tagParejas EróticasNuevo Trabajo

Nuevo Trabajo

byhortensia©

Marie llega a la entrevista después de su aventura en el ascensor. Arebolada y sonriente, con las bragas empapadas. La persona impaciente que le esperaba ( se ha retrasado unos minutos) está detrás de una mesa enorme, eso sí, transparente, con sólo un ordenador y un teléfono sobre la superficie. Es un hombre alto y delgado, de pelo canoso, manos largas y labios muy finos. El hombre se incorpora al entrar ella, y le dá la mano.

Marie se queda de pié, esperando.

El hombre habla sólo en inglés. ¿De qué país será? Piensa Marie. Le parece que no es europeo.

(Para no provocar la ira de mi Master, transcribo la conversación en castellano).

- Me alegro de verla, srta.

- Yo también, señor.

- ¿Sabe para que ha sido convocada?

- No, señor, sólo que se me ha dicho que tengo las cualidades que Vds. necesitan .Aparentemente sí, pero vamos a hacerle una prueba.

Marie aprieta los labios y sus manos tiemblan ligeramente. El hombre se dá cuenta pero no dice nada.

- Tendrá que salir de viaje esta tarde, iremos juntos a una entrevista especial y estará ausente cuatro días. La compensaremos bien , pero no podrá decir a nadie dónde estará. El viernes volverá a la ciudad por la noche. Tendrá que firmar ahora una cláusula de privacidad por la que se compromete a nunca hablar de lo que ocurra en estos días.

- Perfecto.Siga informándome.

- Será la única mujer de nuestro grupo. Y la pondremos a prueba en todo momento. No sufrirá daño, pero tendrá que aguantar. Pasaremos a buscarla a su casa a las 4 de la tarde. Prepare sólo una maleta , ropa formal y vestida, no hará frío.

Y le dá la mano de nuevo . Esta vez mas que apretón parece una caricia . Marie le mira a los ojos, y vé un destello . ¿De crueldad?¿De interés sexual? No puede distinguirlo.

Se vá del despacho sonriendo, atraviesa un pasillo con otros despachos, todo el mundo la está mirando . Será tontería mía, pensó. Y sigue hasta el ascensor. Sus bragas caladas le recuerdan como había subido unos minutos antes.

El securata de la puerta le abre el ascensor con una sonrisa y un guiño. Ella le contesta con otro guiño y entra . El se cuela dentro justo antes de que se cierre la puerta . Mientras bajan el chico se le acerca y le dice:

- Voy a hacer lo mismo que mis amigos.

- Ni se te ocurra.

Y Marie le señala un pequeño objeto negro que tiene ahora colgado en la solapa de la chaqueta. Es un micro minúsculo. Marie le indica también la cámara de la esquina de arriba del ascensor. El chico es lento pero comprende y se queda quieto, casi cuadrado.

Le abre con cortesía el ascensor y Marie sale del edificio con una extraña sensación, entre miedo y excitación.

No puede concentrarse en nada. Llega a su casa, prepara una maleta con su mejor ropa, varios pares de zapatos , joyas. Se pone las perlas que le gustan a su Master y se maquilla con cuidado. Deja el móvil cerrado, un mensaje en el contestador. Avisa a su familia que estará fuera de viaje . Está tan nerviosa que no come nada y sólo bebe té verde con jazmín.

A las cuatro oye un cláxon y vé un coche grande y oscuro, con cristales tintados y un mecánico esperando con la puerta abierta. Sale rápido, el mecánico coge la maleta y la guarda en el maletero y ella entra en el coche. A su lado está el hombre alto .

La mira y parece satisfecho. Marie se coloca unas gafas oscuras. Tiene el pasaporte en el bolso , aunque no se lo han pedido.

El coche sale rápido hacia un aeropuerto pequeño, dónde hay jets privados. El coche se dirige directamente hacia la pista y se para ante un Learjet85, el modelo último. El mecánico se precipita a abrirle la puerta, sale ella, sale el hombre alto , el comandante aparece para saludar con una azafata negra que parece una modelo . Las maletas desaparecen , Marie entra en la cabina y se queda quieta esperando.

- Colóquese aquí por favor.

Se sienta de inmediato en uno de los grandes sillones blancos en esta cabina gris y negra donde todo es lujoso. Huele a cuero . La azafata se acerca, le ata el cinturón acercándose mucho a su cara , con una gran sonrisa . Marie la saluda amablemente. La chica después de atarle el cinturón muy prieto le acerca también una almohada y le anuncia que nada mas despegar pasará las bebidas.

El hombre se coloca frente a ella, una pequeña mesa les separa. Marie tiene las piernas dobladas y las rodillas pegadas, un sastre impecable, el más caro que tiene, una blusa de seda y su mejor ropa interior y medias .

