tagEsposas afectuosasPerra Para Dos en la Playa

Perra Para Dos en la Playa

byperralaura©

Esta es la historia de la noche en que pase a ser no solo la perra de mi novio sino la de un desconocido.

Desde hace unos meses mi novio y yo decidimos hacer realidad una de sus fantasías mas anheladas "prestarme y espiarme mientras me comporto como una chica mala con otro hombre".

Por mucho tiempo mi novio me comentaba lo que le emocionaba todo esto, y que deseaba verme con otro hombre, para que después le contara con detalle lo que hice y me hacían, él decía que eso le excitaba mucho. Se ponía tan emocionado que hasta le brillaban los ojos, así que me di la oportunidad de intentar a ver que pasaba, y así experimentar nuevas sensaciones, y cosas que nunca imagine vivir, pero que realmente sonaban interesantes de experimentar, y lo más importante ver cual seria la reacción de mi novio cuando viera el espectáculo que yo le brindaría para su disfrute y excitación, yo sabia que de una u otra forma eso activaría aun más nuestra sexualidad.

Antes de continuar les contare como somos para que nos imaginen: mi novio se llama Carlos, tiene 33 años y es un tipo alto, blanco, con cabello castaño oscuro y unas canas salteadas, que se le ven interesantes, en términos generales con un porte atractivo, yo me llamo Laura tengo 27 años, soy aproximadamente 10 a 15 cm más baja que él, de cabello negro, largo y liso, con una figura no tan estilizada, con unos cuantos kilos de más y unas tetas grandes que resultan atractivas para muchos. Ya estamos cerca de cumplir 2 años de relación.

Todo comenzó el sábado 06 de mayo, en la noche cuando Carlos me fue a buscar al hotel donde yo trabajo, ese día salía a las 11 de la noche, quedamos en encontrarnos en la puerta de mi trabajo, yo me había llevado dentro de mi carro una falda beige, que me queda por sobre las rodillas y un poco suelta, "muy cómoda" según mi novio para lo que él quería ver, una camisa negra bien ajustada que dejada ver discretamente mis tetas entre el sostén negro, una pieza intima que a Carlos le encanta que use porque a parte de ser muy accesible, ya que se puede abrir por delante, además le traía recuerdos de una noche loca de triples y mamadas simultaneas entre él, un amigo suyo y yo, que en Otra oportunidad les contare con más detalle.

Salimos cada uno en su carro, y cuando estabamos un poco cerca del sitio que habíamos escogido para ir a rumbear y divertirnos, le hice una seña para que se metiera por una calle sola y oscura para quitarme mi uniforme de trabajo y transformarme en la chica que él quería ver esa noche de luna llena. Entramos a esa calle que era larga, oscura y deshabitada, estacionamos los carros, me baje y sin decirle nada más me comencé a quitar la franela dejándole ver mi sostén negro, luego me quite el pantalón, todo esto en plena carretera, frente a él, me quite la pantaleta y con una seña le indique que con la linterna que tenia en la mano enfocara hacia abajo, que enfocara a mi cuca, le pregunte que si le gustaba?, Que si estaba bien?, Yo la había afeitado por los lados y por los labios, solo se dejaba ver un pequeño triángulo justo arriba de mi raja, le dije: "como me habías dicho que no a todos le gustan los pelos y que así era mas fácil para mamar, por eso te pregunto que te parece?", Con una voz muy picara. Se sorprendió mucho y dijo: Coñooooo! Comenzó a tocarla y a verla de cerca, se que le sorprendió mucho porque se cercioró que yo iba con las intensiones que él quería, sabría que de mi parte estaba dispuesta a tener acción, y con lo que le dije más aun.

