tagSexo entre LesbianasUna Noche Increible

Una Noche Increible

byDoble©

Mi nombre es Soledad tengo 20 años mido 1.68 metros siempre he hecho deporte mis senos son 36C los tengo muy firmes ya que me ejercito bastante en el gimnasio, tengo piernas largas y bien formadas el trasero lo heredé de mi abuela y de mi madre que lo tienen tan bien formado que recibimos muchas adulaciones tanto de hombres como mujeres, estoy terminando mi carrera de Administración de empresas en la universidad, mi madre Flor, estudió economía en una de las mas prestigiosas y mas exigentes universidades del país, era la única heredera de mi abuelo quien tenía un próspero negocio de exportaciones que ahora dirige mi madre con mucha habilidad y tino siempre con el consejo de mi abuelo, mi madre era la luz en los ojos decía que había heredado el carácter de él para enfrentar los retos además de ser tan inteligente como mi abuela, pero mi abuela en decía que había heredado tambíen lo ardiente y deseosa de sexo como mis abuelos riendose.

Vivimos en casa de mis abuelos, Alicia y Carlos una lujosa residencia amplia cómoda donde cada uno gozaba de mucha independencia, mis abuelos eran relativamente jóvenes y creían que la crianza sobre el sexo debía ser abierta, por ello no me sorprendía ver desnudos a mis abuelos o teniendo sexo, aunque se cuidaban de que no estuviera alrededor pero desde chica me gustaba espiarlos, mi madre también piensa lo mismo asi es que no tenía problemas para andar por la casa como le pareciera, tomaba sol desnuda o alrededor de la casa con casi nada, los abuelos tenían sus "reuniones" con sus amigos mi madre y yo nos mudabamos al departamento que tenemos en la ciudad para dejarles en libertad, a algunas de las parejas amigas los había visto pasar la noche junto a mis abuelos.

Mi madre siempre se dio el tiempo necesario para estar conmigo, pero viviamos con los abuelos, a medida que fui creciendo y el ambiente un poco laxo en comparación con las familias de mis amigas hizo que creciera con cierta libertad, siempre con la atenta mirada y guia de mi madre que se comportaba mas como una amiga, compañera de farras y secretos de mujer que va creciendo y con mucha curiosidad, siempre me hablaba no de lo que no debía hacer sino de lo que se puede hacer en su debido momento, conversabamos de mis enamorados y de sus pretendientes le pregunté sobre Jorge, un amigo con el que siempre gustaba de salir y a veces se quedaba en casa a pasar la noche pero hasta ahí nomas -- no quiero nada serio por el momento -- me dijo ya encontraremos alguien que nos merezca

Un dia de verano cuando tenía 16 había regresado de ver una película con mis amigas era casi media noche, cuando me disponía a dormir como era verano no usaba pijama solo un pequeño baby doll al meterme a la cama escuche algo de bulla en el family room, eran mis abuelos que venían de una comida no estaban solos, venían con una pareja, ella de cabello castaño claro que le llegaba a los hombros vestía una blusa dorada con un gran escote luciendo unos hermosos pechos que aparecían por momentos cuando caminaba, la espalda descubierta unida sólo por unas tirillas, usaba una minifalda negra con medias negras y zapatos de taco alto alargando su ya esbelta figura que la hacía lucir despampanante, la abuela estaba también espectacular vestía un traje negro pegadito al cuerpo que en la parte delantera lucía un escote hasta el ombligo pero cubierto por una seda transparente que dejaba muy poco a la imaginación, los grandes senos de mi abuela estaban prácticamente a la vista pero no los pezones que estaban muy sensualmente cubiertos, la falda le llegaba a cubrir los zapatos pero tenía una abertura que llegaba hasta el borde de la media que se dejaba ver con el movimiento, ambas mujeres estaban vestidas muy sensualmente que de solo verlas ya estaba mojada. A los hombres, mi abuelo y Gustavo, se les veía similares bien vestidos con ternos sport de buena hechura que les asentaba en los cuerpor bien formados de ambos aunque mi abuelo con poco pelo pero se le veia muy bien.

