Catalina y Juan Final

byjulio08©

Juan, los seguia mirando de frente y espero a que Frank terminara de sacudirse, luego de esta formidable derramada.

Al cabo de unos minutos, Frank se quedo inmovil con los ojos cerrados y su cabeza mirando hacia el techo, como dando gracias al todopoderoso por lo que acababa de suceder, mientras que su verga seguia en lo mas profundo de la vagina. Catalina, con sus ojos cerrados, viviendo ese intenso momento, cruzo sus brazos sobre la silla y alli descanso su cabeza. Parecia aun disfrutar la sensacion de placer que la invadio.

-"Y finalmente la disfrutaste...Frank..", rompio el silencio Juan, sentado en las escaleras, refiriendose a la mini falda y a su esposa.

Catalina y Frank abrieron finalmente sus ojos, viendo a Juan en frente de ellos.

-"Catalina... fueron 5 años observandote en las fiestas de la empresa lucir esta espectacular mini falda..... 2 veces por año esta mini nos permitia ver como tu espectacular trasero se veia mas hermoso y deseable.....tus piernas lucian mas femeninas que nunca...y con la blusa rosada tus pechos lucian mas voluptuosos....", empezo a hablar Frank mientras que una de sus manos pasaba sobre el cabello de ella, la otra seguia aferrada a una de sus tetas. Parecia que Frank, producto de la excitacion y con su verga aun eyaculando en lo mas profundo de su vagina, le declaraba a Catalina cuando la deseaba y el objeto sexual en el que ella se habia convertido.

Juan en silencio lo escuchaba.

-"...ibamos a disfrutar de la reunion y a ver tu cuerpo.... nos parecia maravilloso el movimiento armonioso de estas dos hermosas nalgas al caminar.....y nos fascinaba como tu tanga hilo dental se escondia bajo tu mini falda ..todos deseabamos tener la oportunidad de ponerte sobre el piso, subirte la mini, bajarte la tanga y entregarte en la vagina un chorro de semen por cada dia que pasaste con nosotros..." seguia Frank declarando su deseo oculto mientras que ahora acariciaba el trasero de ella.

-"fueron 5 años al lado tuyo donde cada dia que te veiamos pasar por los pasillos de la oficina, luciendo tus cortas faldas, nuestros ojos quedaban fijos en el movimiento de tu culo, tus tetas y tus piernas.... todos dejabamos volar nuestra imaginacion y soñabamos de que algun dia ese hermoso cuerpo seria nuestro" comento Frank como si hablara en representacion de todos los hombres que la deseaban.

Mirando el reloj nuevamente, Juan se dio cuenta que eran ya casi cuatro horas que Frank y Catalina llevaban haciendo el amor. Por un momento penso que el gerente de la empresa, Francisco, el jefe administrativo, Manuel, el jefe de finanzas, Jose y todo el personal masculino de la empresa, que estaban calientes con ella, se habian apoderado magicamente de Frank, para disfrutar del espectacular cuerpo de su esposa.

-"pues...finalmente tu fuiste el unico que lo logro Frank...." comento Catalina al sentirse halagada por las francas palabras de su mejor amigo.

-"Y creeme que disfrute los orgasmos al maximo... fue una sensacion unica sentir como mi vagina la llenabas con tus formidables chorros de semen cada vez que te venias, especialmente este ultimo que me acabas de dar..." agrego Catalina, tratando de despertar celos en Juan

Frank le retiro la verga y se quedo sentado sobre el tapete, detras de ella, mientras que Catalina seguia en la misma posicion doggy. Ella estaba cansada, su cabeza reposaba sobre sus brazos y se quedo inmovil mirando a Juan. Frank tomo la sabana del sofa y empezo a limpiar su vagina, su trasero y la parte alta de sus piernas, que estaban completamente embadurnadas de fluidos de ella y semen de Frank. Juan observaba como el pasaba delicadamente la sabana como quien limpia una joya. Catalina volvio a cerrar los ojos para disfrutar del gesto tierno de el al limpiarle su humeda vulva luego de una noche apasionada de sexo. Sabiendo que habia sido la penetracion final de la noche, Frank le subio la tanga y se la acomodo nuevamente. Luego le acomodo la mini falda, acariciendole su trasero y sus piernas.

