tagSexo entre LesbianasLa Aventura de Mi Vida Capitulo 03

La Aventura de Mi Vida Capitulo 03

byLilibeth©

Capitulo 03.- El Viaje (La Confirmación)

¡Wow, Estaba feliz!, sería mi primer vuelo en avión sola, serían mis primeras vacaciones sola, con bastante tiempo para pensarlo había elegido muy bien mi destino, si visitaría la Ciudad de Dallas y pasaría unas vacaciones con mi Prima Kari, a la cual no veía desde mi fiesta, claro que manteníamos contacto por teléfono y/o e-mail, pero nada de contacto físico y eso era simplemente desgarrador.

Hacía ya más de tres años cuando nos vimos en mi fiesta, como lo podrán adivinar ya acabo de cumplir dieciocho añitos y ella veintidós, ¿Saben? He crecido un poco durante este tiempo, ahora mido 1.78 cm., peso 64 Kg., mi busto creció de ser 34C a 36C (Aprox. 100 cm.), y mi trasero ha aumentado en volumen, así mis medidas ahora están en 100-68-95, nada mal creo yo y como dicen por ahí, me he convertido en una mujer con curvas.

Me sentía confundida y temerosa pero sumamente emocionada, mis padres y un hermano me llevaron al aeropuerto a despedirme, finalmente tras horas que se me hicieron eternas se anuncio mi vuelo rumbo a Dallas, feliz tome rumbo a la sala de espera donde me aguardaba mi avión el viaje transcurrió sin incidentes, y tras 3 horas de vuelo por fin baje del mismo, tome mi equipaje y presurosa camine a la recepción de vuelos extranjeros no pude ser mujer más feliz, cuando por fin pude distinguirla entre la muchedumbre, ¡¡ahí estaba ella!!, lucia radiante, hermosa como siempre, más bella de cómo la había imaginado, mi prima se había dejado el cabello más largo y sus preciosos rizos rojos hacían de marco perfecto a sus bellísimos ojos verdes, viéndola de cerca ha crecido un poco más, mide 1.73 cm., sigue igual de delgada y ¡Wow!, va enfundada en un mini vestido ajustadísimo color verde pistache de Likra, por el cual se ve que no lleva nada arriba, ya que sus dos pezones saltan a la vista, debajo se dibuja una tanga en color oscuro, la muy perversa se la ha puesto a propósito para que se vea a través de su vestido, mi prima no trae medias tampoco, de calzado unas coquetas zapitillas de color blanco completan el cuadro que Karime me ofrece a mi llegada.

Por mi parte yo iba luciendo unos jeans ajustadísimos de color azul claro, debajo una preciosa tanga de color rosita que hace juego con el Bra diminuto que solo me sirve para levantar las tetas pero que deja escapar mis pezones, Uff ¡Sii!, lencería sexy y provocativa como le gusta a mi lasciva prima; por arriba una blusa rosita también apretadísima que al igual que la ropa de Kari revela mi grado de excitación al Mostrar mis duros pezones erectos.

-¡¡Kari!!-

-¡¡Lilibeth, tanto tiempo!!-

Gritamos ambas mientras nos dábamos un fuerte y largamente anhelado abrazo, Kari me sujeta con fuerza, me atrae hacia ella pega mis tetas a las suyas, nos miramos a los ojos provocativamente dejamos que pasen unos quemantes segundos, luego lentamente nos separamos un poco para finalmente darnos un beso, algo fugaz eso sí en la boca, como dos niñas tonta nos quedamos viendo a los ojos mientras sonreímos me toma de la mano y me conduce fuera del Aeropuerto, seguimos nuestro camino con nuestras manos entrelazadas con fuerza, y dibujada en nuestros rostros una felicidad que no podemos ni queremos disimular, subimos a su auto, mi prima enciende el motor y enfila su auto por una larga Avenida hacia el downtown de Dallas.

