tagFeticheJenniferPágina 4

Jennifer

byD4v1D©

No había pasado ni un minuto y José Miguel se había bajado los pantalones y la estaba penetrando sin condón, mientras ella seguía sobre Pedro y Salvador. Yo me dije "esta es mi oportunidad" y fui a la cocina a buscar el aceite de oliva, volví y los empujé a la alfombra, pidiendo a Pedro y Salvador que me ayudaran, de manera que José Miguel quedó bajo ella y yo podía acceder a su trasero. Le eché un chorro de aceite de oliva y empecé a lubricarle el culo; luego se le metí sin contemplación, "así que no tenía permiso" pensé para mis adentros. Ella gritó, no sé si de dolor o placer, y seguimos penetrándola en simultáneo. Yo podía sentir a través de la delgada pared que nos separaba, el pene de JM entrando y saliendo de la vagina de mi novia. Por mientras, Salvador le tocaba las tetas y Pedro le puso su pene en la boca. Las ganas eran demasiadas, se lo estaba metiendo por el culo y se sentía prohibido y apretado, por lo que eyaculé inmediatamente.

Me salí y me quedé mirando cómo se turnaban con Jenny, en distintas posiciones, echando mano al aceite varias veces y pude ver como ella tenía orgasmo tras orgasmo, de un ardor que no recordaba tuviera alguna vez conmigo.

Ese fue el comienzo del fin. Uno no puede mantener una relación de noviazgo con alguien que quiere sexo todo el tiempo y con muchas personas distintas, especialmente si son tus amigos. Seguimos un tiempo saliendo juntos, pero la relación con ella estaba estresada y con mis amigos también. Una noche me dijo —tengo ganas de ir a ver a Salvador a su pieza.

—Jenny, recuerda que era lo que no tenías que hacer. Rompiste todas las reglas.

—Y tú estabas feliz, si mal no recuerdo.

—Puede ser, pero ya no lo estoy.

—¿No crees que es demasiado tarde para eso?

—No —le contesté taxativamente.

—Bueno, voy a ir igual, te guste o no —me dijo desafiante.

—Si vas es mejor que no vuelvas, no te voy a esperar como un perdedor.

—¿Igual como no me esperaste cuando me fui con el mago? —se rio. —

No te preocupes que Salvi también te puede mandar un regalo dentro de mí.

—Lo digo en serio. Si vas, no vuelvas.

Se paró de la cama, en calzón y polera, y abrió la puerta mientras me sonreía de manera pícara. No le seguí el juego.

La escuché tocando y luego abriendo la puerta de Salvador. Luego escuché voces pero no pude entender que decían. Luego silencio por largo rato y después los sonidos inconfundibles de dos personas teniendo sexo. Crujidos rítmicos de una cama, quejidos, todos los sonidos esperables.

Mientras escuchaba, se me estremecía el corazón, una vez había sido con mi permiso y todos participamos; ahora era distinto. Había llegado a mis límites y no estaba dispuesto a soportar más. Recogí todas sus cosas: su ropa, sus artículos de aseo, sus perfumes y maquillaje, regalos que me había hecho, cartas y fotos. La infinidad de objetos que una persona va acumulando cuando comparte la vida con otro y las puse en un bolso, afuera de mi puerta.

Luego cerré con llave, me tomé varios tranquilizantes para dormir profundo, y me fui a acostar. Entre sueños escuché golpear mi puerta, escuché gritos creo que de Jenny y de Salvador. Finalmente desperté al otro día y era tarde. No había nadie en el departamento. Le dejé una carta a Salvador diciendo que me iba y que se consiguiera otro compañero y que pasaría a buscar mis cosas al día siguiente en la mañana. Me llevé una maleta y un bolso con mi ropa y cosas personales. Dejé muebles, libros, ropa de cama para buscarlas con algún transporte.

Volví a casa de mis padres a vivir una vida más normal. A mis amigos los vi cada vez menos, sobre todo a Salvador, e hice nuevos amigos en la facultad de ingeniería. Por uno de mis nuevos amigos conocí a su prima que terminó siendo mi esposa muchos años más tarde, una esposa normal, sin muchos kinks y que vivimos principalmente en el ámbito de la fantasía. De Jenny nadie supo mucho más. Supimos que no terminó la carrera y se fue de viaje por Sudamérica y que no volvió. Se quedó a vivir con un brasilero en una playa. Me imagino que sigue haciendo de las suyas, ahora en portugués y con turistas.

Report Story

byD4v1D© 1 comments/ 2058 views/ 0 favorites
Anterior
4 Pages:234

Por favor, Puntúe esta presentación:

Please Rate This Submission:

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Please wait
Recent
Comments
by Anonymous

If the above comment contains any ads, links, or breaks Literotica rules, please report it.

There are no recent comments (1 older comments) - Click here to add a comment to this story or Show more comments or Lea Todos Los Comentarios De Los Usuarios (1)

Add a
Comment

Post a public comment on this submission (click here to send private anonymous feedback to the author instead).

Post comment as (click to select):

También escuchar una grabación de los personajes.

Preview comment

Forgot your password?

Please wait

Change picture

Your current user avatar, all sizes:

Default size User Picture  Medium size User Picture  Small size User Picture  Tiny size User Picture

You have a new user avatar waiting for moderation.

Select new user avatar:

   Cancel