Frank le dio la mano para que ella se pusiera de pie.

-"Y Camila?", le pregunto Catalina a Juan terminandose de acomodar su mini falda.

-"Duerme profundamente", respondio Juan.

-"Vamos a dormir a tu casa?" le pregunto Catalina a Frank.

-"Si vamonos ya..", le dijo Frank abotonando nuevamente la blusa rosada de Catalina, que dejaba ver sus hermosos pechos sin brasier.

La primera noche de intercambio habia llegado a su fin. Frank finalmente clavo a Catalina como mas la queria, de pie con el vestido rojo puesto y doggy con la mini falda gris que tanto le gustaba. El resto de la noche, Frank le hizo el amor en diferentes posiciones, sobre el sofa cama, el sillon, la mesa del comedor y finalmente sobre el tapete, disfrutando como el cuerpo de ella se contorneaba para recibir su verga.

Juan se despidio de ella dandole un beso y subio a seguir durmiendo, al lado de Camila.

Ellos al salir de la casa, se encontraron con el repartidor de periodico que dejaba el diario en el buzon. El señor se quedo inmovil, en silencio, mirando a Catalina de pies a cabeza. Quedo perplejo al ver sus tetas a traves de la blusa y ese sensacional trasero que se ocultaba bajo la minifalda. Mientras tanto, Frank se aprestaba a abrirle la puerta del auto a ella. En ese momento todas sus miradas se cruzaron, los tres sonrieron como saludandose y Frank, al parecer hipnotizado por la mirada fija de deseo del repartidor sobre el culo de Catalina, acaricio su trasero levantandole esa mini falda coqueta. Ella espero a que Frank recorriera con su mano todo su culo antes de entrar al auto. Luego al sentarse, las largas piernas de Catalina lucieron mas femeninas que nunca. Su mini habia quedado bien arriba dejandolas ver casi en su totalidad y a ella eso no lo importo. Con la puerta del auto aun abierta, Frank volteo su mirada hacia el señor repartidor, quien sin decir palabra le sonrio nuevamente como agradeciendole por el regalo que a sus ojos le acababa de dar. Finalmente, Frank cerrando la puerta del auto, daba por terminada la primera noche en que Catalina era solamente suya.

Los siguientes dias en que cambiaron de pareja fueron muy diferentes. Juan recogia a Camila en el trabajo y Frank salia de la oficina con Catalina. Luego algunas compras, invitacion a cenar y mas tarde satisfacian en la cama, cada uno a su manera, sus deseos. Un par de noches, Frank y Catalina, al llegar a casa, hicieron el amor en la cocina, mientras que ella preparaba la comida. Frank no resistia ver como el parado trasero de ella lucia impecable e inmaculado bajo su falda, asi que se la subia, le bajaba la tanga y en 10 minutos se le derramaba un par de veces. Luego de la cena, se metian a la cama, veian un poco de TV y antes de dormir, Catalina le entregaba otra vez su cuerpo. Por su parte, Juan llevo a un motel a Camila a la hora del almuerzo, donde le dio a el una formidable experiencia de sexo anal y le mamo su verga.

La ultima noche de intercambio, Frank esperaba en el auto a que Catalina saliera del gymnasio. Al cabo de un rato vio como ella, saliendo del gym y acercandose al parking lot, lucia una balaca roja que sostenia su cabello y le ayudaba a secar el sudor, una chamarra que ocultaba la vista de sus voluptuosas tetas pero dejaba notar lo hermosas y paradas que eran, y una corta falda deportiva, como las que usan las jugadoras de tenis, que mostraba el armonioso movimiento de su perfecto trasero al caminar. Ella lucia espectacular. De pronto Frank, atonito, vio como un par de muchachos le decian:

-"Uyyy mamacita rica... que afortunado es su novio......mirenle ese culo a esa diosa" volteandose sobre ella y clavando su mirada sobre su trasero, su falda y sus largas piernas.