El avión despega sin ruido , la azafata ofrece bebidas, Maria pide agua mineral sin gas, el hombre un whisky de malta y pide que les dejen sólos.

Marie se prepara. ¿Para qué la han elegido a ella, filóloga y traductora con cuatro idiomas, a venir a estos cuatro días? Sigue sin saber dónde van pero el que no les hayan pedido documentos le hace pensar que no saldrán del país.

- Marie, quiero saber si puedo contar con Vd. Necesito una asistente personal (PA en inglés) que durante un año se ocupe de todas mis gestiones al mas alto nivel y que sea confidencial. Le propongo un sueldo, seguro y condiciones que nunca habrá oído, pero deberá comprometerse por ese año completo sin pensar ni en su familia ni en el resto de su vida. Seré el dueño de su vida durante 365 días salvo que esté Vd enferma, entonces volverá a su casa sin mas y terminará el contrato. Pero el ser mi PA quiere decir que lo será día y noche.

Marie se queda mirando , con la boca algo abierta.

- Si, día y noche. Y para ello quiero saber si somos compatibles. Vamos a estar juntos cuatro días trabajando y pasaremos el resto del tiempo juntos. Vd obedecerá en todo momento y nunca discutirá mis órdenes si quiere seguir conmigo.

No sé si somos compatibles. Primero vamos a cenar, luego a ver una película y cuando termine ya habremos llegado a nuestro destino para esta noche.

La azafata aparece por arte de magia, seguro que lo oye todo, piensa Marie. Sirve una cena sencilla, ensalada, salmón fresco con espinacas, sorbete de mango. Retira todo en silencio y coloca la película en el ordenador .

El hombre, al que Marie deberá llamar Mr.X, situa el ordenador ante la chica. Con sorpesa vé que es una película erótica en la que una joven se convierte en esclava ( eso sí, muy elegante) de un hombre mayor, de Mr X. La chica de la película acepta no llevar nunca bragas y siempre unos sujetadores de modelo balconnet, que mas bien realzan sus tetas, con medias y liguero. El hombre le mete mano y la penetra en cualquier momento, y delante de sus empleados sin problemas ya que todos se callan y cuadran delante de ellos. Marie levanta los ojos y mira a Mr.X, sorprendida. El dvd sigue mostrando a la chica que cuando están solos se arrodilla ante él, le besa los piés, espera a que él le levante, nunca se ofende ni protesta . El hombre de la película la hace acostarse con otros hombres delante suyo, hace que varias mujeres la utilicen , que otros la miren desnuda. Marie se pasa la lengua sobre los labios . El hombre la está mirando fijamente. Ahora o nunca , piensa.

- Ok dice Marie.

El hombre sonríe satisfecho. Apaga el ordenador y se acerca . La hace levantarse , le coge de la cintura y la acerca a su cuerpo. Su boca se pasea por su cuello suave, por su oreja pequeña , a la que lame con cuidado. Ella nota su respiración y cierra los ojos. El la besa primero en los labios y cuando ella no se resiste, nota una lengua picuda entrar en su boca. Sabe bien , huele bien , se deja. Crece la erección de Mr X y ella acerca las manos hacia su bragueta .

- Primero me masturbas y luego me la chupas, quiero ver si eres tan buena como me han dicho.

Marie se abre la chaqueta y el se la retira rapidamente. Marie se quita los zapatos y se queda con las medias finas. Se arrodilla con cuidado y el hombre se quita el cinturón y abre la bragueta. De un calzoncillo de seda saca un pene fino, largo y algo curbado. La punta está mojada . Ella le dá una pequeña lamida, como si fuera un helado italiano. Con las dos manos coge la base y acaricia sus huevos que reaccionan de inmediato. Lo bueno de la gente mas mayor es que tardan poco, piensa, y sigue excitando al hombre . Cuando nota que le cambia el ritmo de la respiración, se relaja y la picha entera entra en su boca. El hombre empieza a gemir levemente y sus huevos se han contraído. Se corre enseguida, su semen caliente entra en su garganta. Ella lo traga todo y empieza a lamerle la picha todavía dura . Sigue acariciando hasta que se corre una segunda vez. El hombre la deja volver a lamer todo y cuando queda limpio, se mete la picha blanda otra vez en el calzoncillo. Marie le abrocha la bragueta y el cinturón, pero se queda de rodillas. Sabe que quiere ser su Amo y baja la cabeza, mirándole los piés embutidos en zapatos italianos caros.

El debe estar satisfecho porque le dá las gracias y llama a la azafata, Miranda.

Miranda llega subida en sus tacones altos y no parece extrañarse,otra mas, pensará.

- Miranda, parece que Marie se vá a quedar con nosotros. La quiero recompensar.

El hombre se vuelve a sentar en su butaca y Miranda se acerca a la chica. Se sienta enfrente de ella y la besa . Marie se sobresalta, no ha estado nunca con una mujer y menos con una negra .

