tagSexo entre LesbianasOrgasmo En La Sierra

Orgasmo En La Sierra

byLushPrincess©

"Vamos Camila, tienes que borrar todo eso de tu mente."

"No puedo Gloria, no es tan fácil. Lo amo, ¿ como me pudo hacer esto?"

"Amiga, los hombres son unos perros. Pero no puedes seguir aquí encerrada en este cuarto, ya tienes cuatro meses que no ves ni el sol. Estoy muy preocupada."

"Esta bien, lo hare por ti. Pero no se que tanto te puedas divertir conmigo. Soy una amargada."

"Tu solo dime que vienes, ¡de lo demás yo me encargo!"

-----

Gloria tenía razón, los hombres son unos perros. Le di a ese perro los mejores años de mi vida, lo ayude a terminar la escuela, le di de comer, lo vestí, le di absolutamente todo... ¿y como me pago? Yéndose con la primera puta que se encontró. Se que estoy mejor sin el, pero aun así me entro una depresión inmensa y hasta perdí mi trabajo. Ya tenía más de cuatro meses que no salía de mi cuarto. Si no fuera por Gloria no se que hubiera echo, quizás hasta la vida me hubiera quitado. Es por demás decir que es mi mejor amiga. ¡La adoro!

Ya tenia días queriéndome sacar de mi casa, y por fin lo logro. Me conto con mucho entusiasmo que iríamos a la sierra de Chihuahua, una vez la llevo un ex-novio y se enamoro del lugar. Tengo que admitir que ir a la sierra Tarahumara no era mi idea de unas vacaciones relajantes, pero cambie de opinión en cuanto vi el hermoso paisaje. Grandes montañas y barrancos cubiertos de espesos bosques, los montes verdes y el cielo más azul que eh visto en mi vida habían logrado tranquilizarme.

Llegamos a unas cabañas hermosas y rusticas, nos registramos y nos dirigimos a nuestros respectivos cuartos. Me sentía tan en paz en aquel cuarto de madera, la chimenea estaba prendida y el olor de madera llenaba la habitación. Me senté frente al fuego y comencé a llorar, recordando al estúpido que me había echo pedazos el corazón. Llore por un buen rato, hasta que mis ojos no dieron mas lagrimas y ahí sentada frente aquella gran llamarada decidí que esas serian las últimas lágrimas que mis ojos derramarían por ese perro.

Decidí tomar una relajante ducha mientras esperaba que me hablara Gloria para ir a cenar. Mi cuerpo cansado por el largo viaje me agradeció estremeciéndose bajo el chorro caliente del agua. Mis pezones se endurecieron al instante y un hormigueo extraño recorrió mi cuerpo mojado. Me sentí viva de nuevo; fue una gran sensación, muy excitante. Sonó mi celular y con una sonrisa en mi cara termine de bañarme. "Bueno," alcance a contestar.

" ¿Ya estas lista amiga?"

"Si, déjame me cambio y salgo de inmediato ok."

"Te espero en el lobby."

Humecte mi cuerpo lentamente, disfrutando de mis manos sobre mi figura. Decidí vestirme casual, con unos jeans rotos y una blusa de manga larga negra; con un escote sugestivo. Me eche un poco de mouse en mi pelo y me puse un poco de labial. Trate de apresurarme, me estaba muriendo de hambre y conociendo a Gloria ya estaría mordiéndose las uñas; es un poco impaciente.

El restaurante era todavía mas acogedor; comimos y platicamos de cosas ligeras se que estaba tratando de no tocar el tema de mi ex y conmigo no había problema. En realidad no recordaba la ultima vez que me había reído tanto, hasta me dolía un poco mi pancita. Cuando ya estábamos a punto de retirarnos se acerco a nosotros una Americana simpática para preguntarnos si hablábamos Ingles. Me imagino que pudo escuchar cuando bromeábamos y de vez en cuando decíamos algo en su idioma.

Nos dijo que se llamaba Cristina y que sus amigas la habían dejado sola. Quería que le preguntáramos a la mesera si sabía a donde se habían ido. Con mucha pena nos contesto que ellas se habían marchado desde muy temprano y que parecía que no iban a regresar. Para nuestra sorpresa Cristina no parecía estar molesta, pero si un poco triste. Debo admitir que me cayó bien la muchacha, era agradable y graciosa y se me hizo de muy mal gusto lo que sus "amigas" le hicieron. Así que le dije que si gustaba se podía quedar en mi cuarto, ya que sus amigas se fueron con su equipaje y no tenia donde quedarse.

"Muchas gracias amiga," me contesto en español quebrado, el tono de su voz cambio de inmediato se escuchaba mas dulce, y tengo que admitirlo hasta un poco sensual.

-----

Nos despedimos de Gloria y caminamos juntas hasta mi cuarto, le comente que solo había una cama y que si no se sentiría muy incomoda podríamos compartirla. A lo que pronto me aseguro que no había ningún inconveniente. No se ni como ni cuando la platica se convirtió sexual, pero pronto me estaba confesando su atracción asía los Mexicanos y como había conocido tantos en sus cortas vacaciones y hasta se había acostado con mas de uno.

Hablaba tan abiertamente de sus conquistas sexuales que para mi era como otro mundo, estaba completamente metida en la plática. Sentí como mis pantis comenzaron a humedecerse cada vez que me describía en detalle como un varón de sangre Mexicana la había echo suya. No se si ella se daba cuenta de cómo me acomodaba en la silla, tratando de apretar con fuerza las piernas. ¡Ya no aguantaba las ganas! Muy disimuladamente le dije que tenía que ir a baño. Trate de calmarme ya que no me quería masturbar con Cristina en el cuarto, eso para mí siempre ah sido algo muy privado y no me gustan los espectadores. Lave mi cara y respire profundo antes de regresar a la habitación.

