tagCiencia ficción & FantasíaInfinity. Historia de Loki y Harley

Infinity. Historia de Loki y Harley

byLionelTremendo©

Introducción

Loki por fin había conseguido el Guantelete Infinito. Un guante que le proporcionaba poderes casi ilimitados, en específico, omnipotencia, omnipesencia y omnisciencia, es decir (casi) poder absoluto.

Pasó mil problemas para obtenerlo, pero al fin lo logró. Y conquistó todo el planeta Tierra, el Sistema Solar, la Galaxia, así como los sistemas Kree, Skrull, Shi-ar; los reinos de Odín y de Mefistófeles, y había derrotado incluso al mismo Galactus.

Había vencido a todos. Loki había ganado.

Y eso le parecía... TERRIBLE.

Desde que tuvo el maldito guante no había hecho ninguna travesura, ningún engaño. Con ese poder, todo era demasiado fácil, era como estar en un show de comediantes en el que de antemano se conocen todos los chistes.

Decidió hacer algo distinto.. tenía que buscar la forma de divertirse... así que buscó en muchos universos y dimensiones, para ver si encontraba algo en que ocuparse.

o-o-o

Tres días habían pasado, y en un universo distino, Harley Quinn, había cambiado a su payaso favorito, por un bufón asgardiano: el gran Loki.

Al principio le pareció algo impensable abandonar a Mr. J.; pero el nórdico le dio tres regalos que la conquistaron.

Con los poderes del guantelete infinito, el hermano de Thor le había regalado el anillo de la linterna blanca. Un anillo (y una linterna), de ese color, que tenía poderes casi ilimitados y que dejaban en ridículo al poder de la linterna verde.

También el de Asgard, después de una breve pelea, le quitó la Capa a Spectre, así como sus poderes.

Spectre vivía ahora como cualquier mortal, pero su capa ahora era de Harley Quinn, y tenía un 90% de su poder original, pero ninguna restricción divina.

Por último, Loki le dio a la chica el Ojo de Agamotto, que si bien ese artefacto no era del universo de Harley Quinn, también podía usarlo.

La ex -psiquiatra, era muy feliz con todos esos juguetes.

o-o-o

En este momento Loki estaba contento.

El tenía el poder de gobernar galaxias y destruir estrellas; pero además, le había dado poder casi ilimitado a una mujer que consideraba muy divertida, y ella planeaba hacer todo tipos de juegos con sus nuevos obsequios.

Esto entretenía a Loki.

En tan solo una mañana atraparon a todos los superhéroes (y algunos afines) en una súper-prisión que fue creada por los dos supervillanos con sus nuevas habilidades.

Loki, estaba tan divertido con esas travesuras, que decidió separar a las superheroinas de los superhéroes, y para empezar sus juegos, decidió primero empezar con unos (as) y luego con otros(as).

El aesir, convenció a su amiga empezar con las mujeres, y dejar para después a los hombres (de hecho, realmente su intención era prescindir de ellos)

Ella, en agradecimiento por sus juguetes que tenía, decidió aceptar su sugerencia.

La rubia estaba dispuesta a satisfacer a Loki en lo que quisiera, la pasión que antes sentía por el Joker ahora la tenía por el dios nórdico, y se sentía más que complacida al ver como Loki se emocionaba con sus planes Maquiavélicos.

En este momento, atrapadas en un lugar sin salida, se encontraban todas las superheroinas de los universos de Spiderman y Superman, y sus carceleros eran Loki, con el guantelete infinito, y Harley Queen, con el anillo de linterna blanca, la capa y los poderes de Spectre y el ojo de Agamotto. ¿Qué terribles acontecimientos pasarán?.

Primer Juego. Batichica.

Batichica estaba en su celda, pero de pronto se materializó en un lugar totalmente blanco. No había paredes ni techo. El horizonte y el cielo eran totalmente  de ese color. Lo único que existía en ese lugar era el piso (también blanco).

Enfrente de ella estaba Loki y Harley Quinn.

En forma inmediata les lanzó unos batarangs, pero Loki los desapareció de un pensamiento con el poder de su guante.

Enseguida, la heroína de ciudad Gótica se lanzó contra Loki con una patada voladora, conectándosela en la nariz, pero  fue como si la conectara contra un muro de acero. Se recuperó la chica y le dio unos golpes y patadas pero el resultado fue el mismo, solamente sus puños resultaron adoloridos y la figura de su oponente resulto inmutada. Loki emitió un leve soplido y Batichica fue a arrojada varios metros atrás.

La justiciera trató de sacar un arma de su cinto, pero Harley Quinn hizo unos movimiento con sus manos y con el poder del Ojo de Agamotto desapareció dicha prenda. La capturada se enfadó, y se lanzó a tratar de golpearlos, pero con el anillo de la linterna blanca, Harley paralizó a la heroína.