-"Uyy..... quien fuera su bebe para chuparle esas tetas....." dijo el otro.

-"Hijueputas, respeten a mi esposa!!!", salio del auto Frank gritandoles.

Los muchachos corrieron y se esfumaron del lugar mientras que ella entraba al auto diciendole:

-"No te preocupes Frank..... ya estoy acostumbrada a que me digan estas cosas en la calle".

El, tambien entrando al auto, bastante molesto, luego de recibir un beso, vio como esas femeninas y deportivas piernas se cruzaban en frente suyo y su cortisima falda, quedando bien arriba, le permitia ver, una sensual tanga blanca. Era la primera vez que veia a Catalina luciendo su ropa deportiva del gymnasio.

-"Es solo para ti, para mi angel guardian que me protege" dijo ella sonriendo, al notar que Frank le miraba su tanga, por entre sus piernas.

El deslizo sus manos desde la rodilla subiendo su pierna, empujando hacia arriba sutilmente su corta falda, para ver de nuevo, su fina tanga blanca bordada. Catalina entonces abrio sus piernas dejando ver completamente su tesoro escondido. Frank. agachandose, con uno de sus dedos levanto un poco su tanga, mientras que con su lengua recorrio su vagina aun sudorosa por la rutina de ejercicios del gym.

-"en el gym, casi todos no me quitaban los ojos de encima.... es mas, dos entrenadores se ofrecieron a llevarme a la casa..." dijo Cata mientras que Frank, con su cabeza entre sus piernas, aun recorria su vagina con la punta de su lengua.

-"Y que les dijiste?", pregunto el mientras sacaba su cabeza de tan glorioso lugar.

-"Les dije que mi esposo me iba a llevar a un motel para disfrutar de mi corta falda" respondio ella colocando sus manos sobre las piernas de Frank.

De alli del gym, salieron inmediatamente a un motel, para que Frank disfrutara por ultima vez de su cuerpo.

El pequeño cuarto del motel estaba lleno de espejos, tenia una amplia cama y un baño.

-"Por ser esta nuestra ultima noche, quiero que sea bien especial" dijo Catalina sabiendo lo que Frank queria.

-"Ayudame con la chamarra" le pidio ella a Frank

Frank abrio la cremallera de la chamarra y observo sus tetas ocultas bajo un brasier deportivo rojo. Ella se volteo y Frank le quito el brasier dejando esas tetas al descubierto. Cuando Frank, besandole sus pechos, le empezaba a acariciar el trasero para quitarle su falda, Catalina lo detuvo y se acomodo en posicion doggy en la cama, dejando entre abiertas sus piernas.

Frank se desnudo mientras que Catalina, con su falda puesta, le esperaba sonriente.

-"En mi bolso hay un regalo de color rojo para ti" dijo ella mientras que movia su cadera y su culo.

Frank abrio el bolso de ella y encontro una caja de color rojo. Al abrirla vio un frasco de gel facilitador.

-"Ahora haz con mi trasero lo que quieras...es todo tuyo esta ultima noche" dijo ella.

La verga de Frank reacciono a esa invitacion de forma inmediata. Estaba erecta y lista para penetrar el culo de ella.

Luego de bajar su tanga hasta la rodilla, Frank noto como su corta falda deportiva, en esa posicion, le permitia ver parte de su vulva y su clitoris y la parte baja de sus nalgas. Empezo a lamer su vagina y a acariciar su estrecho ano y cuando ella estaba lista, Frank le vacio todo el contenido del gel facilitador en su culo, clavandola intensamente, pegandose un par de profusas derramadas y disfrutando de verse en los espejos, dandole a Catalina por detras mientras que ella seguia con la falda puesta. Su obsesion de hacerle el amor a Catalina sin quitarle su falda, habia llegado al limite maximo al poder ver en los espejos, como su verga entraba y salia de ese espectacular ano, mientras que los pliegues de la falda se movian de un lado a otro.

