tagIncesto/TabúMis Maravillosas Hijas Parte II

Mis Maravillosas Hijas Parte II

byjulio08©

Luego de la fantastica noche que pase con mis hijas, ellas y yo seguimos llevando nuestras vidas normales. Catherine termino su relacion con el novio, lo que me alivio un poco ya que permitio que ella estuviera mas tiempo con nosotros. Y por supuesto sabia que su hermoso culo quedaba disponible y sin dueño. Los fines de semana saliamos siempre juntos y la relacion de padre e hijas era mas solida. Ademas, el alivio de la deuda de la casa me habia quitado un peso de encima y estaba haciendo los pagos mensuales cumplidos.

A pesar de que por mi mente pasaban los recuerdos intactos de Sara sobre el sillon y yo clavando su vagina por detras y Catherine en la cama en posicion doggy mientras que mi verga se le derramaba en lo profundo de su ano, trataba de no pensar en una noche de sexo con ellas. Claro que esto no era posible cuando algunas veces viendo television, ellas entraban a mi habitacion luciendo sus sensuales pijamas que les dejaban ver su hermosos traseros y resaltaban sus juveniles cuerpos. Sara usaba una camiseta que le llegaba solo hasta la cintura y se colocaba una tanga hilo dental de color azul que le dejaba ver perfectamente sus divinas nalgas y escasamente ocultaba su vagina. Cuando se acostaba sobre la cama boca abajo a ver la TV, yo disfrutaba de una vista sensacional. Sus redondas y delicadas nalgas mostraban la belleza de su culo y la tanga me permitia ver perfecto, su vulva, su vagina y ese exquisito clitoris colgante. Catherine por su parte usaba un delicado camison de seda transparente que dejaba ver sus tetas y sus pezones mientras que su trasero y su vagina quedaban a la vista pues la cortisima falda roja sin tanga que se ponia me permitia verle su sexo cuando se sentaba al lado mio. Yo las deseaba y me parecia increible que esos dos cuerpos los comparti con el abogado toda una noche.

Pasaron seis meses y el dia de mi cumpleaños coincidio con el evento de integracion familiar que normalmente la empresa para la que trabajo organizaba una vez al año. Normalmente participaban todos los empleados con sus familias, asi que el evento reunia cerca de 400 personas. Sara y Catherine se colocaron sus apretados blue jeans los cuales se ajustaban a sus piernas y caderas, resaltando esos deliciosos culos. Como ambas tenian cinturas de reina, sus juveniles caderas se contorneaban al caminar y sus traseros se notaban exquisitos y delicados. Su cabello rubio suelto las hacia ver muy atractivas y deseables.

Estaba yo tomando un fresco al lado del barbecue principal, cuando escuche detras mio la sigiuiente conversacion:

-"Hey Alberto, sabes quien son esas dos bellezas de jovencitas rubias?", pregunto el presidente de la compañia.

-"Te refieres a las rubias que tienen el blue jean y esos culos perfectos?.....pues imaginate que yo ya habia preguntado y me dijeron que son hijas de un empleado del departamento de correspondencia llamado Walter...", contesto otro de los managers de la empresa quienes detras mio hablaban.

Por supuesto se estaban refiriendo a mis hijas y ellos sin conocerme, no sabian que su padre estaba muy cerca.

-"que cuerpos tan espectaculares... verdad Alberto?.... te imaginas uno montando una mujercita asi toda la noche?... te imaginas la derramada formidable que tendra uno al venirse dentro de esas bellezas de culos?", volvio a preguntar el presidente.

-"Con cual de las dos te quedarias?", pregunto el otro directivo, llamado Alberto.

-"Vaya... vaya... vaya... esa si es una decision dificil... esas dos diosas merecen ser montadas al mismo tiempo...", respondio el presidente dando a entender que Sara y Catherine eran igual de deseables y estaban en su mira.

-"Que ese tal Walter me pida lo que quiera con tal de estar encima de una de sus hijas toda la noche...", comento el tal Alberto.