"Vaya, vaya, vaya, esta murcielaguita es realmente muy enojona y fastidiosa.. No lo crees Mr. Loki..." Dijo la payasa en un tono payasezco.

"Definitivamente, mi querida y alegre amiga, definitivamente... Mira esa mirada congelada y desafiante... si pudiera moverse y tenerte entre sus manos, estoy seguro que quisiera estrangularte." Respondió el dios.

"Así lo creo, divino mío, así lo creo... ¿Crees que resista más que Mujer Halcón? ¿O más que ¿Miss Marvel?..."

"No lo se graciosa, no lo sé.... Definitivamente no creo que dure tanto como Elektra o Wonder Woman..." Respondió Loki.

"Jajajajajaj.. tienes razón cuernitos, pero estoy segura que ésta resistirá más que Kitty Pride, o que Poison Ivy"

"Es cierto...  esas dos apenas lograron pasar el minuto."

Luego Harley Quinn se acercó a una paralizada Batichica, y le estiró los cachetes en forma más humillante que juguetona y le dijo: "De seguro tienes muchas preguntas en tu mente, sin embargo, únicamente debes saber que te estaremos viendo... caaaaada movimiento que hagas, y que eres la 22 en este día que va a estar en esa cama y en ese lugar... y además tomaremos video, que se transmitirá en tiempo real en las celdas de tus amigos hombres, como Batman, Superman, y tooodos los que atrapamos; además, que todos los "chicos malos", están en un club muy especial, mientras reciben esta transmisión en todas las pantallas... Buena suerte... y espero que estés lista para ser una... ESSSTREEELLLAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA"

-PUFF-

 

o-o-o



Batichica estaba en una cama con su disfraz puesto. El cuarto era pequeño, de hecho no tenía puertas. Solamente había espejos en las cuatro paredes y en el techo; En ese lugar únicamente cabía la cama matrimonial en la que estaba acostada, la cual estaba cubierta por sabanas rosas y muchas almohadas y cojines en  forma de corazón.

Con fuerza trató de golpear los espejos, pero no pasaba nada, algo dentro de su mente le dijo que eran irrompibles y no podía escapar de ahí, lo cual era cierto, pues ni Superman hubiera podido hacerle un solo rasguño a los cristales de esa habitación.

Trató de sentarse a pensar, pero algo estaba mal.

Por un momento pensó que era algo en el ambiente, pero pronto se dio cuenta que era algo que estaba dentro de ella.

Su respiración cada vez se hizo más pesada y difícil.

Se empezó a sentir incómoda.

"¿Qué es este sentimient... No...No puede ser... ¡Bastardos!"

Reflexionando sobre su situación, pronto se dio cuenta que era lo que estaba perturbándola.

Excitación. Lujuria. Deseo.

Su piel estaba muy sensible, su ánimo muy solitario, y su mente necesitada de placer.

Nuevamente se paró, y dio patadas y golpes a los espejos, pero no tuvo ningún efecto.

Luego sintió como efectivamente, su cuerpo estaba excitado.

Se pasó una mano por el cabello y suspiró mientras se recargaba sobre un espejo, pero la traición de su cuerpo era evidente.

Quería ser tocada. Más bien, NECESITABA ser tocada.

Sentía como su muslo rogaba por una caricia, y como sus tetas clamaban por un apretón. Además, no podía ocultar que su entrepierna llamaba a las yemas de sus dedos.

"Enfermos" Alcanzó a decir para ella, pero no podía hacer nada.

Juntaba dentro de sí toda la fuerza de voluntad y concentración que podía.

Se puso de rodillas, recargó su cabeza sobre un espejo y así como sus manos, y cerró los ojos.

El lugar era silencioso, pero podía escuchar su pesada respiración. Estaba sola y cachonda.  Muy cachonda.

Trató de buscar en su vestimenta algún artilugio secreto, una ganzúa, un transmisor, una bati-bomba, pero todas habían desaparecido.

"¿Qué haría Batman en esta situación? ¿Qué haría Robín? ¿Qué haría Ricardo? " Y en ese último pensamiento del chico maravilla, empezó a pensar en él, en sus movimientos, en su fuerza, en su actitud.

Cuando abrió sus ojos, una mano ya estaba en su cuello y otra en su muslo.

Trató rápidamente de quitarla de ahí, pero casi fue contra su voluntad.

No podía creer, la sensación que tenía con tan sólo tocar su pierna.

Por algún motivo la sensibilidad de su piel estaba aumentada, en un 200%,... y cada segundo iba aumentando.

¿Cómo sería tocar su pierna sin su pantalón? ¿O sus tetas? ¿O su entrepierna?

"¡Barbara NO!" Gritó en el lugar, con su rostro totalmente sonrojado.