Después, así sin ropa interior y con mi cuca recién afeitada me puse la falda, me arregle el cabello y me maquille un poco, él me miraba fijamente, imagino pensaba en lo que iba a pasar esa noche, se le sentía nervioso. Yo sentía ganas de orinar, así que prendí las luces del carro porque estaba muy oscuro, me agache de un lado de la carretera cerca de las luces de mi carro y Carlos me miraba, como me miraba, me gustaba mucho esa sensación. Al terminar de orinar me levante con la falda a la cintura y me coloque enfrente de las luces del carro, para que él me mirara, quería ponerlo aun más ansioso, le preguntaba: quieres verme así?, con la falda a la altura de mi cintura?, y le brillaban los ojos de deseo. me respondió: si así te quiero ver bien puta, nos dimos un beso y me colgué cruzado a mí un bolsito que él me había regalado, y que en su interior tenia: el celular, un tubo de lubricante y 4 condones, los cuales decidí mejor llevar en los bolsillos de mi falda, para mejor comodidad, nos montamos cada uno en su carro y arrancamos hacia la disco, esta estaba a reventar, estacionamos los carros distantes uno del otro, nos encontramos en la puerta, el plan era llegar como dos primos que entramos juntos, pero que cada quien andaba por su lado.

Al entrar tropezaba con la gente, había mucho ruido, y mucha gente aglomerada cerca de la pista, sobretodo extranjeros, ya que esa es zona hotelera y la disco daba a la orilla de la playa, un ambiente chévere para todo tipo de cosas, como era zona turística por cada turista habían 2 prostitutas y un gay, aprecian moscas cerca de la miel, que impresionante!, Y lo más impresionante de todo es que ya yo parecía una mosca más que se les trababa de acercar para buscar fiesta. Ya eran aproximadamente las 12:30 PM, nada pasaba, solo miradas con uno que otro tipo y nada más, me acercaba a la barra del sitio y pedía cerveza, hacia mucho calor, a todas estas Carlos estaba dando vueltas y observando el lugar, cada quien por su lado.