Se sentaron en los sillones grandes y cómodos de la habitación que era usada para cuando venía gente mas allegada a la familia, me coloque detrás de un estante de libros cercano a la habitación desde la cual podía ver casi todo lo que acontecía sin que me vieran, a menos que decidieran pasar a las habitaciones, el abuelo Carlos traía en la mano unas copas y Gustavo una botella de vino blanco que tanto le gustaba a la abuela Alicia y al parecer también a Claudia la amiga de ellos, Gustavo sirvió alcanzandole la copa a las damas y luego al abuelo, Gustavo se sentó al lado de la abuela y el abuelo con Claudia, brindaron por que la noche sea divertida para todos -- Carlos pon algo de música suave -- dijo Claudia con voz suave mientras le daba un beso en la boca a lo que Gustavo aprovechó para servir la segunda ronda de vino.

La música se empezó a oir y Claudia se paró delante empezó a bailar muy sensualmente, se empezó a tocar todo el cuerpo pasando sus manos por sis tetas aún cubiertas pero dejando que los espectadores tengan pequeños visos de sus senos, se levantaba la falda por los lados dejando al descubierto las nalgas pero sin dejar de verse el sexo se dio la vuelta levantando la pequeña falda hasta media nalga dejando ver casi todo su hermoso culo luego se dio la vuelta se paró frente a mi abuela y mirandola a los ojos le tendió la mano invitándola a bailar con ella, la abuela se levantó empezando a bailar igualmente sensual que Claudia, empezaron a tocarse una a la otra, se besaron apasionadamente enredando sus lenguas y tocándose el cuerpo una a la otra sin perder centímetro.

Yo en mi escondite estaba ya muy mojada, como no llevaba ropa interior solo mi camisón me senté en el piso porque ya me flaqueaban las piernas, empece a tocarme los labios abriendolos con una mano mientras que la otra estaba ocupada apretándome los pezones y trayendolos a mi boca lamiendo y chupandolos haciendo que me exite mas aún, poco a poco la tensión dentro de mi iba subiendo a medida que veia el espectáculo cargado de erotismo que estaban dando Claudia y mi abuela.

Mi abuela jaló a Claudia hacia su cuerpo la tomó del culo pegándola mas aún hacia ella, metió las manos debajo de su falda tocando a Claudis en lo profundo que le arrancó un suspiro de placer, Claudia pasó las manos detrás del cuello de la abuela desabrochando la parte superior del vestido, Claudia pasó hacia atrás dando frente a sus acompañantes, la tomó de los senos aún cubiertos empezó a jugar con ellos a medida que bajaba el vestido dejando ver las tetas de mi abuela muy lentamente y volviéndolas a cubrir hasta que quedaron a la vista de los hombres pero cubiertas por las manos de Claudia que muy dulcemente los acariciaba luego se pusieron frente a frente y la abuela metió las manos por debajo de la blusa de Claudia empezando a juguetear con sus senos, la volteó colocandola frente suyo y empezó de abrir los broches soltando la parte trasera de la blusa, nuevamente metió las manos delante acariciando los senos de Claudia levantando la blusa haciéndola pasar por sobre la cabeza dejando al descubierto unos hermosos senos tan grandes como los de mi abuela que realmente son grandes y hermosos.

Mi abuela continuó desabrochando la minifalda que se abría por completo jugó un poco con ella subiéndola y bajándola justo hasta el borde del sexo haciendo que los hombres silbaran en graciosa protesta, de un momento a otro mi abuela tiró hacia uno de los muebles la faldita dejando al descubierto un hermoso cuerpo no llevaba bragas pero si un liguero negro muy sensual, su bello púbico estaba cuidadosamente afeitado dejando un pequeño corazón en la parte superior, Claudia volteó tomando a mi abuela por detrás bajando el cierre del vestido y dejándolo caer al piso quedando mi abuela totalmente desnuda, su sexo estaba totalmente afeitado y se le veia espectacular.

