tagIncesto/TabúElla Me Da Una Buena Calificación

Ella Me Da Una Buena Calificación

byLorenzoAbajos©

Así que de todos modos, yo no era una especie de genio, o algo así. Yo era un poco más inteligente que los demás. Estaba en el último año de la escuela secundaria.

Yo siempre había sido el más pequeño de la clase. Ahora era aún peor. Si no fuera por un nuevo amigo, Leo, me habrían pegado todos los días. Los niños odian a cualquiera que creen que es más inteligente que ellos. Pero Leo era especial. Él era un poco lento en algunos temas, y yo siempre le ayudará a estudiar y él fue capaz de pasar con buenas notas. Más tarde me dijo que gracias a mi, había conseguido la graduación. Tal vez sea así. Pero el era mi protector en la escuela.

Ahora vuelven recuerdos de los años pasados. Leo había ido a la par conmigo y estábamos en nuestra clase de último año juntos.

Biología fue impartida por la Sra. Caldera. Ella era una mujer bonita. Cerca de 39 años de edad. Por supuesto, todos los pobres estudiantes de la clase dijeron que sólo era buena para una cosa. Pero me gustaba. Ella estaba bien formada en su asignatura. Y siempre me dio espacio para estudiar cualquier materia biológica que me interesaba.

A finales del semestre, con la graduación que se avecina dentro de 4 semanas, me dijo que ella no tenía tiempo para dedicarle a mis proyectos especiales durante el día escolar. Yo estaba un poco decepcionado, pero dispuesto a seguir lo mejor que pudiera. Estaba trabajando duro para conseguir una beca académica y unos cursos avanzados en Biología.

Pero ella dijo que podría darme una solución. Podía llevar mis proyectos, que trata de la investigación en Internet y todos mis apuntes, a su apartamento por la noche, ella podría darme un poco de su tiempo libre. Esto fue genial. Se puede ver que ella era una maestra devota. Todavía hay un montón de gente buena como ella en el mundo.

Así que empecé a ir al apartamento de la Sra. Caldera los viernes por la noche, cuando ella tenía mucho tiempo libre. Así que los dos podríamos completar nuestro trabajo individual durante el fin de semana.

La primera vez que estuve en su apartamento, estaba vestida con ropa de ejercicio. Ella acababa de venir de hacer su gimnasia y me preguntó si podía ducharse antes de que comenzáramos a trabajar. Eso no era una problema para mí. El cuarto de baño estaba a la vuelta de la esquina de la sala principal, al lado de su dormitorio. Podía oír su canto en la ducha. Eso fue muy relajante para mí.

Nunca había tenido una cita. Nadie en mi clase estaba interesado en salir con un chico tan joven. Así que estar tan cerca de una mujer bonita era agradable. Y ella era muy bonita. Siempre bien vestida, con énfasis en sus hermosas tetas, su cintura muy delgada, y lo único que se podría llamar un buen culo. Y sus piernas. Dios, no se describirlas, eran largas y todo curvas.

En pocos minutos, salió de la ducha todavía secándose el pelo rubio. Lo llevaba corto para mayor comodidad. Era una mujer adorable. Ahora llevaba una camiseta (sin sujetador debajo) y pantalones cortos. Iba descalza. Esto se estaba poniendo cada vez mejor.

Nos pusimos a trabajar en un proyecto que tenía sobre las especies de las aves en América Central. No era interesante para ella, pero trabajamos duro en ello durante dos horas. Entonces, ella dijo que necesitábamos un descanso. Ella se fue y volvió trayendo unas cervezas. ¿Estaba pensando en mí como un igual?

"Ahora recuerda una cosa, lo que pasa en mi casa, se queda en mi casa," y se echó a reír con una risa deliciosa que hemos escuchado muy pocas veces en la clase.

Después de esa noche que nada sucedió, me pareció que algo especial tenía que suceder. Tenía ganas de la próxima sesión, el viernes siguiente.

A la semana siguiente me presenté a la hora habitual. Una vez mas la Sra. Caldera estaba en ropa ejercicio, a punto de tomar su ducha. Me pareció muy bien. Escuché una vez más mientras cantaba en la ducha, pero esta vez me decidí a sacar mi polla y jugar con ella mientras ella se duchaba. Puede que nunca hubiera tenido una cita, pero sabía cómo masturbarme como el mejor de mis compañeros.