Estaba un extranjero que se veía interesante, era un tipo aproximadamente de 38 a 40 años, alto, como mi novio y con apariencia seria, eso me atrae mucho, bien atractivo. Yo miraba la gente bailar mientras me tomaba una cerveza y sentía que me miraba, yo le seguí el juego y comencé a mirarlo también, tomaba la cerveza, bailaba y lo miraba, pero realmente sentí como que se intimido, quizá era de los tipos que le gusta intimidar, pero no ser intimidado, quien sabe, lo cierto es que yo seguía mirándolo, pero luego cambiaba de lugar y comenzó a hablar con otra tipa que parecía ser su pareja, así que no quise perder mi tiempo y di una vuelta de nuevo, en ese momento encontré a Carlos, Le conté de la situación y seguí dando vueltas entre a la disco para ver que más se podía observar que sirviera para lo que queríamos Carlos y yo, pero no encontré a nadie que me interesara, y que a su vez mostrara algún interés en mí, así que busque a Carlos y le dije: Creo que hoy no pasara nada de lo que estamos pensando, pero de todas maneras ya estamos aquí, pagamos la entrada así que mínimo nos tomaremos las cervezas, en esto un chico me sacó a bailar, tenia tiempo que no lo hacia, Carlos se hizo a un lado mientras aguantaba mi cerveza, al terminar de bailar le dije: Por lo menos no hemos perdido la plata y el tiempo, ya baile y de verdad que tenia tiempo que no lo hacia. Carlos me dijo que no me preocupara, que disfrutara que si no se daban las cosas no había problema, pero se que estaba triste y deprimido, porque nada pasaría, me dijo que de todas maneras me divirtiera bailando, que el plan era divertirse, lastima que no de la otra forma como el esperaba; Entonces le pedí una ficha más para buscar cerveza y él salió a caminar; al rato yo no bailaba y estaba sola y sin nada de tomar, no encontraba a Carlos en toda la disco, ya quería irme, le envié un mensaje por el celular diciéndole que lo esperaba en la orilla de la playa; Justo en ese momento todo dio un giro. Yo me senté en uno de los escalones que daban hacia la playa para esperar que Carlos llegara, cuando de repente un muchacho se sentó a mi lado, era de mi estatura, flaco y creo que de cabello un poco claro, no le observaba bien, me preguntó que si andaba sola, y yo le dije en un tono un poco molesta: como que si ando sola porque el estúpido de mi primo se desapareció, (yo aun no salía del personaje que me invente esa noche) seguro debe andar con un culo por allí, y no me importa por él, sino que ahora se llevo todas las fichas de las cervezas y tengo mucha sed y calor (estaba sudando y movía mi camisa para que me entrara aire), imagine que podía decirme para brindarme una cerveza para el calor, pero en lugar de eso me dijo: bailamos?, Y yo le mire y le dije: ok. Él me tomó de la mano y me llevo hasta el medio de la pista, le dije: aclaro que no sé bailar este tipo de música (era música electrónica), pero bueno generalmente no hay que saber mucho bailar para ponerse a mover con esta música, le dije: bailemos bien al centro, donde hay mucha gente y no se darán cuenta que no sé bailar esto, él me respondió: tranquila, tu solo déjate llevar, y me tomo por la cintura, al cabo de pocos minutos ya estaba bailando muy pegado a mí y cuando la música tenia unos saltos, él aventaba su pelvis contra mi vientre, era bien atrevido con sus movimientos, me recostaba su bojote una y otra vez sin parar, cada vez con más fuerza, era como que me cogía sobre la ropa y lanzaba fuertes envestidas, yo le decía: Eres bien pasadito al bailar (me medio sonreía muy picadamente), y él me respondía: si no te gusta dime, y yo no le decía nada, eso le daba más animo para seguirse comportando más y más atrevido en su baile, en un momento me tiro muy fuerte y me pego contra él con mucha fuerza, sentía que me estaba atrapando, y yo le decía: que te pasa contrólate, no ves que estamos entre mucha gente; Él respondía: no te preocupes aquí nadie te conoce tu no eres de aquí?, le dije: no, no soy de aquí, me llamo Laura y soy de puerto la cruz, bueno entonces no tienes de que preocuparte, dijo él, nadie nos conoce a ninguno de los dos, yo soy Samir y tampoco soy de aquí. en ese momento me dijo: ven muévete, y le respondí: bueno, me