Estaba llena de pudor y pena, al sentirse presa de tan bajos deseos.

Sin darse cuenta andaba apretando fuertemente sus piernas, y con eso, los labios de su concha se presionaban mientras todo su ser clamaba en ternura.

Separó sus piernas tan pronto se dio cuenta de lo que su cuerpo hacía en forma inconsciente, y cerró los ojos, llena de coraje y desesperación, mientras unas lágrimas escapaban por sus mejillas. No podía ser que ella estuviera así... después de toda una vida de Dignidad y Justicia. (Porque en este cuento, nunca nada malo le pasó a ella, ni a ninguna heroína; Leáse Killing Joke o algo más)

Estaba en un estado muy desconsolador y de derrota, envuelta en sollozos, hasta que se dio cuenta que había algo más en la vida. La satisfacción sexual.

En su pequeño momento de llanto, no se dio cuenta como el libido de su cuerpo subía y subía, y cuando finalmente salió de sus tristes pensamientos, el candor en su piel estaba muy elevado, demasiado... lejos de su fuerza de voluntad, que digo lejos, años luz.

"Una cosa es perder de las peores maneras, pero otra cosa es que me tengan así... OH CIELOS... Me voy a morir si no me tocó ahora mismo, esto es un infierno.. no puedo ni un segundo más."

Con una mano se tocó una teta y otra el muslo y rápidamente lo pasó a su pubis.

"OOOHHHH... OHH..."

Empezó a gemir Batichica.

"CIELOOOS... que ricura"

Efectivamente, los poderes de sus enemigos hicieron que su cuerpo estuviera  experimentando sensaciones sobrehumanas. Nunca en su vida algún tacto la hizo sentir así. El tacto de su piel estaba al 350%

Se siguió acariciando, estando envuelta en ese sentimiento, pero se dio cuenta que algo estaba incompleto. Sentía cosas que nunca en su vida había experimentado, pero la ropa le molestaba.

"Contrólate Bárbara." En un acto de voluntad, reganó algo de compostura, se acostó en la cama y decidió masturbarse directa y rápidamente. Sus captores afirmaron que todos los villanos del mundo estaban viéndola por los espejos, así que simplemente puso su espalda en la cama y con sus manos trató de tocarse sobre el pantalón, tratando de llegar al estado deseado lo más rápido posible, para acabar con este trance y darles la menor satisfacción posible.

Sin embargo, cada vez estaba más excitada, cada vez gritaba con más fuerza, y llegó a un estado de sensibilidad, que nunca antes había estado.

Con rapidez se arrancó la ropa y se despojó de su disfraz, más no así de su máscara, y en instantes quedó en calzones. Su ropa interior era rosa deportiva, y pronto puso sus manos bajo de las prendas. Su prenda íntima estaba totalmente mojada por los estragos de su íntmidad.

"OOOOHHHHHH" .... Barbara Gordon perdió el autocontrol cuando sus dedos se internaron en su húmedo ser.  

Ella pensó que prontamente llegaría el orgasmo, pero este no aparecía aún. Con desesperación y sin demora, pronto se quitó los calzones.

"OH MI DIOS" Gritó Bárbara, cuando por fin sintió a su mano introducirse en su encuerada feminidad, y pudo sentir las sabanas de seda tocar sus grandes nalgas. Con fuerza se arrancó el brassiere, y con una mano se tocaba un pezón, cuando con la otra se masturbaba con una maestría digna de una geisha.

La sensación de esas caricias equivalían a seis veces lo que una mujer normal sentiría, y pronto sus labios vaginales apretaban con fuerza a sus dígitos, y finalmente reventó:  "OOOHHHH.. OHHHHH... OOOHHHH..  Robín.... Robín.... Robín.....ROBIN...OOOOOOOOOO"

Su concha squirteó todas las sábanas cual marea en la playa, su espalda se arqueó en forma sexual, su boca se abrió cual apertura de una caverna, y la máscara se deslizó de su rostro, dejando ver la facia de la hija del comisionado. Sus caderas se contoneaban de la manera más erótica posible, dejando ver todo ese carnoso y suculento cuerpo desnundo, mientras, nalgas tetas y cabelleras, se contoneaban sexualmente.

Finalmente, se cayó se peluca pelirroja de larga cabellera, dejando ver su cabello café oscuro corto, mientras ella cerraba sus ojos.

En ese momento de clímax su ser disfrutaba tiernamente del cálido placer que ella misma se provocó. Su alma estaba lejana a la vergüenza y el estrés, mientras una descarga de deleite recorría por su erizada piel. 

Segundos después, su mente sucumbió a ese poderoso orgasmo, y cayó desmayada. En su escala personal, esa venida tuvo un 16, en la escala del 1 al 10.



o-o-o



En un inmenso club, donde estaban todos los supervillanos, ellos aplaudían a las inmensas pantallas donde veían esa formidable escena.