Recuerdo que Kari se vino a vivir para acá desde que cumplió 20 años, Estudia Artes Graficas y Cinematografía en la Universidad, ahora se que tiene auto, pero ya sabia que mis tíos le rentaron un pequeño Departamento cercano al Campus, mientras Kari maneja su Convertible automático con una mano, con la otra acaricia mi pierna izquierda desde la rodilla a la entrepierna, sube y baja lentamente sin prisa, mientras yo siento que mi linda tanga rosita de hilo dental se comienza a humedecer, ya no soy la chica ingenua que Kari tomo para sí en su fiesta de cumpleaños, ya no soy aquella muchacha Virgen que se entrego totalmente por amor, pero aún así no puedo evitar esta gran excitación que ella me produce. Desde que Kari y yo hicimos el amor, no me he mantenido a la espera ansiosa de sus caricias, debo confesar que no le he sido fiel, bueno ella no me lo pidió, ni éramos o quedamos como pareja o novias desde ese mágico momento, creo adivinar que ella tampoco me ha sido fiel a mi todo este tiempo, desde mi fiesta a la fecha he salido y he tenido relaciones con otras chicas, aclararé que los chicos me gustan y me atraen pero la verdad me aburren, no me llaman la atención tener un encuentro intimo con ninguno, así que mis aventuras amorosas se han limitado a sexo con chicas, digamos que tampoco nada serio, por el momento no busco una pareja pero el sexo me fascina, y a falta de mi Kari he tenido que refugiarme en los brazos de una amiga de la infancia la cual vive en mi misma calle, de algunas compañeras de la prepa donde asisto, y con una señora de 41 años la cual es una amiga de mi Madre.

Sin embargo nada de lo vivido hasta hoy puede compararse con aquella primera vez con mi Primita, reconozco que era inocente y ella salvaje y pasional, ella fue quien amorosamente me guió, me dirigió y me enseño lo que después pondría en practica con las otras chicas, después de eso creo he mejorado bastante y espero ahora si estar a la altura de lo que mi Prima espera de su amante.

-Y Bueno, Este auto es de él-

Terminaba una Frase Kari, sin que yo le hubiera puesto atención, debido a la excitación y por estar sumida en mis pensamientos.

-¿Quieres que te enseñe la ciudad o mi Departamento?-

Me pregunta Kari, sin decir nada mas, volteo a verla con una cara de enojo y levantando una ceja respondiendo así a su pregunta.

-Está bien, está bien peque, solo bromeaba-

Me sonríe ella,

-Vayamos pues a mi Departamento, te va a encantar-

Es lo último que escucho mientras el motor ruge en la avenida, rápidamente su auto devora los kilómetros restantes y por fin entramos a su Departamento, voy delante de ella quien a mi espalda cierra la puerta, dejo mis maletas en el piso, me volteo rápidamente y sin poder esperar mas la beso, un beso apasionado, largo y húmedo, nuestras lenguas se entrelazan, mientras mis manos, recorren su espalda hasta llegar a sus nalgas, ella me abraza del cuello, creo esta sorprendida sabia que en su Departamento tendríamos sexo, pero no se esperaba lo rápido y efusiva de mi reacción.

-Veo que me extrañaste Peque-.

Me dice sonriéndome,

-Más de lo que te imaginas primita, mucho más-.

Vuelvo a besarla esta vez le meto mi lengua lo mas profundo que puedo, ella se ahoga al principio pero me corresponde, mis manos vuelven a sus nalgas, se las aprieto, la nalgueo un par de veces, ella abre sus ojos sorprendida no esperaba que su primita le resultara tan perversa, pero ella tiene la culpa ha convertido a su tierna y dulce Prima menor, en una hembra ardiente, en una puta caliente dispuesta a todo con tal de satisfacer sus pasiones, después de todo he aprendido algunos trucos durante todo este tiempo sin vernos. Karime me abraza por el cuello con una de sus manos juega con mi melena, me despeina, con la otra me acaricia el cuello yo comienzo a subirle el mini vestido verde Pistache, ella trata de detenerme bajando una de sus manos hacia las mías justo arriba de su cintura donde llevo el vestido, sin soltar ese mini vestido con la otra mano le doy una fuerte palmada en la suya, lo que la hace quitarla de mi camino, quiere protestar pero no puede, mi boca la besa con avidez le succiono el aliento, mi intento de desvestirla se detiene al llegar a sus pechos, los cuales están pegados a los míos, no podré subir mas ese mini vestido ella voltea a verme pícaramente al darse cuenta de mi fallido intento de desnudarla salvajemente.