estoy moviendo (pensando que se refería a mi forma de bailar), y me dijo: ven ponte de espaldas a mí, y me dio la vuelta me tomo de la cintura, ahora frotaba su bojote de mis nalgas, me gusta mucho así dijo él, yo me di la vuelta, porque no me gustaba, sentía que me movía a su antojo, y me volvió a apretar a él ahora frente a frente, lo hacia muy fuerte, con mucho deseo, (imagine "ay como que esta es la oportunidad que buscaba, este tipo quiere con migo", Carlos estará muy contento), cuando me tenia muy cerca de él, tomaba con su mano mi cabeza y la acercaba para besarme, era bien pasado, y yo le esquivaba la boca, de verdad el chico iba a mil, yo me preocupaba por quien pudiera estar mirando que me conociera a mí o a Carlos, Y le decía: eres bien atrevido, y de nuevo buscaba a besarme, en una de estas se quedo mirando mis tetas y subió una de sus manos a mi pecho, estaba tratando de soltar el primer botón de mi camisa, si soltaba ese botón podría ver todas mis tetas dentro del sostén negro que las sujetaba, yo le baje la mano, y me dijo: anda déjame abrir solo uno e intentó besarme de nuevo, en esta oportunidad si llego a rozar con sus labios la comisura de los míos, yo me estaba calentando mucho, veía y sentía como me deseaba y quería quitarme la ropa con la mirada, me estaba calentando muchísimo, yo le dije: que te pasa estamos en plena pista; Hay mucha gente aquí, él respondió: bueno entones vamos al hotel donde estoy hospedado, y yo entendí entonces las verdaderas intensiones del tipo, pensaba en Carlos, y me imaginaba que estuviera cerca ya, me sonreí y le dije: no vale, que te crees; y sin dudarlo automáticamente él aplico su segundo plan, me dijo: porque no vamos a la orilla de la playa, allí estaremos más solos, en ese instante me recordé del plan de bajar hasta la orilla de la playa, y ya imaginaba que Carlos estaría allí y al bajar me vería pasar con ese tipo y lo entendería todo, entonces le dije: bueno esta bien. De un alón me tomo por la mano y bajamos hasta la orilla de la playa, yo miraba a los lados ubicando a Carlos, pero no lo veía, él me alaba por la mano para que lo siguiera y no aguanto más y justo después de estar en la orilla, la lejos de la disco pero enfrente, me tomo fuerte contra él, y me beso apasionadamente, como que se estaba muriendo de ganas por hacerlo, me besaba muy apasionadamente, ya mi cuca estaba bien mojada, era una sensación de ser tan deseada que era inevitable sentirse bien, y le respondí el beso con la misma intensidad. Pero aun estabamos muy cerca de la disco, o por lo menos todavía se podía ver desde adentro, estaba nerviosa, así que le dije: estas loco!, Aquí nos pueden ver. Él me dijo: bueno vamonos por la orilla, (pretendía llevarme más lejos por la orilla de la playa), yo no quería, miraba a los lados buscando a Carlos, ya me estaba preocupando, le dije: NO!, mejor vamos allá donde están esas tumbonas acuñadas, allí estaremos más cómodos, (las tumbonas acuñadas hacían una altura que llegaba justo a mi cintura, estaban cerca de la disco, pero en un lado que era más oscuro, así podría estar más segura y pendiente de Carlos que aun no lo veía, pero seguro no tardaría en llegar por la orilla, camine hacia ese lugar y él sin dudarlo me siguió, no quería soltarme, yo seguía mirando bien a los lados, buscando), el tipo me decía: tranquila, de aquí no nos ven. Y justo por un lateral de la disco vi un hombre caminar entre la oscuridad, lo reconocí de inmediato era Carlos, en ese momento todo cambio, mi cara y mi aptitud cambio, vi cuando él se acostó en unas tumbonas que estaban bien escondidas y sonreí, dije por dentro de mí: Eso es ubícate bien, para que veas lo que quieres, te quedaras sorprendido. Me imaginaba y recordaba la historia que había leído en la tarde acerca de un esposo que estaba mirando cómodamente desde la cocina mientras a su mujer se la cogían dos tipos en la sala, me imaginaba lo que él estaría sintiendo, lo excitado que estaría y eso me ponía más caliente, quería sorprenderlo, ser bien atrevida. y más atrevida con ese chico que apenas conocía, sentía que la situación estaba en mis manos y me gustaba, me excitaba como esos dos hombres estaban emocionados por lo que yo hiciera.