Los superhéroes estaban en una cómoda prisión individual, en la que se transmitía ese espectáculo. Eran atendidos por una asistente/mesera personal, y Loki les prometió que ellas les podían servir en cualquier cosa que les pidieran, y que les daría toda la privacidad, mientras no salieran de sus celdas (lo cual además no podían hacer por los poderes de Loki). Lo anterior fue del agrado de superhéroes como Antman, y un joven Flash, entre otros.

o-o-o



"Batichica... o debería decir... ¡Barbieeeeee! ¿Ya te quieres levantar?" Dijo Harley Quinn, a través de un espejo, que ahora si dejaba ver a través de él, revelando a Loki y a ella sentados en un sofá.

"Cinco minutos..." Dijo la heroína, mientras dormía y sonreía, de lo rico que se había venido.

"Baaaarbiieeee... ya se acabó el tiempo.... Hay más niñas que tienen que venir a este lugaaaaar" Repitió la arlequina de Ciudad Gótica, después de darle un breve tiempo para su descanso.

Batichica, ahora sí se dio cuenta que estaba pasando, no quiso abrir los ojos por miedo de enfrentarse a la realidad de lo que había sucedido.

Trató de tomarlo con calma, abrió los ojos, y vio a los dos que estaban detrás del espejo sonriendo.  No pudo evitarlo, y la castaña de pelo corto se cubrió sus partes y se sonrojó toda.

"¿Sabes que es lo que me gusta?"

"¿Qué cosa Mister Loki?" Preguntó la Doctora Quinn

"Que siempre se cubren... no importa lo desinhibidas que fueron... siempre acaban ruborizadas y tapándose."

"JAJAJAJJAJAJAJAJA... es que son niñas buenas mi cuernitos..."

"JAJAJAJAJAJAJAJA, NIÑAS BUENAS JAJAJJAJAJA"

-Puff- Batichica desapareció.

o-o-o



Batichcica apareció en un lobby. Estaba desnuda y con su cabellera corta al descubierto, una parte de ella anhelaba al menos tener su peluca pelirroja que siempre usaba cuando se vestía de vigilante nocturna.

Era un lugar amplió, había una fuente en medio, muchas ventanas, y varias bancas de marmol.

Había una gran pantalla de television en ese lugar.

En una mesa había sándwiches y una máquina de refrescos.

Enseguida se cubrió y vio que había muchas mujeres y que ninguna portaba ropa alguna. Reconoció a la Mujer Maravilla, Superchica y a Mujer Halcón, estaban como Dios las trajo al mundo.

La recién llegada vio que en la TV transmitía una imagen del mismo cuarto en el que estaba, y le quería preguntar a Wonder Woman si la habían transmitido en esa pantalla, pero antes de que siquiera preguntara, la de pelo negro cerró los ojos y asintió con la cabeza, tratando de anticiparse a la pregunta.

Batichica se cubrió las tetas y la entrepierna con más fuerza mientras se puso toda colorada, las demás también se ruborizaron al darse cuenta de lo vergonzoso de la situación de la chica, además que eso les recordó que ellas mismas pasaron por ese mismo evento. Superchica y Mujer Halcón, instintivamente se cubrieron su pubis, pero la Mujer Maravilla se resistió al sentimiento.

Después de unos minutos, en la pantalla hubo movimiento.

El cuarto y la cama donde había estado Batichica se limpió mágicamente, tal y como había estado en un principio. Y de pronto -Puff- Apareció una hembra con pelo rubió y traje azul.

Una desnuda Viuda Negra dijo: "Oh no, es Sue".

"¿Quién?"- Preguntó una mutante sin ropa llamada Shadowcat.

"Susan Storm, la Mujer Invisible".- Respondió la Reina Blanca, Emma Frost, quien no tenía su uniforme sobre ella, ni tampoco alguna otra prenda.

FIN

Report Story

byLionelTremendo© 0 comments/ 266 views/ 0 favorites
1 Pages:1

Por favor, Puntúe esta presentación:

Please Rate This Submission:

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Please wait
Recent
Comments
by Anonymous

If the above comment contains any ads, links, or breaks Literotica rules, please report it.

There are no recent comments  - Click here to add a comment to this story

Add a
Comment

Post a public comment on this submission (click here to send private anonymous feedback to the author instead).

Post comment as (click to select):

Refresh ImageTambién escuchar una grabación de los personajes.

Preview comment

Forgot your password?

Please wait

Change picture

Your current user avatar, all sizes:

Default size User Picture  Medium size User Picture  Small size User Picture  Tiny size User Picture

You have a new user avatar waiting for moderation.

Select new user avatar:

   Cancel