tagRomancesNoche De Pasión

Noche De Pasión

byKaSy©

Desperté muy temprano en la mañana, hacia un día hermoso y el sol, después de varios días sin verse, salio resplandeciente brindando su calor. Para mí no era un día cualquiera, ese era el día que estaba esperando hacia mucho tiempo, pues al fin vería a la persona que más amaba y que no conocía personalmente. Comencé a arreglarme alrededor de medio día, hice mil cosas para verme bonita, depile mis piernas y mi parte intima, disfrute de una ducha de agua caliente por mas de una hora y perfumé cada centímetro de mi cuerpo con fragancias suaves y delicadas, peine mi cabello muy bien y aplique maquillaje suave para no verme muy madura.

Salí de casa rumbo al aeropuerto pues ya se acercaba la hora. El vuelo, en el que llegaba mi sueño hecho realidad, arribó en horas avanzadas de la tarde, ya oscurecía, le espere en el lugar asignado por el aeropuerto para esperar a los pasajeros, allí en pie, tras varios minutos de espera le vi tras el cristal. Era él, al fin le veía y pronto le abrazaría como soñé siempre, mis manos temblaban, pero no mostré nerviosismo alguno. Le veía avanzar hacia mí y con cada paso que él daba sentía mis piernas doblarse, pero por un milagro no lo hicieron. Allí estaba, de pie frente a mi, nos miramos mutuamente y tras una pausa que parecía más una eternidad, nos abrazamos como viejos conocidos que se han separado por algún tiempo para ir de viaje.

Ambos, aun confusos y algo idos por el acontecimiento nos dirigimos a la plazoleta del aeropuerto, luego de platicar mientras tomábamos un rico café, le lleve a mi casa y una vez allí acomodo sus cosas en el cuarto extra que arregle para su llegada, pero deseaba que no lo usara, pues mi cama estaba a su disposición.

Nos sentamos en la sala y conversamos largas horas, yo no dejaba de mirarle, me parecía imposible que tanta maravilla fuera verdad, aún así, el tiempo parecía no correr. Hubo un minuto en que el silencio nos invadió, nuestras miradas se cruzaron y los corazones latían cada vez más rápido. Se acerco a mí, sin prisa y con calma, tomo mi mano invitándome hacia él, algo nerviosa pero decidida me acerque a su lado, sus ojos clavados en los míos me hacían estremecer, mi corazón parecía salirse de mi pecho y sentía una sensación exquisita en mi vientre, lo deseaba, mi cuerpo le llamaba a gritos.

Sin apartar un segundo su mirada de la mía, se fue acercando más y más hasta que nuestros labios se encontraron, probé los suyos, probó los míos, nos besábamos de la forma más deliciosa que alguien pudiese imaginar, sus manos tomaban mi cintura acercándome más hacia él y las mías acariciaban su cabello. De la forma más delicada, sus manos subieron hasta llegar a mi blusa, comenzó a desabrochar uno a uno los botones. Mis manos comenzaron a sacar su camisa y se metieron dentro de ella tocando su piel, en medio de besos apasionados y manos juguetonas, fue dejándome caer suavemente en el sofá mientras sus labios comenzaron a bajar poco a poco dándome delicados pero a la vez apasionados besos en el cuello, sus manos bajaban mi sostén, luego sus carnosos labios chuparon cada uno de mis pezones, era tal mi emoción que los tenia duros y paraditos y sus manos jugaban con mi cabello, luego de comer mis tetas siguió dándome deliciosas chupaditas a medida que bajaba. Llegando a mi falda se detuvo un instante para soltar el broche con sus manos y empezó a bajarla hasta quitármela, luego quito su ropas por completo, nuevamente comenzó a besar mis labios y su lengua se encontró la mía dispuesta a todo por él, mientras, soltaba mi sostén por completo para que no estorbase en su camino al amor. Comiéndome a besos bajo a lo largo de mi cuerpo, mientras me quitaba el panty con sus manos, sus labios se posaron en mi vagina mas no se detuvo allí, con sus manos apartaba mis piernas y las besaba, yo, excitada hasta más no poder, me retorcía de placer deseando que llegara a mi clítoris, pero él alargaba ese momento produciendo en mi cada vez más excitación, siguió besando mi entrepierna deliciosamente mientras sus dedos me acariciaban el clítoris, lentamente fue llegando hasta allí. Con sus dedos aparto mis labios y posó su lengua en mi clit, yo estaba muy excitada y mojada y el saboreaba mis jugos vaginales como si disfrutase de un manjar.

