La Aventura de Mi Vida Capitulo 02

byLilibeth©

Por supuesto yo me deje hacer, después ella regreso antes de que saliera del baño Brenda, y las tres fuimos a las plazas comerciales, por la tarde al cine, ¡mi regreso al cine después de más de 6 meses!, estaba en el paraíso sin duda; regresamos al hotel a las 9:30 de la noche, cenamos, y nos fuimos a acostar.

Esta vez no fingí dormirme, solo pague la luz y el aire acondicionado, espere a Cynthia en ropa interior, sabia que ella vendría en cuanto Brenda se durmiera, una hora mas tarde ella estaba en mi cuarto cerrando la puerta de en medio con seguro, por si a su hija se le ocurría levantarse, al igual que yo solo iba con su ropa interior, una pantie pequeña que le cubría media nalga, y un Bra con moñitos y encaje muy lindo, mi lencería era mucho mas atrevida, una tanga lisa de color rojo adelante y de algo mas grueso que el hilo dental por atrás, un bra sin varillas liso muy cortito que dejaba escapar mis chuponcitos complementaban el cuadro,

-Buenas noches amorcito, pero anda, levántate Floja, ¿No me vas a dar un besito de las buenas noches Lili?-,

-Disculpa Cynthia-,

Dije mientras saltaba como un resorte para ponerme de pie, yo era mas alta que ella, y no bien me había acercado a besarla, creía yo en la mejilla, ella me tomo de la nuca y me dio un húmedo y excitante beso en la boca, metió su lengua completamente en mi boca y lamió mi paladar, luego las paredes internas de mis mejillas y finalmente nuestras lenguas se encontraron, aquel beso era violento, sumamente apasionado, casi no podía respirar, ella me asfixiaba y me embriagaba, sentí sus manos deslizarse por mi espalda, desabrochar mi sostén el cual cayo justo antes de que ella pegara sus pechos a los míos y luego deslizo hacia abajo sus manos lentamente, iban rozando mi piel con sus yemas hasta que llegaron a mis nalgas.

Me dio varias sonoras nalgadas en mi culo, hasta lograr que este se me enrojeciera, yo quería protestar, por que los últimos golpes si me habían dolido, pero no podía ni quería despegarme de su boca, luego me abrió las nalgas y me apretó fuerte con sus uñas, yo tímidamente solo respondía a su lengua dentro de mi boca, ella agarro mis manos y se las llevo a sus nalgas, eran suaves y tersas, no tenia estrías y estaban muy ricas, así mismo me invito a que yo la nalgueara también, con un leve palmoteo en su nalga, yo lo hice pero no con la intensidad de ella, luego las amasaba y las separaba, sentía un calorcito delicioso en mi entrepierna, sin quitarme la tanga, la hizo a un lado y comenzó a juguetear con mi hoyito y con mi raja, abrí los ojos, ella dejo de besarme, se me quedo viendo con su mirada llena de deseo, me dio su dedo pequeño para que lo chupara, así lo hice por unos minutos, lo saco de mi boca y volvió a besarme con fuerza, yo estaba embobada magreando sus ricas nalgas y mojándome por sus besos, cuando sentí que ese dedito que me había dado a chupar intentaba deslizarse dentro de mi culito, resople queriendo protestar y me moví para zafarme, pero eso solo hizo que se facilitaran las cosas, y su dedito entro en mi ojete, virgen hasta ese momento, ella tenia la respiración entrecortada, gemía y sudaba, estaba enloquecida por el deseo, era una perra en celo, entendí que no me dejaría hasta darme una buena follada, yo solo quería que a aquella mujer lujuriosa, y perversa no se le ocurriera querer meterme otro dedo mas por el ano.