Cegada por la lujuria y sin importarme nada más, comienzo a desgarrar su mini vestido de Lykra, logrando romperlo por la mitad, cayendo por completo a sus pies, dejando a mi bella prima solo con sus zapatillas blancas y su tanga azul marino, violentamente logra zafarse de mí, me empuja hacia atrás.

-¡LILIBETH!-.

Me grita enfadada y furiosa,

-¡Silencio Puta!-.

Le respondo al mismo tiempo que le doy un sonoro y fuerte bofetón en su mejilla izquierda el cual le pinta de rojo su rostro, una lagrima sale de sus ojos, la lujuria me ha enloquecido y en vez de arrepentirme de golpear a mi prima, la empujo hasta hacerla caer, de rodillas ella no puede creer que la situación se le fuera de control, esperaba a una Sumisa Lilien, lo siento esta vez no la tendrá.

-Silencio Puta-.

Le repito ablandando el tono de mi voz,

-Ahora eres mi puta y harás lo que yo te diga, voy a hacerte mía a mi entero placer, ¿entendiste Kari, has comprendido Puta?, De rodillas-.

Ella asiente en silencio,

-Muy bien, así me gusta Putita, ahora condúceme a tu habitación-.

Susurro, ella intenta incorporarse, pero no la dejo,

- mmm nop, en cuatro patas perrita, no he dicho que te levantaras-.

Ella vuelve a asentir cada vez mas resignada, mas asustada, sumamente asombrada, al pasar gateado frente a mi, le doy una fuerte nalgada, ella gime pero no dice nada, sabe que este día de nada le valdrá quejarse así que opta por no hacerme enojar más de la cuenta.

Llegamos a su cuarto, en medio de una habitación decorada muy coqueta y femenina en tonos rosa pastel, se encuentra su cama, un mullido King size, tendremos espacio de sobra para nuestros encuentros durante el tiempo que me quede con ella, le digo que se siente a la orilla de la cama y se saque las zapatillas.

-Ahora abre bien las piernas Putita mía-.

Ella obedece sin dudar, me inclino un poco a ver su tanga lisa color azul pastel, por atrás no es de hilo dental como esperaba pero servirá para mis fines, comienzo a sobarle el monte de Venus, siento el inicio de su raja como en nuestro único encuentro previo ella vuelve a estar completamente rapadita de su conejito, yo en cambio tengo una mata generosa en forma de triangulo muy oscura debajo de mi tanga color rosita.

Agarro su tanga por detrás y la jalo, empiezo a metérsela entre sus labios, ella gime, pero se contiene, eso me agrada, me anima a seguir, es tan surreal, tan maravilloso, un sueño hecho realidad tener a mi Prima ahora convertida en mi puta sumisa, quien se deja llevar por mí, es delirante estoy en un sueño súper delicioso, después de varias veces más termino y le ordeno que me saque los jeans, ella lo hace con rapidez, demuestra ser una puta obediente.

Mientras ella me quita los jeans, hago lo propio con mi blusita y Bra, quedándome solo con el tanga puesto.

-Ahora quítame la tanga Kari, pero no uses las manos, usa tus dientes perrita-.

Le ordeno a mi sumisa prima, Karime obedece, ahora estoy completamente desnuda, ella solo trae puesta su tanga, la cual le he metido entre su rajita, aún porta sus zapatillas, sentada como esta, le acerco mi sexo a su rostro, estoy muy húmeda, muy cachonda y con la mente tan caliente, solo deseo hacer cosas perversas.

-Anda Perrita, lámeme el conejito, cómeme la raja, quiero sentir tus labios en los míos-.

Le digo a mi Prima, duda un poco, está asustada, turbada, pero por su mirada mi Kari está muy excitada, ella empieza lamiéndome muy lentamente, desde abajo hasta donde terminan mis vellos, de abajo a arriba, largas y húmedas lamidas, cada vez mas rápidas, sin usar las manos trata de meterme la lengua en mi rajita, trato de contener mis quejidos para no hacerle ver que le pertenezco, quiero que ella sea mía.