Miranda le coge con suavidad la cara y la vuelve a besar, esta vez mas fuerte. Con sus manos grandes de uñas pintadas en rojo sangre le abre la camisa de seda y acaricia sus senos Empieza a quitarle la camisa y luego le desabrocha el sujetador de seda gris y rosa. Las tetas de Marie saltan y Miranda las besa, mientras que sus manos acarician y excitan sus pezones. Mr X observa interesado y se ha inclinado para no perderse detalle. Miranda sigue besando las tetas blancas de Marie y sus pezones grandes y rosados. Los pellizca y Marie salta, le ha hecho daño de verdad y se le han saltado las lágrimas. Miranda sonrie con aire cruel y sigue acariciando la piel de la chica. Sus manos bajan a la cintura y le levanta la falda . Con manos frías le baja las medias y las bragas, a juego con el sujetador. Se las dá a Mr.X. Que las huele y se las mete en el bolsillo . Miranda empieza a acariciar con sus uñas largas el coño rasurado de Marie, y con dedos fuertes le atrapa el clítoris . Aparece un consolador negro que Miranda hace chupar a Marie y se lo mete con fuerza en el coño. Marie dá un bote pero sigue sin quejarse. Sus pezones pellizcados y su coño invadido . No nota placer pero si excitación . Oye un ruido y vé que el comandante está en la puerta. Mr X ha debido avisarle y el avión tiene que estar con el piloto automático o con un copiloto, porque nadie se inquieta.

El comandante es alto y rubio, seguro que es australiano por el acento, y ya tiene la bragueta abierta.

- Hombre, una flor nueva, gracias Mr X. Dice, y se acerca a Marie.

Miranda se retira y el piloto se coloca sentado sobre una manta que ha aparecido misteriosamente. Coge a Marie por la cintura y la levanta sobre él como si fuera una pluma. Su picha está tiesa, es gorda y bastante larga. Marie está ahora desnuda salvo la falda arrugada en la cintura, que Miranda le retira rápidamente . El piloto le coge las manos y la coloca sobre el, penetrándola en el acto . Miranda detrás suyo le ha puesto esposas a Marie, que empieza a estar incómoda de verdad. Y además el consolador que le sacó de su coño nada mas llegar el comandante está ahora intentando entrar en su culo.

- Deja eso, Miranda, le dice Mr X, ya veremos esta noche que hacemos. Es mucho por tres horas de empleo.

El comandante sigue follando a Marie que está con las manos esposadas en la espalda . El hombre le coge la cara con sus manos y empieza a besarla y a morderla.

- No me la marques, oye la voz ría de Mr X. Y el piloto se queda tieso literalmente.

Tras la regañina sigue follando a Marie hasta que se corre. Miranda le coge los brazos a Marie y la incorpora. Esta desnuda y le corre el semen por sus piernas, pero ella no se ha corrido. Miranda le lame el coño y le mete su lengua , mientras que el piloto que se ha puesto de pié empieza a sobarle los pechos con violencia.

Quieto. La tocas con cuidado, sino no cenas, dice Mr X con cara satisfecha, se vé que esto se está animando y le gusta que sus empleados se animen.

Marie se corre sin ruido, con la cabeza hacia atrás y la melena desordenada. Miranda le pellizca las nalgas mientras que sigue comiéndole el coño y lamiendo la corrida de sus piernas. Mr X ordena que se vistan y se preparen para aterrizar. El comandante se incorpora y se vá de la cabina. Marie se vuelve a vestir con la ayuda de Miranda, que le ha quitado las esposas y se sienta de nuevo. Pero está sin bragas , solo con sus medias, y tiene la respiración entrecortada.

- Muy bien, Marie. Parece que nos vamos a entender. Esta noche estaremos en la ciudad de xxx , tendrás tiempo de cambiarte para cenar. Y después de la cena seremos más. A ver como te comportas. Te quiero mas obediente.

Marie se mira las manos y no habla. Unas lágrimas caen sobre su camisa. ¿Que le espera?

Report Story

byhortensia© 0 comments/ 3531 views/ 0 favorites

Share the love

Also in this series

Report a Bug

1 Pages:1

Por favor, Puntúe esta presentación:

Please Rate This Submission:

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Please wait
Recent
Comments
by Anonymous

If the above comment contains any ads, links, or breaks Literotica rules, please report it.

There are no recent comments  - Click here to add a comment to this story

Add a
Comment

Post a public comment on this submission (click here to send private anonymous feedback to the author instead).

Post comment as (click to select):

También escuchar una grabación de los personajes.

Preview comment

Forgot your password?

Please wait

Change picture

Your current user avatar, all sizes:

Default size User Picture  Medium size User Picture  Small size User Picture  Tiny size User Picture

You have a new user avatar waiting for moderation.

Select new user avatar:

   Cancel