Ambos sonrieron y se retiraron del sitio donde yo estaba, acercandoseles a ellas quienes conversaban con las demas teenagers. Yo me retire del lugar y observe como empezaban a conversar con ellas sin quitarles la miradas de sus frescos y juveniles cuerpos. Hablaron por un rato y cuando una de las esposas de ellos se acerco, ellas se retiraron y observe como los ojos de ellos seguian el movimiento sensual y tierno de los culos de mis hijas.

Esa noche llegue muy excitado de ver como mis hijas fueron el centro de atencion de la reunion. Al salir con ellas vi como las miraban y las deseaban sin misericordia. Llegamos a la casa y ellas me dijeron que me tenian un regalo sorpresa de cumpleaños, por lo que debia entrar a mi habitacion y esperar.

Espere 10 minutos mientras las escuchaba reirse y susurrar en su habitacion.

-"Ven papa..", las escuche gritarme desde la habitacion de Sara.

Cuando entre, recibi una calida sorpresa. Sara y Catherine estaban sobre la cama. Sara tenia un conjunto de ropa interior de color rojo, su brasier permitia ver la parte alta de su tiernas tetas y su tanga dejaba expuesta parcialmente su vagina afeitada y su delicada vulva. Tenia medias veladas del mismo color que le llegaban hasta la entrepierna donde el ligero se abrochaba a la tanga. Sus deportivas piernas lucian sensacionales y su trasero mostraba esas exquisitas nalgas. Catherine, por su parte, estaba completamente desnuda. Solo tenia un cordon atado a su cintura del cual colgaba un letrero que decia "Feliz cumpleaños Papa". El letrero ocultaba parcialmente su vagina.

Entre sonriendo y recibi ese regalo especial de cumpleaños. Mientras Sara me observaba, clave primero la vagina y el culo de Catherine descargandole formidables calidos chorros de semen y pensando cada vez que me derramaba dentro de ella, muchos hombres me envidiaban en ese momento, en especial, el presidente de la empresa para la que trabajo. Mis gritos de placer y los de ella reflejaban la intensidad del momento. Al cabo de una hora, Catherine salio y me quede con Sara para disfrutar una vez mas de su exquisito culo y su deseable y jugosa vagina. Me parecia increible que yo aun tenia energias para penetrarla, despues de disfrutar por una hora del cuerpo de Catherine. Mi verga seguia firme y taladraba cada rincon de Sara. La delicadeza de su culo y sus tiernas nalgas me excitaban y me daban mas motivos para seguirla montando toda la noche.

Luego de la ultima eyaculacion, Sara estaba en posicion doggy. Yo, por detras, arrodillado sobre la cama, tenia su cintura aferrada con mis brazos. Mi verga yacia inmovil en lo mas profundo de su deliciosa vagina y por supuesto, me habia pegado una fenomenal derramada minutos antes. Estabamos relajandonos despues del orgasmo y las pulsaciones de mi corazon volvian a su ritmo normal.

-"Hoy muchos hombres te desearon...Sara", le dije mientras le acariciaba su espalda.

-"Si... me di cuenta que el presidente de la compañia no nos quitaba los ojos de encima", respondio ella.

-"Harias cualquier cosa por mi?", le pregunte.

-"Las dos hariamos lo que tu digas..." me respondio ella muy seguramente, incluyendo a Catherine en la respuesta.

Lentamente le saque mi verga de su vagina y me quede por un rato mirandola en esa posicion. Su clitoris se veia hermoso y colgaba pidiendo ser lamido. Su vulva y sus labios estaban enrojecidos. Sus redondas nalgas seguian igual de inmaculadas y perfectas. De su vagina salian flujos femeninos. De su ano escurria semen el cual bajaba hasta su vulva. Al parecer el culo de mi hija estaba ya lleno pero su vagina aun podia recibir otra de mis cargas.

Nos quedamos dormidos, abrazados como amantes, para amanecer al otro dia nuevamente como padre e hija.

La semana siguiente Manuel Hernandez, el presidente de la empresa me mando llamar a su oficina.