Samir como se llamaba ese tipo me tomo fuerte contra él y me besaba muy apasionadamente, era bien extraño lo que sentía en ese momento, estaba besando con mucha lengua y pasión a un tipo con el cual apenas había bailado no más de 15 minutos, y justo cerca de donde nos besábamos estaba mi novio Carlos mirándonos, este tipo me apretaba fuerte contra él sentía que quería comerme toda y yo le seguía el juego, realmente ya estaba bien excitada, con todo ese escenario y todos los actores en su lugar. lo besaba y le seguía el juego con su lengua, y trataba de separarme un poco de las tumbonas para que Carlos tuviera mejor visión y no perdiera ni un minuto de lo que su perra novia hacia con un desconocido para volverlo loco de la excitación y complacerlo en la fantasía que tanto le gustaba, imaginaba como se le podía estar parando el guevo de la excitación al mirarnos, y eso me animaba más y me volvía más vulgar cada vez, el tipo mientras me besaba decía: aaaaahhhhh, que ricooooo besas, me encanta tu lengua y seguía besándome, me apretaba más a él, ahora pienso que cada vez que me apretaba fuerte a él era en cada espasmo que tenia en su guevo, buscando sentirme toda pegada a él. Volvió a decirme: ven voltéate, como había intentado cuando bailábamos, y me tomo por la cintura, me dio la vuelta, ahora me apretaba pero de espaldas a él, me recostaba su guevo, era bien excitante toda esa situación, el subió una de sus manos y me trababa de inclinar un poco hacia delante, imagino para recostármelo mejor del culo e imaginar como me cogía por detrás, en ese momento se acerco a mi oído y me dijo: me gusta mucho hacerlo por detrás, a ti te gusta?, yo no le respondí y miraba ahora de frente hacia donde estaba Carlos, imaginaba como se pondría cuando le contara lo que el tipo me decía al oído mientras yo lo miraba a él, seguía acariciándome por la cintura y metía sus manos por debajo de mi camisa, cuando trataba de inclinarme se bajo un poco mi falda, y él ahora trababa de meter su mano por debajo de la falda a nivel de mi espalda, para tocar mis nalgas, y buscando mi pantaleta, en esto yo voltee la cara y le dije: no busques que no tengo, soltó un suspiro, creo que se termino de excitar con saber que no llegaba nada debajo de mi falda, me dio la vuelta de nuevo y me pregunto que porque no tenia, y le respondí: porque no me gusta usarla, no sirven para nada, solo para estorbar, él me apretaba y decía, que ricooooooo, en ese momento repico el teléfono que llevaba en mi bolso, era Carlos, sentía que se estaba haciendo sentir, y que recordara que me miraba, eso me emociono más, imagine lo excitado que estaría y entonces me volvía más puta cada vez, entonces le dije: bueno ahora que puedes, dime para que querías abrir un botón, el tipo se emociono todo y , decía: aaahhhhh que rica, que atrevida, me encantas, me gusta lo atrevida que eres. Y comenzó a abrir cada uno de los botones de mi camisa negra con mucha facilidad.