Con su boca y su lengua en mi clítoris, chapándome exquisitamente me vine dos deliciosas veces llena de placer y excitada como loca. Le tome la cabeza y atraje hacia mí sus labios, mientras le besaba como una salvaje, cámbianos de posición, ahora yo dominaba. Baje dándole pequeñas mordidas en su cuerpo hasta llegar a su pene, lo tome con una mano y lo metí en mi boca, jugando con el, saboreándolo, disfrutándolo, lo sacaba y lo metía en mi boca y el con sus manos tomaba mi cabeza y la empujaba hacia él. Mientras le mamaba el pene, con mi mano derecha me frotaba el clit, él estaba disfrutando de mí tanto como yo de él.

No quiso terminar en mi boca, me jaló hacia él y besando mis labios me recostó en el sofá, se arrodillo en el suelo y nuevamente me mamo la peri hasta hacerme gemir y gritar cuando me vine una vez más, mis ojos tenían lagrimas, lagrimas de placer infinito. Me sentía débil pero quería más. Mientras nos besábamos nos pusimos en pie, tomo mi cintura y me dio media vuelta, besando mi cuello me acerco hacia la mesa de comedor, algo bajita para cenar excelente para hacer el amor, e inclinándome hacia ella besaba mi espalda, sentí como su pene acariciaba mi culo, lento pero seguro me penetro por el ano, con ritmo acelerado me comía el culo y cogía mis tetas mientras yo me acariciaba mi clit con locura, extasiada de placer me corrí. Una vez más me dio media vuelta, me levanto un poco para sentarme en la mesa, posó sus manos en mis piernas y las separé, mi vagina le pedía a gritos que me penetrara, que me tomara y así lo hizo, deslizo su pene duro como una piedra hacia mi hueco muy lubricado de tanto placer, empezó a meter y sacar su pene de mi vagina, cada vez con mas fuerza y rápido, subí las piernas al borde de la mesa, esto permitió más penetración y más placer, no podíamos más, estábamos listos para explorar, yo le pedía más y el más me daba, una y otra vez hasta que ambos nos venimos al tiempo, cronometrados el uno con el otro.

Cansados de placer y abrazados buscamos nuestro lecho y así dormimos, pegaditos, abrazados, sintiendo el calor y el roce de nuestros cuerpos, listos para amarnos una y mil veces más. La debilidad me venció, caí en un sueño profundo y con una sonrisa en los labios.

A la mañana siguiente desperté, estaba mojada, aun débil, sonriente y llena de felicidad, mire a mi lado y no estaba, se había ido, desconcertada mire a mi alrededor no había nadie, me levante hasta sala, estaba intacta. Me acerque a la ventana, mire a la calle y comprendí que solo había sido un sueño, volví al cuarto, encendí la computadora y allí estaba él, como siempre, listo para iniciar un nuevo día de charlas, juegos online y sexuales, mi sueño no se había hecho realidad y no se hará. Pero siempre le amare y deseare hacer el amor de esa forma tan especial, como mi Noche De Pasión.

Report Story

byKaSy© 2 comments/ 7141 views/ 0 favorites
1 Pages:1

Por favor, Puntúe esta presentación:

Please Rate This Submission:

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Please wait
Recent
Comments
by Anonymous

If the above comment contains any ads, links, or breaks Literotica rules, please report it.

There are no recent comments (2 older comments) - Click here to add a comment to this story or Show more comments or Lea Todos Los Comentarios De Los Usuarios (2)

Add a
Comment

Post a public comment on this submission (click here to send private anonymous feedback to the author instead).

Post comment as (click to select):

También escuchar una grabación de los personajes.

Preview comment

Forgot your password?

Please wait

Change picture

Your current user avatar, all sizes:

Default size User Picture  Medium size User Picture  Small size User Picture  Tiny size User Picture

You have a new user avatar waiting for moderation.

Select new user avatar:

   Cancel