Me alejo, puedo ver su mirada lasciva recorriéndome el cuerpo, su boca llena de deseo y de mis fluidos.

-Acuéstate Kari y abre bien las piernas putita-.

Vuelve a asentir en silencio y obedece sin replicar nada, me agacho, la despojo de las zapatillas y luego lentamente le quito su tanga, la cual esta húmeda, la huelo, me encanta su olor a hembra ardiente, esa fuerte fragancia que fluye de su raja, me arrodillo delante de ella, recorro sus tersos y suaves muslos hasta llegar a su entrepierna, aspiro su aroma, ella se estremece al sentir mi cálida respiración tan cerca de su cueva, Kari está completamente abierta y a mi disposición, regreso y comienzo a besarle las puntas de sus dedos de los pies, luego lamo hacia arriba, sus muslos torneados, más cerca cada vez de mi objetivo, conforme subo su aroma me invade, me pica, me incita, me invita a degustar la fuente de donde mana, por fin llego a su sexo, lo miro, observo ese lindo conejito depilado, húmedo y oloroso que es mió, lo beso primero cariñosamente, un beso rápido, apenas mis labios en su raja, luego un beso apasionado, abriendo la boca, succionando con fuerza, me ayudo con las manos, abro ese coño depilado y vuelo a besarla con gula, mu pasión se desborda, abro mi boca todo lo que puedo mientras mi lengua, juguetea con su clítoris, lo noto vibrar, crecer y lo muerdo gentilmente.

Karime gime cada vez mas fuerte, me acaricia la cabeza con sus manos, esta rendida a mis caricias, entonces meto dos deditos en su raja, de una sola vez hasta dentro de ella.

-Aaaahh-.

Los dejo por unos segundos, los saco y se los doy a probar, ella se los lleva a su boca, traga sus propios jugos, mi mano regresa y esta vez le meto tres dedos en su coñito.

-¡AAaaaahh, mmmm!-.

Los meto y saco con ritmo, cada vez más rápido, mi amada prima gime sin contenerse, curveo mis dedos dentro de su vagina, formando un gancho y rasco sus paredes internas, Kari está muy próxima al orgasmo, su cuerpo se convulsiona, su pelvis se contorsiona, saco mis dedos y lamo su raja a toda velocidad.

-Aaaaah, mmmmmm, ¡Aaaaah!, siii, así Gatita, asii mi Peque, cómeme toda cariño, mmmmm, me matas-.

Kari no puede controlarse mas y explota en un fabuloso orgasmo, rápidamente lamo su rajita, tratando de tragarme todos sus jugos, el sabor es acido, el aroma picante y penetrante pero me gusta.

-Aaaaaahhh, AAaaaahh,Mmmmmm, OOooohhh, ¡¡¡Lilibeth!!!-.

Grita y gime mi Prima como una poseída mientras se corre en mi boca, como una ninfomana insaciable, como lo Puta que es, su orgasmo es copioso y no puedo tragarlo todo, mi coño gotea de lo excitada que estoy, pero ella no puede verlo, le meto dos dedos de nuevo mientras continua corriéndose por y para mi

-Te amo Lilibeth-.

Susurra cariñosamente, se escucha realmente fatigada, pero no pienso darle descanso alguno así que sigo follándola con mis dedos.

-Ooooh-mmmm, eres insaciable Lilibeth, quizás deberíamos parar un poco Peque-.

-Ssshhh, Calla Putita, aun no he acabado contigo Kari ¡Ssshhh!-.

Le digo como respuesta y vuelvo a comerle su conejito sin sacar mis dedos de muy adentro de su húmeda cueva. Pego completamente mi cara en su coñito rapado, meto mi lengua en su raja, donde están dos de mis dedos, ella flexiona las piernas, gime y una vez mas explota, sus jugos chorrean por sus muslos, por sus nalgas, se me embarran en el cabello, se escurren por mis mejillas, saco mis deditos de su coño sin dejar de lamer su preciado néctar, lubricados como están trato de meterlos en su pequeño agujerito, en su anito sonrosado, en la segunda falange del dedo de en medio me susurra.

-aaaauuch peque andas muy perversa corazón ouuchh, duele-.

