tagFeticheGV1016 Ch. 11

GV1016 Ch. 11

byvlades©

Ding Dong!

Harumi y yo sufrimos un sobresalto después de haber pasado por un rato largo sin ningún ruido mas que el de las páginas de losa folletos y revistas que leía.

Mi dueña se levanta del sillón y va directa a conocer quien toca el timbre. Abre...

- Muy buenas, Yurena!

- Ay chiquilla, perdóname el retraso...

- No para nada, agradecida estoy de que vengas para ayudarme.

Mientras estoy en posición quieto las oigo casi a mi espalda dándose besos en las mejillas. Entonces Harumi me llama...

- GV1016, ven a mi!

Gateo hasta llegar con mi hocico a sus zapatos y beso cada uno de ellos mientras Harumi de pie agrega:

- Saluda a Yurena!

Pronto delante mía veo unos pies bien cuidados sobre unos tacones altísimos con tan solo una tira que pasa entre sus dedos y empeine. Es en esa tira de tela azul marino donde poso mis labios. Luego levanto un poco la mirada y veo otra tira mas fina en sus tobillos aparte también del final de unos ajustados jeans azul marino.

Sin esperarlo Yurena me sorprende bajando su mano por mi espalda. Derepente siento la suavidad de su mano con el frío de sus anillos bajando hasta mis nalgas...

- Tu madre me había hablado de el, y reafirmo su descripción atlética.

Pronto siento la palma aplastando mis pelotas contra mi y sus dedos colocando mi erección al vientre.

Oigo carcajadas y Yurena añade:

- Y además tiene buenas condiciones!

Harumi ordena:

- Al suelo!

Acuesto mi espalda al suelo y con los muslos a cada lado de mi cuerpo enseño un pene en vertical. Entonces en cuando veo a Yurena y reconozco su rostro. Se que la he visto en Tasarte, y al no verla junto a Lorena, nunca supe que esta bella señora fuera su madre. Cuando la he visto, la he visto en deferente reuniones. Reuniones de socios en los que una vez me tocó servir de pié con las bandejas de copas. Yo recuerdo bien a esta señora aunque ella ni me recuerde. Yurena en esas reuniones solía mortificar a los sirvientes y esclavos muebles tocando sus genitales. Recuerdo perfectamente el día que me tocó a mi y jugó con mis genitales mientras daba sorbos de su copa. Esta señora era la alegría de los sirvientes masculinos, era la única que nos tocaba aunque sea de forma desinteresada. Y ahora la tengo aquí de pié junto a mi dueña. Con emoción jadeo con la lengua fuera!

Yurena posa una de sus elegantes sandalias sobre mis testículos haciendo que sienta el corchado de su suela y dice:

- Veo que la has puesto esa joya en sus partes como si fuera un esclavo doméstico.

- Bueno si, sinceramente lo compré con la idea fija de mi madre de que tuviera un esclavo para todo. Pero sinceramente no comparto que un esclavo haga las cosas de mi casa.

Yurena interrumpe, y al mismo tiempo quita su pie sobre mi.

- Si eso me ha comentado su madre. Y que su interés es que tengas algo tuyo como lo fue Tobi, aunque sea esta vez como una mascota, no?

- Si, y tengo que reconocer que me esta ilusionado la idea. Pero, por favor pase y tome asiento!

Harumi invita a su anfitriona a pasar. Y a mi añade un... Vamos esclavo!

Gateo tras ella hasta que ambas toman asiento. Yo me mantengo a un lado de Harumi y en posición quieto espero de forma estratégica para que mi mirada se pierda en los zapatos de Harumi y las sandalias altas de Yurena.

- ¿Deseas tomar algo?

- No, no te preocupes acabo de salir de una reunión con almuerzo.

- Un café?, bebidas?

- No gracias, de verdad que no. No quiero parecer grosera, pero tengo algo de emposte. Por cierto, en la reunión tuve una llamada de su madre muy interesada en los trámites.

- Si, antes de su visita en la oficina, ya había hablado con mi madre. Y su aprobación fue una sorpresa. Desde que me desprendí de la compañía de Tobi, siempre me imponía la necesidad de obtener otro esclavo. Un esclavo doméstico en propiedad, pero yo no quiero esa comodidad. Y además, soy muy maniática con mis cosas. Vale, que de momento estoy en este pequeño apartamento. Pero cuando ya tenga mi nueva casa a disposición, no quiero depender de los trabajos de un esclavo o empleados de limpieza. No, no, eso no es para mi.

Harumi toma aire y sigue hablando.