Afortunadamente no se le ocurrió en ese instante, aunque el dedito que ya tenia adentro lo dejo por varios minutos más, luego lo saco, tenia una mirada fuera de si, estaba hirviendo de lujuria, su lascivia no tenia limites en esos instantes, jadeando me dijo,

-ponte en cuatro patas perrita y arriba de la cama-,

La obedecí presa de excitación y temor, ahí estaba yo haciendo el amor con una señora que me llevaba 20 años, pero que sabia muy bien lo que hacía, y como me lo hacía, quede de culo al aire, meneándolo de un lado a otro, excitándola más, atrayéndola hacia mí, de pronto ella, tomo mis nalgas con sus manos, las apretó lo más fuerte que pudo y me las separo, sentí como escupía en mi ano y volvía a la carga, esta vez con el dedo de en medio, como ese dedo era mas ancho, y mí culo virgen y estrecho, me dolió mas esta penetración, quería protestar, quería gritar, pero me contuve por miedo a que en represalia me metiera otro, o mas deditos en mi hoyito, por suerte sus planes eran otros y no hubo ningún otro invasor en mi Anito, no así en mi raja, la cual lubricada por mis jugos recibió al mismo tiempo dos dedos, follada por los dos orificios me sentía en el paraíso, entonces ella empezó a bombearme con sus manos, metía los dedos de mi raja, sacaba el dedo de mi ano, metía el de mi cola, sacaba los de mi rajita, así por mas de 15 minutos, luego frenéticamente el mete-saca era simultaneo adelante y por atrás,

-aaaaaaah, ooouummm, mmmm, aaaaaahhh, ¡Aaaaahhhh!-

Gemía de placer,

-así me gusta perrita, vas muy bien mi perrita viciosa, veras que desde hoy nos vamos a llevar muy, muy bien, tú y yo corazón-,

-Ssiii Cynthia...Aaaahh, ooooh, mmmmmmmm-,

-¿Quieres explotar perrita, quieres correrte verdad Lilien?-,

-Sssiii, por favor hazme tuya, follame rico cielo, hazme correrme en tu honor-,

Le respondí,

-No, todavía no perrita, antes de eso vas a hacer primero que me corra yo y vas a tragarte todos mis jugos con tu lengua libidinosa-,

-¡Nnooo!, por favor ya estoy muy cerca del clímax, no pares cynthia-,

Le suplique, pero de nada sirvieron mis suplicas, ella saco sus dedos de mis orificios y tranquilamente se recostó en mi cama.

Sabía bien lo que hacia, me dejaba a punto, para que me apurara en darle placer , sabia que mi tremenda excitación, más las ganas que tenia por alcanzar el orgasmo, me harían portarme eufórica, desenfrenada, pasional y lasciva, en efecto así sucedió, salte sobre ella y de un movimiento rápido le arranque sus panties, ella sonreía de satisfacción al ver como había hecho de mi una puta viciosa, yo imite la forma en que ella me había comido la concha, y empecé a darle amplias lamidas con toda mi lengua por su deliciosa abertura, de arriba abajo, a veces en círculos, ella tenia su pubis perfectamente depilado, no estaba rasurada al cien, había dejado una mata guera en forma de triangulo arriba de su botoncito, incluso al lamerla algunos vellos se adherían a mi lengua pero no me importaba, estaba loca de pasión, de deseo, de lujuria, después de varios minutos de lamerla y besarle su vagina, el efecto se notaba, ella estaba muy húmeda y cachonda, decidí jugar con su clítoris y probé darle besos y succionarlo primero a mordisquearlo suavemente después, al mismo tiempo le metía tres dedos en su concha.

-¡Aaaaaa, aaaa, aaaa, sigue perra mía, follame!-,

Gemía Cynthia placenteramente, la folle por 15 minutos más, variando el ritmo de la penetración, ella jadeaba cada vez más fuerte, me agarro por una pierna y me jalo hacia ella, era, era, ¡Era mágico!, ¡Mi primer 69!, ambas como perras ávidas de sexo nos lamíamos y comíamos la concha de la otra, sin dejar de desearnos, yo su raja, ella la mía y el culo, tan calientes estábamos que las dos nos corrimos al mismo momento,

-¡¡¡aaaa, aaaa, aaaa, aaaAAA, AAAAA, AAAAHH!!-,

Nuestro grito fue al unísono, abundantes líquidos fluían de su vagina, al parecer llevaba ya tiempo sin tener un orgasmo, por mi parte explote deliciosamente sobre su cara, bañando su rostro, sus ojos, su nariz y su boca.

