tagEsposas afectuosasMi Amigo y Mi Esposa 11

Mi Amigo y Mi Esposa 11

byaristurman©

El resto de las vacaciones lo completamos sin que hubiera mayores novedades. Por suerte el imbécil de Carlos y sus amigotes regresaron a Buenos Aires al día siguiente después de la horrenda pesadilla de esa noche de poker y pudimos entonces dedicarnos a disfrutar un poco de descanso y relax.

Ya de regreso en casa, al día siguiente por la mañana recibí un llamado de Carlos. Me decía que preparara a Lorena porque a las dos de la tarde pasaría a buscarla Jorge, el carnicero. Dijo que debería vestirse sexy pero de manera conservadora a la vez, como si fuera una mujer de negocios, con una pollera tubo bien adherida que le marcara las formas, camisa blanca y por supuesto medias negras de nylon y unos buenos tacos altos. Le pregunté a dónde iríamos, pero el hijo de puta me contestó que mi mujercita iría sola esta vez, yo debería esperarla en casa y si no me gustaba, tendría que aguantarme las ganas o hacerme una buena paja. Comencé a insultarlo, pero me interrumpió la comunicación.

Cuando llegué a casa encontré a Lorena en la ducha; Carlos ya la había llamado también para que se preparara. Ella cantaba feliz bajo el agua. Salió desnuda, secándose con una gran toalla y se acercó ronroneando al verme.

La atraje hacia mí y le acaricié esa perfecta cola, humedeciendo un dedo para metérselo sin demasiados preliminares en ese delicado orificio trasero que tanto me volvía loco. Lorena se sorprendió y dejó escapar un leve gemido; realmente estaba muy estrecho ese pequeño agujero, pensaba que entre esos dos animales la iban a destrozar a sus anchas y esta vez no me permitirían presenciarlo.

Mi mujer se desprendió del abrazo y me adivinó las intenciones:

"Si te portas bien, dejo que me prepares bien la colita para que no me duela esta noche... "

Me puse loquísimo y quise alcanzarla, pero ella fue más rápida y en un segundo estaba arriba encerrada en nuestra habitación. Me quedé sentado mirando un poco de televisión, tratando de no pensar en otras imágenes que iban a suceder por la noche.

Un rato después bajó Lorena. Estaba increíblemente sexy, con una camisa blanca de volados y una chaqueta oscura, una pollera tubo con un tajo que dejaba ver sus hermosas piernas enfundadas en medias negras y por supuesto unos tacos aguja que me provocaban una tremenda erección. Desfiló para mí y me dijo que todavía teníamos una media hora para esperar a que vinieran por ella. Me levanté de un salto mientras comenzaba a arrancarme la ropa, mientras ella felinamente se inclinaba sobre el respaldo del sillón principal. Se levantó muy sensualmente la falda ajustada, dejándola arrollada en su cintura y entonces pude apreciar ese perfecto culo que otros disfrutarían más tarde. Por supuesto no llevaba ni siquiera una mínima tanga y su estrecha abertura trasera brillaba por el gel dilatador que se había colocado antes de dejar nuestro dormitorio.

"Como te lo prometí... mi cola es tuya para que me la rompas toda... dijo sensualmente.

En apenas dos segundos la penetré hasta el fondo en una sola embestida, mientras sentía que mi rígida verga dentro de su culo se endurecía cada vez más debido a sus gemidos y jadeos.

Sabía que no le dolía, sus gemidos me indicaban que estaba gozando como una perra en celo con mi pija entrando y saliendo de su culo.

Lorena alcanzó un audible orgasmo mientras se acariciaba el clítoris y casi enseguida llegué al mío, ya que la excitación esta vez pudo más que las ganas de seguir sodomizándola.

Exploté dentro de ella y fui calmándome de a poco, recuperando la respiración, mientras sentía que mi esposa se deslizaba hacia adelante, giraba para besar la punta de mi verga y entraba al baño para limpiarse un poco y acomodarse la ropa.

Apenas me había repuesto, cuando sonó el timbre de calle. Era el carnicero, bastante puntual esta vez. Apenas me saludó y se le iluminó la cara de bruto cuando vio a Lorena parada delante de él. Avanzó hacia ella y le comió la boca en un beso prolongado, mientras la abrazaba por la cintura y le sobaba el culo con una de sus rudas manos.

Mi esposa dijo que ya estaba lista, solamente necesitaba proveerse de condones en algún lugar, ya que estaba ovulando y quería mantener sexo seguro con ellos. Jorge sonrió:

"No te preocupes nena, esta noche te va a quedar solamente la cola ardiendo".

Lorena sonrió también y me hizo un guiño cómplice, recordándome dolorosamente que otras vergas erectas y más grandes que la mía iban a disfrutar sin límites de ese hermoso cuerpo.

Los despedí en la puerta y me dediqué a mis cosas, tratando de poner la mente en blanco con respecto a mi esposa y sus nuevos amantes.

Me acosté bastante tarde y recién a las cinco de la madrugada apareció Lorena en la habitación. Encendí la luz para verla y me preocupó un poco el estado en que se encontraba.

Se había ido con los cabellos prolijamente sujetados en un rodete, como si fuera una secretaria ejecutiva; ahora su pelo estaba revuelto, con manchas blancuzcas de algo que debía ser semen, tenía el maquillaje corrido manchándole su hermosa cara, los labios se veían hinchados, como si se los hubieran mordido, varios rasguños y magullones oscuros en el cuello, como si hubieran intentado estrangularla. Las medias de nylon estaban desgarradas, a la camisa le faltaban todos los botones y la pollera estaba tan rota, que ya no se distinguía ni siquiera ese tan provocativo tajo original.

Realmente parecía que la habían violado.

Me acerqué para besarla pero me rechazó, diciendo que todavía tenía gusto a semen en la boca. Me pidió que la acompañara a darse un baño de inmersión, así podría relajarse y contarme todo lo sucedido.

Mientras bajaba detrás de ella, que caminaba muy despacio y con bastante dificultad, no podía dejar de pensar en todo este morbo que nos había invadido a los dos y si algún día íbamos a poder superar esta situación.

Report Story

byaristurman© 0 comments/ 4027 views/ 0 favorites
1 Pages:1

Por favor, Puntúe esta presentación:

Please Rate This Submission:

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Please wait
Recent
Comments
by Anonymous

If the above comment contains any ads, links, or breaks Literotica rules, please report it.

There are no recent comments  - Click here to add a comment to this story

Add a
Comment

Post a public comment on this submission (click here to send private anonymous feedback to the author instead).

Post comment as (click to select):

También escuchar una grabación de los personajes.

Preview comment

Forgot your password?

Please wait

Change picture

Your current user avatar, all sizes:

Default size User Picture  Medium size User Picture  Small size User Picture  Tiny size User Picture

You have a new user avatar waiting for moderation.

Select new user avatar:

   Cancel