- Alquilé a este esclavo con la intención de obtenerlo como una mascota y para algunas intimidades sexuales. Pero en lo sexual yo me canso muy rápido del mismo esclavo.

Ambas ríen.

- Pero, ¿realmente quieres una mascota o un esclavo?

- No la entiendo.

- Harumi, si mantienes diferentes roles para tu esclavo, entonces su animalización en Salobre no tiene sentido.

Harumi escucha atenta las siguientes indicaciones de Yurena....

- No solo se trata de que tu esclavo se comporte como un perro para agradarte. El esclavo debe de olvidar su origen y creer realmente que no es humano. En las instalaciones no solo tratamos con los entrenamientos de signos y movimientos. Hay una parte mucho mas importante que no es otra que la sicológica. Todos nuestros internos son propiedad indefinida y como consecuencia les hacemos perder lo poco de humanidad que les quedaba. El resultado final en el periodo de un mes es convertirlos en una especie nueva e irracional. Eso si, siempre a la orden de una voz humana.

Harumi baja una mano y acaricia mi cabello.

- El esclavo es propiedad de Tasarte de larga duración. En un año y poco tendría que renovar en el caso de no aceptar su libertad.

- ¿Me dejas ver su contrato?

- Oh, si, desde luego.

Harumi toma el contrato y mi carpeta apiladas sobre el reposa mano del sillón.

- Aquí tienes... Según las formaciones del esclavo, su servicio como mascota es impecable.

- Ya, pero solo sirve para mantener un esclavo en diferentes funciones y servicios. Para obtener una verdadera mascota, en mis instalaciones hay una manera legal de hacerlo un animal, y por lo tanto quedaría por debajo de un esclavo.

- ¿Crees que mi esclavo podría llegar ser un perro?

Entonces noto dos pares de ojos sobre mi.

- ¿Tienes en cuanta que antes debes de tenerlo en propiedad?

- Si. Tenerlo de una manera animalizada me está inspirando. Creo que es la única manera de que yo tome un esclavo en propiedad.

- ¿Y por que no? Tienes un esclavo muy atlético y por lo que he visto muy bien dotado. Sería un buen perro.

Mis oídos no dan crédito. Una emoción me invade al conocer el interés de Harumi para hacerme su propiedad. No esperaba ser su perro y perder mi humanidad, pero con tal de estar siempre a su lado no pierdo ningún interés. Y sé que firmaría cinco años mas con la condición de ser para Harumi.

El lateral de mi cara roza sus pantalones en forma de súplica. De repente noto la mano de Yurena sobre mi nuca, y coge de mi collar para llevarme hacia ella.

Estando en mis manos y rodillas noto otra mano bajando por mis nalgas. Es Yurena que busca atrapar mis pelotas en su mano. Y dice...

- ¿ Ha tenido algunos desahogos hoy?

- Si, dos veces. Y parece que no a llovido nunca.

Ambas ríen. Entonces Yurena saca mi erección tras mía y dice...

- Crea me, si te digo que muy pocos he visto que supere este tamaño. Pesan, y parece que a pesar de la ayuda de sus pastillas diarias, promete mucho su función sexual.

- Pues no le he dado ninguna. Puede que aún tenga los efectos de los que le han dado ayer por la mañana el la tienda.

- Mmm! Pues responde muy bien.

La palma de Yurena me frota en una suave caricia.

- Es importante premiar a las mascotas acariciándoles sus genitales de vez en cuando. Esto los trae locos y aumenta su docilidad.

Cierro los ojos y me dejo llevar por los suaves movimientos de la palma de Yurena. Su frote hace que mi glande asome y se cubra en la piel del pene en repetidos movimientos. Incluso yo muevo mis caderas para hacerla ver mi conformidad por su tacto. Ella lo sabe y aumenta sus movimientos mientras sigue aconsejando a Harumi de los tratos para un esclavo mascota.

Cuando abro un poco mis ojos, mi mirada se clava en los zapatos de Harumi. Al tener las piernas cruzadas me fijo a la altura de mi hocico el zapato elevado del suelo con el talón caído. Se le había descolgado y ahora su talón está descubierto. Siento ganas de besar su talón pero me cohibo para no echarme hacia adelante y no perder el tacto de la palma de Yurena. Una palma que frota ahora con fuerza en busca de una total pérdida de control por mi parte. Y es cuando... Oughhh! Debe de notarlo, que su palma deja de frotar y ahora atrapa cerrando en su puño mi glande a la espera de lo inevitable.

Un chorro de espeso semen se derrama entre sus dedos. A pesar de cerrar mi glande no pudo evitar la presión, y grandes chorros salen entre sus dedos.