Ahora después de abrir toda mi blusa, miraba mis tetas y exclamaba, coño las tetas también las tienes ricaaaassss, aahhhhhh, y comenzó a besarlas mientras la sacaba del sostén, ese tipo era bien atrevido, y me imagino tenia todo el valor para serlo, por la actitud que yo tenia, yo le dejaba que me tocara y me besara mucho, y le seguía el juego, realmente quería volver loco a Carlos, y estaba bien excitada usando a ese tipo, ahora me sentía medio desnuda tenia mis tetas fuera del sostén y toda la camisa abierta en plena orilla de playa, por donde pasaban constantemente parejitas para buscar su esquina o escondite e imitarnos, lo bueno era que cuando él miraba que venia gente y yo me cortaba, él me aferraba a él y me apretaba con un fuerte abrazo para tapar mis pechos descubiertos con su cuerpo, sin embargo, yo me sentía igual de desnuda, en más de una oportunidad me fije que otras parejitas que estaban en un kiosco cerca nos miraban y se besaban, quizás se estaban excitando al mirar como este tipo me tocaba, besaba y prácticamente desnudaba en plena playa a la vista de ellos, era bien excitante y raro.

Mientras me besaba y yo jugueteaba con su lengua, como me había dicho Carlos que le insinuaría una mamada de guevo, le chupaba la lengua de adelante hacia atrás y viceversa, y con mi mano le frotaba el guevo sobre su pantalón, que se notaba estaba a reventar. se notaba que le gustaba ese juego, en ese momento bajó su mano a mi pierna y comenzó a meterla por debajo de mi falda, subía su mano, desconocida por mis muslos hasta tocar el triangulo de pelitos que había dejado en mi cuca, me pidió verla, y sin esperar respuesta alguna, levanto mi falda y se asomo con la luz de su celular a ver mi cuca, como hacia unas horas la había visto mi novio, la tocaba por encima y me decía: coñoooo! estas toda rica!, se acerco a mi cara y volvió a besarme, pero ya comenzaba a ser mas rústico con sus movimientos, comenzaba a besarme ahora muy fuerte y no agradable como antes, le decía: no lo hagas tan fuerte, y se frenaba e intentaba hacerlo más calmado, pero al rato volvía a apurarse, me preguntaba de todo: pero de forma muy estúpida: que si veía pornos?, que si me masturbaba,? que era lo mas que me gustaba hacer?, le respondí: SÌ, con una seguridad y confianza que me sorprendía, que me gustaba de todo, que no tenia limites, ja ja, ja, reía por dentro por lo tonto y queseo que se veía ese tipo, me decía: que bien eso me gusta, después me pregunto: te gusta hacerlo por el culo?, te han dado por el culo?, que a el le gustaba mucho por el culo, acabar en las tetas y en la cara, yo le dije que claro que lo había hecho, me pregunto: como te gustas que te llamen?, le respondí: PERRA, me gusta que me llamen perra, quería ser bien atrevida, el se asombro y me dijo: en serio te gusta que te llamen perra? Le dije: si me gusta, en todo este rato que preguntaba cosas su dedo jugaba con mis labios Vaginales por debajo de mi falda, lo movía torpemente por mi raja, este tipo como que era muy rústico con sus mujeres, le dije: se más cuidadoso, ve con cuidado, y el decía que a su novia le gustaba como el le hacia, el me decía que era sensible, intentaba hacerlo mas suave, lastima no era consistente con sus movimientos y volvía a ser rudo en poco tiempo. cuando le dije que me gustaba que me llamara perra, me miro y dijo: si eres una perra, una perra muy traviesa, y eso me gusta, seguía tocando mi raja y ya en lugar de seguir excitándome, me estaba enfriando, era muy rústico con sus movimientos, yo tome su mano y trate de orientarla para mi hueco y le asome la posibilidad de hacerlo mejor y meterlo un poco, pero fue un fracaso, y creo que hasta el lo sintió así, porque dejo de hacerlo y ahora comenzó pero a tocar el hueco de mi culo, eso como que lo hacia mejor y como que era más diestro allí, se puso en cuclillas, su cabeza llegaba a la altura de mi vientre y tomaba fuerza para meter su dedo dentro de mi culo, y poder meterlo mas cada vez, cuando lo sentí que metió su dedo, sentí un poco de dolor, claro nunca como lo fuerte que había sentido con Carlos al meterme 4 a la vez, solté un pequeño quejido , el decía, quédate tranquila e intentaba meterlo más, me decía que pujara y luego que apretara, y yo lo hacia, me decía: a ti te gusta, no lo puedes negar, te gusta que te den por el culo, no se como se dio cuenta de eso, no se si lo decía para que se lo diera allí mismo, o realmente sintió algo, pero sin duda si me gusta que me cojan por el culo, me excita mucho, pero realmente a pesar de que me gusta, no quería hacerlo con ese tipo si me lo pedía, ese culo tiene dueño, y es Carlos, el si podía hacer lo que quisiera si le daba la gana, este tipo no pudo hacer esto por mucho tiempo, porque de verdad, no era muy delicado, y cada vez me molestaba más que no le parara a mis sugerencias de ser un poco más sutil, se escudaba en que hacia un trabajo fuerte y por eso era tan rudo y rústico, así que no lo deje que continuara, ya estaba convirtiendo lo que antes era excitación en rabia hacia ese desconocido de mierda rústico, de nuevo se coloco de pie y me besaba, le pedía que lo hiciera suave, y así lo hacia, abroche mi camisa y volteaba a donde estaba Carlos y me recordaba de porque estaba allí, entonces, el seguía besándome y tomando mi cara para que no me distrajera, insistía en que nadie nos miraba, en eso tomó mi mano, la bajo y la puso sobre su guevo, que no se en que momento lo había sacado del cierre de su pantalón, estaba como un palo de duro, me sorprendí tanto, de veras no imagine que el tipo