Con gula sexual, no dejamos de lamernos hasta haberle limpiado la concha a la otra y aún con abundantes fluidos vaginales en nuestras bocas y chorreándonos por la comisura de los labios, nos fundimos en un beso, esta vez literalmente "húmedo", nuestros jugos se confundieron entre si dentro de nuestras bocas selladas por aquel beso, fue algo delicioso e increíble para mi,

-Ha sido increíble, eres maravillosa Cynthia- ,

Alcance a decir una vez nos hubimos separado y recobrado el aliento,

-Me ha encantado estar a tu lado-, le dije,

-A mi mas Lilien cariño, me fascinaste desde aquel provocativo baile en tu fiesta de Quince años, me gustaste mucho y te he deseado desde entonces, adivinaba que eras toda una putita-, me confeso,

-Ahora tengo que irme, llevamos mas de dos horas haciendo el amor y Brenda puede levantarse, Continuaremos mañana preciosa, por hoy ha sido genial, buenas noches-,

Se despidió Cynthia dándome un beso en la frente.

Todas las noches restantes que estuvimos en la playa hicimos el amor, Cynthia era buena maestra y aprendí mucho a su lado, lamentablemente llego el momento de regresar a casa, por lo que tomamos el avión que nos llevaría de regreso, Brenda estaba feliz de ver que su madre y yo nos llevábamos muy bien ahora, aunque por supuesto, Brenda no sabía a qué se debía el cambio, Ahora su madre y yo platicábamos, nos reíamos juntas, nos agarrábamos de la mano, ella pensaba que era por que nos había gustado mucho las vacaciones en la playa, y vaya que si nos había gustado, si ella supiera...., no comentamos nada al respecto, parecía que teníamos un pacto entre nosotras, ella no diría a mi madre que me encantaba masturbarme, y que además era Lesbiana, si yo no confesaba nada que habíamos hecho el amor, y que Cynthia, la intachable dama de sociedad era una puta tan lujuriosa y bisexual.

Ya en casa, revise mi correo, le escribí a Kari, hable con mis amigas y al otro día pude salir con ellas al cine, volvía a la vida, Lilien volvía a la circulación, pero la vida ahora era distinta para mi, yo era otra y mis expectativas habían cambiado, era mas madura y me sabia algunos truquitos que la mayoría de mis amigas ignoraban, mi vida volvió a transcurrir en calma, y feliz los meses que siguieron.

Ya no iban por mí a recogerme a la salida de la Universidad, pero yo procuraba llegar siempre puntal a casa a comer, pero un día al salir de clases con mis amigas, vi a Cynthia esperándome en su auto.

-¡Hola Lilien!, le hable a tu madre para avisarle que te recogería y que te llevaría a casa después, Hoy comerás en la casa, anda súbete al coche, tengo algunas cosas que mostrarte-,

Me dijo Cynthia al saludarme Efusivamente,

-¡Hola Señora!, en un minuto estoy con usted-

Respondí, mientras me despedía de mis amigas, note que Brenda no venia con ella y seguramente ya debía haber salido de la escuela,

-Bueno chicas, me voy con la señora Cynthia, es una gran amiga de mi mama y mía, nos vemos mañana cuídense mucho-

Les di un besito a mis amigas y me subí a su coche, ella arranco el auto y pasando unas calles, finalmente me dijo,

-ya verás que cosas voy a enseñarte, te van a encantar perrita, ya lo veras-,

Dijo Cynthia mientras me acariciaba la pierna y sonreía con malicia, y yo, bueno... yo......pero esa es otra historia...

Report Story

byLilibeth© 1 comments/ 12686 views/ 0 favorites

Share the love

Tags For This Story

Report a Bug

Anterior
2 Pages:12

Por favor, Puntúe esta presentación:

Please Rate This Submission:

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Please wait
Recent
Comments
by Anonymous

If the above comment contains any ads, links, or breaks Literotica rules, please report it.

There are no recent comments (1 older comments) - Click here to add a comment to this story or Show more comments or Lea Todos Los Comentarios De Los Usuarios (1)

Add a
Comment

Post a public comment on this submission (click here to send private anonymous feedback to the author instead).

Post comment as (click to select):

Refresh ImageTambién escuchar una grabación de los personajes.

Preview comment

Forgot your password?

Please wait

Change picture

Your current user avatar, all sizes:

Default size User Picture  Medium size User Picture  Small size User Picture  Tiny size User Picture

You have a new user avatar waiting for moderation.

Select new user avatar:

   Cancel