Ya no podía aguantar mas el ver el extraordinario strip tease de Claudia y mi abuela me habían puesto a cien por hora, me empecé a tocar mas decididamente me metí dos dedos en mi vagina que ya estaba bastante bien lubricada a medida que el erotismo iba en aumento frente a mi empecé a perder el control tenía dos dedos dentro haciendo un movimiento profundo y con la otra mano me sobaba el clítoris, por momentos trataba de controlar mis gemidos por momento tenía que acallarlos con una de mis manos, hubo un momento en que mi abuela estaba tomando a Claudia de por detrás acariciandole el sexo en que creí que me había visto porque fijó la mirada hacia donde yo estaba, recogí mi pierna para no ser vista, seguí tocándome hasta que me sobrevino un orgasmo que tuve que ponerme la meno fuerte en la boca para no hacer bulla, empecé a temblar, perdí por un momento el control de mi cuerpo no dejaba de retorcerme hasta que poco a poco me fui relajando, estaba realmente mojada había dejado una pequeña mancha en el piso de madera retomé el control de mi cuerpo totalmente relajado pero aún con mucha exitación tratando de no perder nada del show.

Claudia y mi abuela siguieron acariciandose, eran dos mujeres muy sensuales con unos cuerpos muy bien formados maduros y eroticos, luego mi abuela de drirgió hacia Gustavo lo empezó a sacar la ropa hasta dejarlo desnudo por completo hizo que se sentara y le empezó a chupar el miembro haciendo que temblara de placer -- Alicia eres una maestra en el arte de chupar verga sin desmerecer a Claudia que tambien lo hace muy bien -- dijo Gustavo, mi abuela le dio un beso en la boca y continuó con lo que estaba haciendo desde mi guarida veía a mi abuela por detrás, estaba arrodillada frente a Gustavo con las piernas abiertas dejando a la vista su hermoso culo, le distinguia los labios y el pequeño orificio oscuro que llamaba a ser besado, lamido y penetrado.

Claudia hizo lo propio con mi abuelo que quedó a espaldas mias y Claudia empezó tambien a chupar, lamer y morder el miembro de mi abuelo, por mi lado yo seguía todo o que acontesía y a pesar de haberme corrido ya una vez seguía tocándome aunque lentamente pero cargardome de placer a cada momento mas y mas, por un momento Claudia levantó la cabeza, yo no me di cuenta porque estaba mirando lo que mi abuela estaba haciendo, me encontré con ella mirandome me quedé paralizada ella sólo sonrió y continuó con lo que estaba haciendo pero no dejaba de mirarme, paró un momento y con la verga de mi abuelo aún en la mano sin que nadie se diera cuenta me envió un beso, el cual se lo correspondí, Claudia sin dejar de chupar hizo un movimiento que le entendí muy claramente, me decía que me desnudara me quité el pequeño camisón empecé a acariciar mi cuerpo para ella sin perder detalle de lo que pasaba alrededor y cada vez me exitaba mas, mas aún viendo como Claudia veía como me masturbaba.

De pronto se paró girando el sillón, con el pretexto de quedar frente a Gustavo y Alicia, se sentó sobre la verga de mi abuelo mirando hacia la otra pareja pero por momentos me miraba y se tocaba ella misma haciéndo que mi vagina empiece a mojarse cada vez mas, ya mis jugos caían incontenibles por mis piernas, tanto que llegaba a los tobillos, Claudia empezó a jadear profundamente dando pequeños grititos de placer a medida que la verga de mi abuelo penetraba en su sexo abriendose paso en su cálido alojamiento, una vez que ya estaba totalmente epalada se sentó y mirándome a los ojos empezó a moverse de arriba abajo con una cadencia lenta y tentadora mientras que yo la veía seguia masturbandome y nuevamente agarré uno de mos pechos llevandomelo a la boca para chupar el pezón y lamerlo ya que esto me aumentaba el tremendo placer que estaba sintiendo en combinación con lo que veía.