Oí la ducha se apaga, así que metí la polla de nuevo en mis pantalones. Unos minutos más tarde, entró en la sala principal llevando su camiseta y pantalones cortos de costumbre, con sus hermosos pies descalzos. Pies que podrían hacer que cualquier hombre se calentara. Ella sonrío mientras entraba, y luego miró hacia abajo a mis pantalones. Todavía tenía una erección. Ella con una pequeña sonrisa dijo: "Vamos a ir a trabajar Pedrito." Hemos trabajado de nuevo en algunos problemas de biología matemática, y de nuevo nos tomamos un descanso después de dos horas. Nuevamente trajo unas cervezas.

¿Sabes una cosa?, Pedro, tú eres realmente el mejor estudiante que he tenido. Me pregunto si podrías ser el mejor en algo más."

Me sonrió y yo lo hice tímidamente, me agradó el cumplido, pero no estaba muy seguro de lo demás.

"Espero que sí," le dije con una sonrisa ingenua.

Ella extendió la mano, tocó mi mejilla con su mano suave y susurró: "Tan dulce."

Luego dijo con valentía: "Está bien mi hombrecito, esta noche empezarás a aprender algunos proyectos muy especiales". Y empezó a desnudarse. No tardó mucho. Sólo su camiseta y sus pantalones. No llevaba bragas ni sujetador. "Ahora es tu turno hombrecito." Yo estaba tan ansioso que cuando me levanté para despojarme del pantalón me caí en el sofá. Ella se rió con una alegría que era contagiosa, así que se echó a reír también, y continuó desnudándome hasta que yo no tenía nada en absoluto, sólo un pene erecto. No era enorme, pero me había medido, por supuesto, y era 15 centímetros más o menos.

Lo primero que quería saber era lo que sabía sobre el cuerpo de una mujer. Eso era casi nada, por supuesto. Así que ella empezó a mostrarme cosas. Siempre la profesora. Empezó en la parte superior, y me habló acerca de las zonas erógenas, como los labios y las orejas y el cuello. Después bajó a sus pechos con sus pezones ya duros como el diamante. Eran muy redondos y se hundieron un poco, pero era muy tentador para mí. Me gustaban sus tetas.

Ella me mostró dónde tocar, y cómo, ya sea suave en algunas momentos, o pellizcos duros en otras ocasiones. Y, por supuesto, la manera de chupar hasta que su coño comenzara a chorrear jugos. Traté de hacer eso, y supe que lo había conseguido, porque ella empezó a chillar y frotar su chucha con la mano y los jugos fluían sobre sus muslos. La chupé incluso más duro y ella gritó, pero me apretó la boca con más fuerza contra sus pezones. Así que sabía que estaba haciendo un buen trabajo.

Durante todo este tiempo, ella había estado sosteniendo mi polla. Me temo que brotaba mi semen sin control y me corro sobre ella, pero ella sólo se río con una alegría especial para la vida.

"Ha sido perfecto, Pedro, mi hombrecito." Y empecé a tener otra erección.

Después me mostró cómo incluso el estómago puede ser divertido, cuando metí la lengua en su ombligo y luego la pasé por toda la zona del vientre. A ella le gustaba eso. Y a mi también.

Por debajo del vientre ¿qué? La concha, la chucha, el misterioso abismo del conocimiento oculto. En otras palabras, las cosas buenas. Ella me mostró su clítoris para enseñarme. Un pequeño botón arriba de los labios de su coño. Era muy fogosa buscando su placer y yo pensé que necesitaba un montón de atenciones. Ella corroboró mis pensamientos. Podía correrse a chorros simplemente conque yo la lamiera el clítoris.

Así que la lamí y ella me roció la cara. Mucho. Era una mujer muy sexual. Ella era especial, ya que sus orgasmos eran largos y continuados, un capricho de mujer.

Ahora tengo que explorar su concha. Primero los labios mayores y los labios menores, con toda la jugosidad dentro. Olía tan dulce, como el jazmín y miel. Me podría haber comido todo. Pero ella me pidió que explorara con mis dedos, me dejé guiar. Incluso le metí uno, luego dos, luego tres dedos en el coño y comencé a empujarlos dentro y fuera de su vagina.

A ella le gustaba así. Entonces me dijo que quería lamer mis dedos. Después ella me besó, saboreando su propio sabor. Estaba aprendiendo muchas cosas nuevas.

