 0 comments/ 13619 views/ 1 favorites

Share the love

Tags For This Story

Report a Bug

Anterior
2 Pages:12

Por favor, Puntúe esta presentación:

Please Rate This Submission:

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Please wait
Recent
Comments
by Anonymous

If the above comment contains any ads, links, or breaks Literotica rules, please report it.

There are no recent comments  - Click here to add a comment to this story

Add a
Comment

Post a public comment on this submission (click here to send private anonymous feedback to the author instead).

Post comment as (click to select):

Refresh ImageTambién escuchar una grabación de los personajes.

Preview comment

Forgot your password?

Please wait

Change picture

Your current user avatar, all sizes:

Default size User Picture  Medium size User Picture  Small size User Picture  Tiny size User Picture

You have a new user avatar waiting for moderation.

Select new user avatar:

   Cancel