El Profesor de Tenis Cap. 05

bylurrea©

Después de unos segundos en silencio, agregó "¿Y sabes lo que más siento? " Le dijo Verónica.

"¿Qué?"

"Que no pude retribuirle como yo quería" Dijo con voz dolida.

"¿Cómo qué?" Dijo Alicia, haciéndose otra vez la gansa.

"¡Vamos, tú sabes, tú misma me lo dijiste. Mamársela!" Dijo Verónica, y sin poder contenerse, lanzó una risotada.

"¿Y por qué no pudiste hacerlo, estuviste dos noches con él para hacerlo?" Preguntó extrañada Alicia.

"Si lo conocieras. Las veces que traté de bajar, me giró de guata y me dio hasta dejarme casi muerta. Al tipo no hay manera de manejarlo. Él te maneja a ti. Y cuando él decide comer tu coneja, agárrate. Te mantiene allí como si el tiempo no existiera. ¡Y se te olvida todo!"

"Pero, bueno. Puedes decir que te sacó o tú le sacaste el jugo durante estos dos días. Además, Vero, no puedes ser tan golosa. Ahora tienes a Germán. No querrás tener pan y pedazo." Le dijo Alicia, riendo con ella.

"Uff, pero no es fácil olvidar ese pedazo. Lo tiene tan rico, amiga" Le dijo y continuó riendo.

Por la mente de Alicia volaban las imágenes, y se estremeció al oírla y sólo atinó a decir: "Lo tengo requete claro, amiga. Ahora te dejo, porque tengo que trabajar. Conversamos. Un abrazo" Y cortó. Tenía sus bragas mojadas, al momento en que entraron a la sala las mujeres del comité de coordinación del banquete de gala.

****

Parte 3

Julián miró hora: eran 10 para las 12, y se dirigió a la cancha que habían asignado a Pedro. Este sería su tercer partido, aún le quedaba un partido más para clasificar. En las canchas se veía muy poca gente, ya que las clasificaciones no atraen público- Se sentó en un costado del court , en donde estaría inicialmente Pedro. Desde allí podría enviarle algunas señales a medida de que lo requiriera y dependiendo de cómo le iba en el partido. Pedro comenzó bien y ganó el primer set con alguna dificultad. En el segundo set, Julián se dio cuenta que su amigo se lo veía con poca movilidad al atacar y tuvo que hacerle algunas señas convenidas, para indicarle que debía mantener el peloteo sin apresurarse. Esas indicaciones fueron vitales, ya que logró ganar el segundo set y el partido. Pedro terminó de saludar a su contrincante y al juez y se dirigió rápidamente donde su amigo.

"Gracias, gracias, Julián. Esa última instrucción te diré que fue clave. Te debo una" y le dio un fuerte apretón de mano. En ese momento vieron a Alicia que se acercaba sonriendo.

"Felicitaciones. Alcancé a ver los últimos puntos. Veo que tienes un buen coach." le dijo apretando la mano de Pedro.

"El mejor, y por lo mismo, creo que va a subir sus tarifas de profesor" Le dijo Pedro riendo.

"¿Es cierto, Julián?" le dijo ella, mientras acercaba su rostro para que la saludara con un beso en la mejilla.

"La verdad es que no, aunque nunca te dije cuánto cobraría" Le dijo Julián, que le había tomado la mano y la retenía más de lo habitual.

"Tendremos que conversar el tema de la tarifa" Le dijo ella, retirando su mano y mirándolo coqueta.

"Qué te parece que lo discutamos mientras almorzamos. Pedro paga" Dijo Julián mirando a su amigo.

"Ok. Ok. Estoy en deuda contigo, en todo caso. Ahora me voy a la ducha. Mientras, anticipen un poco el tema del tarifado" Dijo Pedro, mientras tomaba su bolso y partía hacia los camarines.

"Bueno, cuéntame un poco de ti, Alicia" Dijo Julián cuando Pedro se alejó.

"Y bueno, no hay mucho que contar" Por un momento ella dudo en decirle de su estado civil. ¿Debería sincerarse? Creo que no es el momento, pensó. Verónica tampoco le había dicho de inmediato de su noviazgo y la aventura había funcionado, ya que le había comentado que a él eso no le importaba. Debería actuar del mismo modo. "Tengo una empresa organizadora de eventos, y en este momento el club municipal me contrató para hacerme cargo de la logística de este torneo de tenis."

"Ah, qué bien. Por lo que podré verte más a menudo" Le dijo mientras recorría extasiado el rostro de la rubia. Con cada minuto que pasaba con ella, entraba más en su retina.