Mi abuela se paró para acercarse a Claudia hizo que se recostara sobre el pecho de mi abuelo cosa que hizo ladeando la cara para no perderme de vista, se paró frente a Claudia para literalmente comérsela, empezó acariciando todo su cuerpo empezando por un beso meloso en la boca bajando por el cuello y pasando a los pechos grandes y duros de Claudia que tenían unas aureolas grandes oscuras, los pezones ya los tenía duros, empezó a chuparle uno mientras que el otro lo tenía entre los dedos Claudia me miraba y por momento cerraba los ojos debido al placer que estaba recibiendo de mis abuelos, a veces perdía la concentración perdiendo el ritmo sentándose profundamente en la verga de mi abuelo.

Siguió mi abuela hasta la entrepierna cuidando no tocar el sexo de Claudia pasó la lengua por las piernas y rodillas haciendola gemir con mas fuerza hasta que le plantó un beso encima de su ya mojado sexo -- OOOOOOHHHHHH -- dejo escucharse -- sigue porfavor no pares -- llegó a decir Claudia, mi abuela se arrodilló frente a ella empezando lamiéndole el sexo pasando la lengua sobre el inflamadisimo clítoris que ya parecía un pequeño pene que se ergía pidiendo mas caricias de la boca de mi abuela, Gustavo por su lado había tomado a mi abuela por detrás empezó a lamer el culo metiendo su lengua en el pequeño orificio oscuro y delicioso, mi abuela al sentir la lengua de Gustavo hizo un alto levantando la cabeza diciendo -- ooohhh que rico Gustavo sigue asiiiii -- Gustavo estuvo haciendolo por un rato para luego echarse -- tienes culito y una conchita deliosos Alicia -- dijo Gustavo metiendose debajo de empezando a lamerle los labios externos que ya estaba bastante deseoso de caricias, abriendole la bulba metió la lengua profundamente pare luego pasarla desde el ano hasta el clítoris recorriendo toda la carnosa y húmeda conchita de mi abuela que por momentos perdía la concentración de lo que le estaba haciendo a Claudia

Claudia tomó una de sus tetas metiéndosela a la boca al igual que lo estaba haciendo yo mirándonos una a la otra empezamos a sentir lo que la otra sentía, veía como la verga de mi abuelo entraba y salía de su húmeda vagina dejando verse gran parte de ella mojada en los jugos de Claudia, mi abuela aprovechaba para sacarla y metersela a la boca y darle unas cuantas chupadas para luego ponerla en la entrada del la concha de Claudia -- Alicia chúpamelo -- dijo Claudia órden que mi abuela obedeció al momento metiendose el clítoris a la buca succionando con fuerza haciendo que Claudia se corriese inmediatamente emitiendo unos sonoros gemiros y ronquidos que podían haber despertado a la gente a un kilómetro a la redonda.

Gustavo aprovechó que las convulsiones de Claudia hicieron perder el ritmo se levantó y se colocó detrás de mi abuela que sin perder el clítoris de Claudia en ningun momento haciendo que Claudia se viniera una y otra vez, pero con menos intensidad los otros, levantó el trasero parandolo en espera de Gustavo que se había ya colocado en posición para penetrar a mi abuela, empezó sobando su miembro ya bastante duro por el trasero jugueteando con el orificio del ano luego pasarlo desde adelanta hacia atrás y arriba a lo largo de la húmeda cavidad de mi abuela -- métemela ya no me atormentes mas Gustavo -- dijo mi abuela.