-----

Volví al cuarto, Cristina ya estaba muy cómoda debajo de las cobijas. Encendí el televisor y me senté en la orilla de la cama. Comencé a cambiarle para ver si encontraba algo bueno, cuando de pronto vimos un canal pornográfico. Me puse un poco nerviosa y estaba a punto de cambiarle cuando me dijo que lo dejara. Al principio me sentí incómoda, pero después comencé a sentir como me mojaba, no podía evitarlo, mi panochita me latía con fuerza, y mis pezones se endurecieron... No quería voltear a ver a Cristina, pero sentía como se movía en la cama.

* "Look at me," me dijo sensualmente.

Con pena voltee a mirarla, sus manos se deslizaron bajo las cobijas. ¡Se estaba masturbando! Su linda cara mostraba su satisfacción, sus ojos verdes llenos de lujuria.

"¡Cristina!" Le grite un poco impresionada.

"¿ No te gusta?" Me dijo con una sonrisa cómplice en su español quebrado.

"Me da un poco de vergüenza..." Respondí, agitada.

** "Have you ever been with a girl?"

"No." Le conteste aterrorizada.

Con una sonrisa picara se levantó, camino hasta el sillón donde estaba su bolso y sacó un consolador enorme de dos cabezas. Se acercó a cama y muy despacio me empujo hasta dejarme acostada. Yo no sabía que hacer. Por un lado me moría de vergüenza, esto no estaba bien, pero mi panochita decía otra cosa: estaba empapada, caliente y deseosa.

"Qué lindos pechos," me dijo, mientras removía mi blusa, dejando al descubierto mis senos redondos.

Comenzó a acariciarme despacio, a jugar con mis pezones, a mordisquearlos. Yo solo me retorcía de placer, en el fondo sabia que tenía que detenerme, pero mi calentura era más fuerte que mis morales. Ella se desnudó y llevó mi mano hasta sus pechos enormes. Al sentir su delicada piel mi corazón latió fuertemente y decidí dejarme llevar. Baje la guardia y perdí todas mis inhibiciones.

Juntamos nuestros pechos, rozándolos unos contra otros. Sus pezones erectos cosquilleaban mi pecho, de pronto sentí sus dedos en mi vagina y me estremecí. *** "You're so wet baby."

Cristina me miraba con una sonrisita traviesa en los labios. Abría mi panochita con los dedos y muy suavemente comenzó a lamerme el clítoris. Movía la lengua en espiral, rodeando mi botoncito que ya estaba completamente duro. Lentamente introdujo sus dedos en mi panochita hinchada sin dejar de lamer mi clítoris. Yo estaba que me volvía loca, no podía ni abrir lo ojos y de pronto su mano encontró mi pezón y comenzó a pellizcarlo tiernamente. Eso fue mas de lo mi cuerpo podía aguantar, trate de empujarla pues ya sentía mi orgasmo cercas.

"¡Mmmm quítate por favor! Voy a terminar..." Le dije temblorosa.

" ¡NO!" Me contesto, **** "mmmm finish on my face baby."

Yo me retorcía de placer, gemía como loca mientras ella se deleitaba de mis dulces jugos. Sin decirme nada agarro el consolador y me penetro con el, sentía como lo ancho de aquel juguetito abría camino dentro de mi. Deje que mi orgasmo se apoderada de mi cuerpo y sentí como mis paredes se convulsionaban y escurrían ese liquido tan espeso y delicioso. Cristina no dejo pasar la oportunidad y se acomodo enfrente de mí, acerco su panochita rosada al juguete y se penetro de una.

Nuestras panochas hambrientas se encontraron, nuestros jugos empapando la cama. Y así chorreándonos de deseo, nos cogimos una a la otra. Ella dejó salir un chorro tibio, lo sentí en mi panochita caliente, estaba delirando, no podía creer el placer que experimentaba. Dejo caer su cabeza, gritando de placer mientras se movía de una manera desfrezada. No podía dejar de verla, su piel blanca y pálida, sus grandes pechos rebotaban cada vez que ella acercaba su cuerpo al mío. Su panochita rosada, abultada, sus labios gruesos abrazaban la verga plástica. Cerré los ojos de nuevo y me deje llevar por otro gran orgasmo.

Al sentir aquel hormigueo acompañado de ese calor inconfundible supe que jamás le lloraría a otro hombre en mi vida.

-----

* Mírame.

** ¿Alguna ves has estado con una mujer?

*** Estas muy mojada bebe.

**** Termina en mi cara bebe.

Report Story

byLushPrincess© 1 comments/ 14235 views/ 1 favorites

Share the love

Tags For This Story

Report a Bug

1 Pages:1

Por favor, Puntúe esta presentación:

Please Rate This Submission:

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Please wait
Recent
Comments
by Anonymous

If the above comment contains any ads, links, or breaks Literotica rules, please report it.

There are no recent comments (1 older comments) - Click here to add a comment to this story or Show more comments or Lea Todos Los Comentarios De Los Usuarios (1)

Add a
Comment

Post a public comment on this submission (click here to send private anonymous feedback to the author instead).

Post comment as (click to select):

Refresh ImageTambién escuchar una grabación de los personajes.

Preview comment

Forgot your password?

Please wait

Change picture

Your current user avatar, all sizes:

Default size User Picture  Medium size User Picture  Small size User Picture  Tiny size User Picture

You have a new user avatar waiting for moderation.

Select new user avatar:

   Cancel