"Está bien, pequeño hombre, vamos a por el oro." Ella agarró mi polla palpitante, me llevó entre sus piernas, metió mi polla en su bote de miel, y subió sus largas piernas apoyándolas sobre mis hombros. "Ahora me jodes", me ordenó.

Comencé mi primer, y así Dios me ayude, mi mejor polvo. Me parecía que no podía dejar de chocar mi polla en esa chucha mojada, pegajosa. Y yo estaba tan contento por no había eyaculado todavía porque podía coger todo el tiempo que ella quisiera. Ella había comenzado a gemir y a chillar después de tres o cuatro golpes, pero no se detuvo por ello, realmente lo estaba disfrutando.

Finalmente, ella había terminado con un orgasmo, y me dijo: "Dispara la leche para mi, bebé. Déle a mamá." Yo lo hice. Le di lo que me quedaba en mis bolas, y fue suficiente para llenar hasta el fondo de su vagina.

Pensé que había terminado conmigo por esa noche, pero se levantó poco a poco, fue a la cocina y volvió con dos cervezas. Estaba muy interesante sentada en el sofá con los pies encima de la mesa de café, bebimos la cerveza juntos, ella seguía completamente desnuda. Así fue como yo quería vivir por el resto de mi vida.

Después de haber terminado nuestras cervezas se fue y consiguió dos más. Yo no estaba borracho después de una cerveza, pero la segunda, probablemente me haga un poco de efecto ya que no estoy acostumbrado a beber.

Entonces nos sentamos y charlamos como iguales, discutiendo la escuela y la universidad, y cómo ella no se había casado porque nunca encontró a un hombre tan bueno como yo. Estaba sonrojado, pero muy contento. Estábamos disfrutando de nuestro tiempo juntos.

Finalmente, ella me miró con esa exquisita sonrisa. "¿Alguna vez te hicieron una mamada, cariño?"

"No, señora."

"Llámame Silvia a partir de ahora, mi amante."

A continuación, procedió a enseñarme lo que es una verdadera "chupar la polla" como debe ser. Ella me tendió en el sofá, todavía desnuda, con mi polla dura que ahora sobresale en el aire. Ella besó la cabeza de ella con sólo un toque de la lengua. Entonces movió sus labios hasta mis bolas y utilizó la lengua y los dientes para llevarme a la gloria. Mi pene se retorcía en la anticipación.

Entonces Silvia comenzó a correr su lengua alrededor de mi polla en un remolino circular, dejando saliva y jugos de su concha todavía pegados a ella. Después Silvia lo agarró con una mano y lo trató como un cono de helado. Lamiendo y chupando y no dejando que nada se escurra. Luego se empleó prácticamente con toda la boca, mordiendo suavemente y chupando con fuerza. Estaba realmente haciendo el amor con la polla. Y mi polla encantada. Había tirado la leche dos veces esta noche ya. Quería volver a disparar, pero tomaría un tiempo aún. Silvia actuó como si tuviera todo el tiempo del mundo.

Por fin, después de haber chupado y hecho el amor con mi polla por un largo tiempo, finalmente tuve que disparar mi semen. La rocíe la boca sorprendiéndola y haciéndola casi una mordaza antes de empezar tragar toda mi leche. Entonces pude ver su sonrisa alrededor de mi polla como ella me chupó y seco de todo el semen que me quedaba. No pude correrme otra vez esa noche, incluso si estuviera amenazada mi vida.

"¿Cómo fue la clase de esta noche, Pedro?"

"La mejor clase que nunca voy a tener en mi carrera, Silvia."

"Sobre tu carrera..... Tú entiende que vas a recibir la más alta calificación posible en mi clase."

"Pensé que podría ser el caso, maestra Silvia."

Después me enteré de que Silvia iniciaba a los mejores estudiantes que tenía en su clase. Me sentí orgulloso de contarme entre ellos.

Report Story

byLorenzoAbajos© 0 comments/ 5716 views/ 0 favorites
1 Pages:1

Por favor, Puntúe esta presentación:

Please Rate This Submission:

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Please wait
Recent
Comments
by Anonymous

If the above comment contains any ads, links, or breaks Literotica rules, please report it.

There are no recent comments  - Click here to add a comment to this story

Add a
Comment

Post a public comment on this submission.

Post comment as (click to select):

Preview comment

Forgot your password?

Please wait

Change picture

Your current user avatar, all sizes:

Default size User Picture  Medium size User Picture  Small size User Picture  Tiny size User Picture

You have a new user avatar waiting for moderation.

Select new user avatar:

   Cancel