se lo sacara allí, y menos que se lo tocaría, además me sorprendí como era, era un gran huevo pelado, y con una cabeza muy grande, le pregunte, porque es así?, que no habías visto uno así?, dijo él, y le dije: no, porque esta pelado, el dijo: siempre esta así, y me explico rápido porque, yo se lo tocaba, pero con una sensación tan rara, no agradable, como con miedo, mire hacia donde estaba Carlos e imaginaba, Carlos si supieras ya por donde va esto. Te vas a volver loco cuando te cuente. apenas rozaba el guevo de este tipo, el se encalambraba, entonces quise torturarlo y muy putamente dejaba de tocarlo, y el me miraba como suplicando que siguiera, entonces allí comenzó mi venganza, lo tenia en mis manos, levantaba mi mano y lamía la planta con mi lengua , la mojaba, el decía: aaaaaahhhhhh, sigueeeee, maaaassss, que peerraaa, tan ricaaaaa, haces la paja rico, lo aprietas rico, y bajaba hasta su huevo y le hacia un poco la paja y paraba, además se secaba rápido y sentía muy caliente mi mano, así que dejaba de hacerlo por un instante y muy lentamente volvía a lamer mi mano y se la hacia un poco mas, aaaaaahhhhhh, sigueeeee, sigueeeee, yo sonreía, lo estaba volviendo loco, me las cobraba, ahora no era nada sutil, como el lo fue conmigo, lo hacia duro, para darle un poco de dolor, pero cual fue mi sorpresa que me dijo: si sigues así, me vas hacer acabar, me asuste, pero a la vez me di cuenta, que seria bien, que lo hiciera acabar y así se quedaría ya quieto y ya terminaría con eso, realmente más me emocionaba estar con Carlos y contarle todo y ver su reacción, así que decidí hacerlo acabar y no solo eso, sino dejar muestra de ello para Carlos, para que viera que hice acabar a ese desconocido, sabia que le encantaría, seria más de lo que el se imaginaria que iba a hacer esa noche después de todo, así que le dije: aahhhhh si, ok vas a acabar y lo vas a hacer en mis tetas, pero eso si me ensucias el sostén, imaginaba a Carlos con el trofeo que le llevaría, lo contento que se pondría, entonces el abrió mi camisa de nuevo y me dijo que sacara mis tetas, le dije: no, sácalas tu, quería que todo, ya terminara rápido. El lo hizo y yo comencé a hacerle la paja, me dijo: pero bájate un poco, sino acabare en tu cara, puedo hacerlo?, y le dije: NO! Ni se te ocurra, en la cara no, quiero que sea en mis tetas, entonces me agache un poco dejando mi cabeza a la altura de su cintura, me daba pena, imaginaba que la gente pensaría que le mamaria el guevo a ese tipo, también imaginaba que Carlos me miraba cuando me desaparecía detrás de las tumbonas y pensaría que hacia eso mismo, y se emocionaría, aunque yo se que eso no iba a hacer, entonces no habían pasado ni 10 segundos de hacerle la paja cuando sentí que el soplaba por su boca con mucha fuerza, así mostraba su excitación, y vi como un destello, le pregunte, que? Ya acabaste?, me dijo no, aun no se que fue, pero parecía como un flash de una cámara o algo así, era cierto no había acabado, así que entonces seguí haciéndole la paja a este total desconocido muy fuerte y apuntando su huevo hacia mis tetas, evitando a toda medida que cayera su semen en mi cara, le daba tan duro como para arrancar su cuero, entonces no tardo ni un minuto y acabo, que asco sentí, su semen parecía yogurt, pero yo no paraba, seguía haciéndola, fue mucho semen, recuerdo en mi teta izquierda cayo como una plasta de semen, el olor me daba asco, que extraño, yo trago todo el semen de Carlos sin ningún tipo de asco, pero esto era asqueroso, solo olerlo era asqueroso, ya había logrado lo que quería, solo faltaba que ensuciara todo el sostén, y yo no quería tomar su semen, me daba mucho asco, así que le dije: ven ahora te toca frotarlo por todas mis tetas, el tipo se asqueo el mismo de su semen, no quería hacerlo, quería que fuese yo quien lo hiciera, pero no, no lo deje, tome su mano, con la mía y se la pegue de mis tetas y con un asco inmenso, pero con mucha rabia y fuerza , hice que él cubriera todo mi pecho con su asqueroso semen, llenando todo mi sostén, yo no quería tocarlo, era una asquerosa sensación, solo de imaginarlo. Al terminar él metió mis tetas dentro del sostén y yo me abotone la camisa. En ese momento parecía no entender lo que había hecho, el tipo estaba feliz, había acabado sin dejar ni una gota en su interior, después de todo se calmó, ya solo hablaba y me preguntaba cosas, como que porque estaba en la isla?, le respondí: por mi primo, con el que ando aquí en la disco, el de hoy no pasa. me preguntó: no pasa de que?, de hacerme suya, le conteste. Él, asombrado pregunto: que también tiras con tu primo?, le respondí: no, pero hoy lo hará, estoy aquí por él y no me iré hasta conseguirlo, él ha sido el primero en darme un orgasmo cuando éramos chamos, yo siempre me masturbo pensándolo, incluso lo he hecho hoy mismo. me preguntó: Hoy? Y donde lo hiciste? En su cuarto, y el me espiaba. Yo vi como me espiaba. Y no te cogió?. No, pero hoy lo hará y justo dentro de pocas horas, el quitara tu olor de mi cuerpo y pondrá el de él, es más, vete ya, ya acabaste, ya no tienes nada que hacer aquí, Me dijo: ven conmigo a la disco. No yo quiero estar sola, vete ya.

Report Story

byperralaura© 0 comments/ 13239 views/ 2 favorites

Share the love

Report a Bug

Siguiente
2 Pages:12

Forgot your password?

Please wait

Change picture

Your current user avatar, all sizes:

Default size User Picture  Medium size User Picture  Small size User Picture  Tiny size User Picture

You have a new user avatar waiting for moderation.

Select new user avatar:

   Cancel