-"Walter, me he enterado de que usted es un trabajador muy habil y astuto, asi que hemos decidido con su supervisor llevarle a cabo un especial aumento de sueldo", dijo el con voz energica.

-"Gracias, doctor Hernandez", le respondi sonriente, aunque yo sabia para donde iba.

El doctor Hernandez me explico entonces de que se trataba el aumento. Era muy atractivo y quedaba cobijado con prestaciones y beneficios.

-"A proposito tiene usted dos hijas maravillosas, Sara y .....", dijo el pensando por un rato.

-"..Catherine, doctor Hernandez", agrege, recordandole el nombre de ella.

"Ohh si.. Sara y Catherine...", dijo el notando cierta duda al hablar.

Parecia que me quisiese decir algo pero no estaba seguro de contarmelo.

-"Walter, me gustaria invitarlos a mi Hacienda de recreo un fin de semana para premiarle su dedicacion al trabajo, claro eso si, seria bueno que Sara y Catherine estuvieran presentes...", dijo el notandose nervioso y dubitativo.

-"Maravilloso, doctor Hernandez", le respondi inmediatamente.

Hubo silencio y el se tomaba las manos nerviosamente. Al verlo en esa situacion, rompi el hielo y lo saque de sus dudas:

-"Quiere hacer el amor con una de ellas?", le pregunte.

Su mirada quedo fija en mi. Estaba sorprendido por mi pregunta pero no dudo en responder y empezamos a hablar claro.

-"Si... quiero a Sara toda una noche... que quiere de mi a cambio?", me respondio muy seguro.

-"Sara, 18 años recien cumplidos, trasero perfecto, cheerleader de la Universidad, una verdadera diosa en la cama, son USD$2,000 por una noche. Podra disfrutar de su tierna y fresca vagina cuantas veces quiera. Si desea sexo anal y disfrutar de su exquisito culo son USD$1,000 adicionales", le conteste describiendole las cualidades y el precio de mi hija.

-"Es demasiado... olvidelo Walter", me dijo mirando hacia la ventana.

-"Ok, entonces olvidemolo y dejemolo asi...", le respondi mientras me levantaba de la silla y avanzaba hacia la puerta.

-"Walter, espere... venga...", me llamo el doctor Hernandez al ver que yo me retiraba.

-"Le doy USD$6,000, me quedo con las dos y tengo derecho a sus culos y sus cuerpos el fin de semana completo", me dijo el nerviosamente.

-"Trato hecho, usara condon todo el tiempo y yo estare presente vigilandolas", le conteste aprobando el acuerdo.

-"Que? .. condon? voy a clavar mi verga dentro de semejantes bellezas de mujeres por las cuales pagare USD$6,000 y me dice usted que tengo que usar condon?", me pregunto el sorprendido.

-"Si quiere sin condon, son USD$1,000 adicionales, y le garantizo que penetrando sus vaginas, la derramada sera brutal.... pero si penetra sus tiernos culos, sentira que toca el cielo cuando eyacule.... eso si, sera el primero y unico fin de semana de su vida que su verga entrara dentro de mis hijas", le enfatize.

El me miro y observe como el bulto de su pantalon se crecia. Habia tenido una ereccion de solo pensar que mis hijas serian todas suyas.

Report Story

byjulio08© 1 comments/ 37755 views/ 2 favorites
1 Pages:1

Por favor, Puntúe esta presentación:

Please Rate This Submission:

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Please wait
Recent
Comments
by Anonymous

If the above comment contains any ads, links, or breaks Literotica rules, please report it.

There are no recent comments (1 older comments) - Click here to add a comment to this story or Show more comments or Lea Todos Los Comentarios De Los Usuarios (1)

Add a
Comment

Post a public comment on this submission (click here to send private anonymous feedback to the author instead).

Post comment as (click to select):

También escuchar una grabación de los personajes.

Preview comment

Forgot your password?

Please wait

Change picture

Your current user avatar, all sizes:

Default size User Picture  Medium size User Picture  Small size User Picture  Tiny size User Picture

You have a new user avatar waiting for moderation.

Select new user avatar:

   Cancel