Gustavo metió su miembro bastante bien proporcionado de un solo empujón hasta el fondo se escuchó un OOOOOOOOHHHHHHHH al unísono de Gustavo y mi abuela Gustavo quedó como paralizado de momento mientras que mi abuela arqueaba mas la espalda levantando mas el culo de gusto y permitiendo una mejor penetración, Gustavo empezó a entrar y salir haciendo que Claudia recibiera con mayor presión las caricias y lamidas de mi abuela que había aprovechado para meter una de sus manos debajo de Claudia agarrándole los huevos a mi abuelo y metiendole un dedo el trasero a Claudia que nuevamente empezó a respirar profundamente.

Siguieron asi por unos momentos hasta que mi abuela empezó a gemir profundamente con la cara metida entre las piernas de Claudia arremetiendo con mas fuerza, las dos empezaron a gritar de placer, Claudia cerraba y abría los ojos sin perderme la mirada yo al ver todo esto me había apoyado en la pared mis jugos corrían por mis piernas y empecé a correrme nuevamente, temblaba de pies a cabeza, trataba de ahogar mis gemidos con mi mano libre mientras que con la otra seguia con dos dedos dentro de mi túnel de deseo que se encontraba inundado y con el pulgar sobre mi clítoris, por un momento mi abuela giró la cabeza hacia donde yo estaba pero no creía que podía verme.

Las damas terminaron de correrse estentóreamente levantándose ambas, Claudia tomó la verga de mi abuelo se la metió en la boca con la desesperación de una persona que no había probado bocado en días y se le presentaba un manjar, lo empezó achupar con mucha dedicación y gusto, lo mismo hizo mi abuela que sentó a Gustavo en el sillón empezó por los huevos mientras que con la mano seguía el ritmo que habían llevado hasta que se lo metió a la boca, ambas tomaron una cadencia bastante rápida no pasando mucho rato para que mi abuela hiciera que Gustavo empezara a decir en voz entre cortada MEEEEE VENNNNNNGGGGGOOOOOO, mi abuela sacó la pinga de Gustavo y dirigió los chorros a su pecho y cara, esta vista fue muy erotica.

Yo no podía parar de venirme cada vez veía algo nuevo y mas erótico que hacía que me mantuviera como suspendida entre una chorreada y otra, luego fue el turno de mi abuelo que se vino soltando su leche parte en los pechos y cara de Claudia, ambas terminaron limpiando la verga de sus parejas hasta dejarlas sólo con la humedad de las salibas de ellas, Claudia se paró y fue hasta donde estaba mi abuela empezando a lamer la leche de Gustavo de los pechos y cara, dejándose caer sobre la alfombra ambas hicieron un buen trabajo de limpieza una a la otra, por mi lado había dejado de temblar y mi respiración empezó a normalizarse.

Escuché -- vamos al dormitorio a tomar un baño -- era la voz de mi abuelo

-- Espera un momento que recupere el aliento Carlos -- dijo Claudia.

- Si esperemos unos minutos para que todos nos acomodemos -- dijo mi abuela mirando a Claudia con cara de complice

En esos momentos me entró cierta angustia que mi abuela se haya dado cuenta y se moleste pero en el fondo sabía que no estaba molesta, di una mirada hacia el family room para ver si me escabullia sin que me vieran, Gustavo y mi abuelo estaban tumbados en los sillones de espaldas hacia el pasadizo, Claudia y mi abuela estaban echadas en la alfombra mirando hacia donde yo estaba no tenía alternativa tome mi baby doll y salí lo mas rápido que pude asi desnuda como estaba sin hacer bulla sólo escuche unas risas de mis dos complices que cuando los hombres preguntaron que pasaba sólo respondieron que eran cosas de mujeres se levantaron y se fueron al dormitorio de los abuelos donde pasaron la noche.

Report Story

byDoble© 0 comments/ 21342 views/ 0 favorites

Share the love

Report a Bug

1 Pages:1

Por favor, Puntúe esta presentación:

Please Rate This Submission:

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Please wait

Forgot your password?

Please wait

Change picture

Your current user avatar, all sizes:

Default size User Picture  Medium size User Picture  Small size User Picture  Tiny size User Picture

You have a new user avatar waiting for moderation.

Select new user avatar:

   Cancel