- Buen chico!

Con estas palabras adorna su muestra de conformidad.

Tuve miedo de disgustarla, pero al final compruebo que Yurena buscó mi semen. Sus caricias era una comprobación de mi estado. Y ahora me toca dar gracias...

Me doy la vuelta en cuando me suelta el pene, luego busco su mano y lamo mi semen derramado. Ella lo espera abriendo su palma y así doy grandes lametones intentado atrapar mi desperdicio lo mas pronto posible, que sin querer sentir el sabor, trago a la primera de cambio las espesas manchas. Y pronto la operación se termina lamiendo cada uno de sus dedos. Entonces ella lo da por finalizado cuando me retira la mano y termina secando mi saliva en mi cabello.

- Buen chico!

Harumi ordena...

- Al suelo!

Me acuesto de espaldas con mis patas semi flexionadas y la mano de Harumi atrapa la flacidez de mi pene. Entonces es cuando me sacude las últimas gotas sobre mi vientre con una enérgica sacudida.

- No quiero que me gotee en los suelos.

A Yurena le hace gracia la preocupación de Harumi y ríe.

Termina con la sacudida y me incorporo a gatas en posición de quieto cerca del calzado derecho de Harumi. Ya la conversación principal de reanuda.

Totalmente ignorado escucho como Yurena convence a mi dueña para llevarme hoy a su club. Harumi no lo tenía planeado, tan solo quería formalizar mi inscripción, pero al final ve viable que hoy empiece mi internado. La firma de Yurena en algunos documentos de mi carpeta es imprecindible para facilitar mi salida de Tasarte. Y por lo tanto estoy mas cerca de de ser propiedad de Harumi. Claro que faltaría mi firma y mi presencia en Tasarte mas la notaría y Claudia como propietaria del Tasarte. Pero todo podría llegar a su tiempo. De momento es Yurena quien tiene mi control y ahora formaliza con mi dueña mi contrato. Pero llegó la hora de la verdad... Mi nombre. Ya mi matrícula gv1016 no iba ser válido en Salobre. Y Yurena pregunta...

- Y bien, ¿Has pensado su nombre de propiedad?. No sería legal hasta que llegue en notaría, pero ya en mi club si sería necesario.

- Toy!

- ¿Como?

- Si, creo que lo llamaré Toy!, es mi juguete y ese sería su nombre perfecto.

- Toy!, Pues perfecto. No tengo ninguna mascota en mi club con ese nombre.

- Pues no se hable mas. Será Toy!

Toy fue la última palabra escrita en unos archivos que aún mantiene Yurena.

Sorprendido por la rapidez de decisión de mi dueña, me preocupa los cambios repentinos de mi destino. Bien por un lado no quepo en mi alegría por la pronta posibilidad de ser propiedad, y por el otro lado me asusta ir a Salobre. Me espera un nuevo destino con nuevos adiestramientos, y tener que pasarlo sin Harumi no puede ser grato. Mis ojos reflejan mi pena mirando con devoción sus zapatos. ¿Cuanto debo pasar para despertar de esta situación?. ¿Que estoy haciendo con mi vida?. Primero desaparezco mi existencia en Tasarte convirtiéndome en una cosa matriculada, y ahora estoy apunto de pasar mi vida como un animal de Harumi. Incluso podría estar por debajo de un esclavo si al final firmo mi sentencia bajo notaría. Soy virtualmente Toy, y si Harumi decide seré su Toy. Lo mas curioso es que Harumi lo da por hecho. De alguna manera ella sabe que voy a firmar. Y si, se firmaré por ser propiedad de Harumi a pesar de conocerla por dos días. Si me entregué a Tasarte por un año obligatorio, ¿por que no el máximo de cinco por Harumi?.

Report Story

byvlades© 0 comments/ 3698 views/ 0 favorites

Share the love

Similar stories

Tags For This Story

Report a Bug

1 Pages:1

Por favor, Puntúe esta presentación:

Please Rate This Submission:

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Please wait
Recent
Comments
by Anonymous

If the above comment contains any ads, links, or breaks Literotica rules, please report it.

There are no recent comments  - Click here to add a comment to this story

Add a
Comment

Post a public comment on this submission (click here to send private anonymous feedback to the author instead).

Post comment as (click to select):

También escuchar una grabación de los personajes.

Preview comment

Forgot your password?

Please wait

Change picture

Your current user avatar, all sizes:

Default size User Picture  Medium size User Picture  Small size User Picture  Tiny size User Picture

You have a new user avatar waiting for moderation.

Select new user avatar:

   Cancel