No contesto, y continúo hasta que mi dedo ha entrado por completo en su ojete, con mi otra mano comienzo a follar su coño con dos dedos al mismo tiempo.

-¡¡Peque!!, ¡¡Cariño!!, doble penetración, aaauchh, eso duele peque, mmmmm, ¡¡Peque!!, para amor, detente, mmmmm, ya me desquitare de esta vez Peque, te lo advierto, aaauchh, ¡¡Despacio!!, ¡Para Lilibeth!, detente me haces daño-.

-Cállate Puta, te dije que serias completamente mía, todos tus hoyos me pertenecen-.

Con mi comentario agrego un dedo más en cada destino.

-Aaaaaaay, ¡¡¡Peque, porfa, soy de colita estrecha, porfa Peque, solo un dedito en el culo!!!-.

-Aaaaayyy, ¡¡No Peque solo un dedito en mi culito, te lo ruego, aaaauuuchh!!-

-¡Silencio Perrita se que lo estas disfrutando, deja de gritar y quejarte o te meteré otro mas en el culo apretado que tienes Puta!-.

Kari se calla y solo atina a gemir en silencio, la mezcla de dolor, sorpresa y excitación hace que su espalda se arqueé en un tercer orgasmo.

- ¡¡Aaaaaaaaaaaaaaaaaaaahhhhhhhh!!!-.

Su grito debió escucharse en los otros departamentos.

Me levanto triunfante, mi puta sumisa continúa corriéndose levemente en silencio, su rostro indica que esta exhausta y algo asustada, algunas lágrimas se derraman de sus ojos, la observo unos minutos, me agacho y la beso tiernamente en los labios, un beso de amor con suma dulzura seguido de varios más.

-Has estado fabulosa Kari, te amo, te amo, ¡te amo!-.

Le susurro al oído, ella me sonríe,

-También yo te amo peque, aunque hoy estuviste algo intensa, demasiado perversa cielo-

Me responde.

-¿Lo crees?, pero espera, que aún no hemos acabado mi amor-.

Le contesto con malicia, su mirada vuelve a tornarse nerviosa, luce algo asustada, no sabe que pasara a continuación, abre sus bellos ojos enormes como platos.

-Tranquila Kari, no te asustes amor mió, solo vas a comerme el conejito para cerrar con broche de oro esta sesión amorosa, descuida bonita-

Respondo mientras pongo mi raja sobre su boca, ella aun acostada.

-Muy bien Puta mía, ahora cómeme hasta que me corra en tu boca y cielito, dependerá solo de tu lengüita, no puedes usar las manos, si no me harás visitar ese ano adolorido tuyo, ¿Entendiste?-.

-Si peque haré que tengas un delicioso orgasmo para que me llenes la cara de tus jugos-.

Con prontitud Kari se dispuso a lamer y comerme el coño, una vez que mis apetitos carnales quedaron satisfechos nos quedamos recostadas en su habitación por horas, hasta que el cansancio y el sueño nos vencieron, estábamos tan agotadas, que nos quedamos abrazadas en su cama, sin cobijo alguno; Las estrellas y la luna siguieron su curso hasta que el sol al entrar por su ventana nos sorprendió desnudas.

Report Story

byLilibeth© 1 comments/ 13791 views/ 1 favorites

Share the love

Tags For This Story

Report a Bug

1 Pages:1

Por favor, Puntúe esta presentación:

Please Rate This Submission:

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Please wait
Recent
Comments
by Anonymous

If the above comment contains any ads, links, or breaks Literotica rules, please report it.

There are no recent comments (1 older comments) - Click here to add a comment to this story or Show more comments or Lea Todos Los Comentarios De Los Usuarios (1)

Add a
Comment

Post a public comment on this submission (click here to send private anonymous feedback to the author instead).

Post comment as (click to select):

Refresh ImageTambién escuchar una grabación de los personajes.

Preview comment

Forgot your password?

Please wait

Change picture

Your current user avatar, all sizes:

Default size User Picture  Medium size User Picture  Small size User Picture  Tiny size User Picture

You have a new user avatar waiting for moderation.

Select new user avatar:

   Cancel