"¡Pero si te contraté como mi profesor de tenis. Me verás todas las tardes!" Le dijo ella, simulando estar enojada.

"Uff, qué torpe. Mirarte me ha vaciado el cerebro" Dijo él sonriendo.

"¿Tanto así? Entonces aprovecharé para que lleguemos a un acuerdo respecto de tu tarifado, entonces" Le dijo ella, manteniendo el tono ligero y de coqueteo que comenzaba a tomar su charla.

"Tanto así, que dejaré que tú seas la que fije el honorario y el número de sesiones."

"¿Cómo, honorario, ¿es que vas a hacerme una consultoría? En todo caso, me gusta eso de sesiones. Suena muy... íntimo" Dijo ella manteniendo sus ojos chispeantes.

"¿Ves, como me tienes? Digamos entonces, la tarifa por clase"

"No. Por sesión. Me gusta más" Dijo ella manteniendo su mirada pícara. En ese momento, Alicia se la jugó a fondo. El todo por el todo se dijo, y estaba segura que él reaccionaría bien. Era hombre, y los hombres son tan predecibles. Lo haría pedazos con lo que le iba a decir. Se inclinó y acercó hacia él con su boca muy pegada a su oído, tanto que puso sentir su aliento cálido cuando le susurró muy bajito, evitando que nadie cercano pudiera escuchar, sólo él: "¿Qué tal si te pago con una mamada?"

Él sonrió y miró sus hermosos y grandes ojos verdes que lo miraban chispeantes, risueños, como dos lagos insondables que aguardaban prometiendo algo indefinible.

"¿Por sesión?" Retrucó él.

Ella mantuvo la cercanía de su rostro con el suyo: "Por sesión. ¿Pero, podrás soportarlas? Juegas el domingo" Le dijo ella sosteniendo la mirada de los ojos negros de él, que veía brillar, divertidos.

Julián se echó atrás en la silla y llevando sus manos a su cabeza, se mesó los cabellos, riendo.

"Será. No me queda alternativa".

"¿Por qué no te queda alternativa?" Dijo Pedro que había aparecido detrás de ellos, sin que ellos se percataran de su llegada.

"Que la tarifa que fijamos, se pagará en función de los resultados" Dijo Alicia con una sonrisa de oreja a oreja. Iba a seguir jugando, esta vez con ambos.

"¿A qué resultados te refieres" Preguntó Pedro.

"Que si le va bien este domingo en su partido inicial del torneo, la tarifa se paga. En caso contrario, cesa de inmediato. No más clases, no más pagos" Dijo sonriendo Alicia, mientras miraba intensamente a Julián, que no decía palabra.

"Ah. Ya veo amigo, veo que se la pusieron difícil. Y usted que pensaba ganarse unos dinerillos extras a costa de esta dama" Le dijo riendo Pedro, mirándolos a ambos.

"¿Así? Entonces se la voy a poner aún más difícil" Agregó Alicia.

"¡Como que más difícil, si vas a recibir clases de un coach, no de cualquier profesor de pacotilla" Exclamó Julián, riendo.

"Sí. Las clases de hoy y hasta el viernes, van sin pago. Te pagaré todo, si ganas el domingo. Y no se habla más" Dijo ella cruzándose de brazos.

"Ves Pedro. Hablar con mujeres, es como acostarse con niños. Amaneces todo mojado" Dijo riendo Julián.

Todos soltaron la carcajada, ante la implicancia de sus palabras. Pedro miró su reloj y dijo: "Vamos muchachos, tenemos que ir a almorzar. Conversaremos allí de otra cosa, ya que al parecer, el asunto del tarifado quedó zanjado entre ambos."

****

Esta historia continúa

(No olvide votar. Espero sus comentarios; serán bienvenidos)

Report Story

bylurrea© 0 comments/ 589 views/ 0 favorites
Anterior
2 Pages:12

Por favor, Puntúe esta presentación:

Please Rate This Submission:

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Please wait
Recent
Comments
by Anonymous

If the above comment contains any ads, links, or breaks Literotica rules, please report it.

There are no recent comments  - Click here to add a comment to this story

Add a
Comment

Post a public comment on this submission (click here to send private anonymous feedback to the author instead).

Post comment as (click to select):

Refresh ImageTambién escuchar una grabación de los personajes.

Preview comment

Forgot your password?

Please wait

Change picture

Your current user avatar, all sizes:

Default size User Picture  Medium size User Picture  Small size User Picture  Tiny size User Picture

You have a new user avatar waiting for moderation.

Select new user avatar:

   Cancel