Esta vez, los deseos rompieron las reglas, ya que Catalina le permitio a Frank que se deleitara con su estrecho ano de forma apasionada, mientras que ella disfrutaba al sentir los chorros de semen hirviente en su culo. Luego de una hora de sexo anal puro sobre la cama, en varias posiciones, Catalina le pidio que se detuviera.

-"Ubicate boca arriba y cierra los ojos", le pidio ella a el.

Al cabo de unos segundos, con los ojos cerrados, Frank empezo a sentir una sensacion maravillosa. Dos dulces, suaves y tersos labios empezaban a recorrer su verga y sus grandes bolas. Sentia como su verga se empezaba a derretir dentro de la boca de Catalina, quien la introducia con movimientos lentos. Con una mano ella sujetaba su verga mientras que con la otra acariciaba sus bolas. La sensacion de placer fue creciendo mas y mas a medida que ella sacaba e introducia su verga en su boca, mamandosela fuertemente. Fueron diez minutos de gloria que Frank disfruto al sentir los labios de Catalina rozar toda la superficie de su verga. Cuando el se dio cuenta que estaba a punto de explotar y no aguantaba mas, le aviso a ella:

-"Retiralo!!! Retiralo.. rapido... rapid..AYYYY"

Catalina se saco la verga de su boca y un segundo despues vio como multiples chorros de semen blanco, espeso y caliente salpicaban sus tetas, su abdomen y sus piernas. Frank, gritando aferrado a las sabanas, sentia como su verga era una bomba que expulsaba grandes torrentes de liquido. Catalina, quien seguia agitando con su mano la verga de Frank, veia sorprendida la cantidad de esperma que Frank eyaculaba y la fuerza con la que su verga la expulsaba, comprendiendo ahora si, porque cuando Frank se le derramaba en su vagina, sentia como el la inundaba por completo.

Viendolo a el retorcerse sobre la cama, Catalina se convencio que ya Frank habia cumplido muy bien con su tarea. Sabia que los 5 dias y 5 noches habian sido suficientes y ahora su hijo estaba por venir. Luego de esa fenomenal mamada, Frank, agradecido, volvio a penetrar su vagina para que su verga le entregara las ultimas gotas de semen.

Al cabo de un mes, mientras Juan y Catalina preparaban los ultimos detalles, una semana antes de viajar, una prueba de embarazo les dio la buena nueva. Una semana haciendo el amor con Frank, habia dado sus resultados.

Hoy, 18 meses despues, Valentina es el centro de atencion de Catalina y Juan. Su adorada hija es una realidad. Estan dedicados a ella casi todo el tiempo. Viven en Miami y sus actividades laborales siguen igual de exitosas. Catalina sigue igual de esbelta, bella, sexy y deseable. Continua con su exigente rutina de ejercicios en el gymnasio. Por su atractivo aspecto fisico, sus piernas, sus tetas y su trasero, en el gym y en la oficina, tiene muchos admiradores. Aun en la calle, algunos hombres latinos le dicen cosas. Pocos creen que sea la madre de una hermosa bebe de 9 meses.

Frank y Camila, viajaron posteriormente a conocerla, orgullosos por haberles dado la oportunidad a Catalina y Juan de ser felices.

Antes de tomar el avion de regreso a Colombia, Catalina abrazando a Frank le susurro al oido:

-"Quiero que vengas en el invierno proximo"

-"Pero no es una epoca muy fria?", pregunto el haciendo mala cara.

-"No, porque Valentina va a querer un hermanito.....", dijo ella sonriendole.

Frank, por supuesto, volvio a Miami en ese invierno del 2003. Las bajas temperaturas de la ciudad no fueron obstaculo para disfrutar nuevamente del calido cuerpo de Catalina.

FIN

--------------

Nota del Autor:

Esta es una historia real. Los nombres de las personas asi como sus actividades laborales fueron cambiados para proteger su identidad. Le sucedio a mi mejor amigo y su bella y deseable esposa. Recibi su autorizacion para publicar aca en Literotica.com las experiencias vividas por ellos. Algunos detalles fueron omitidos para hacer de esta historia mas corta. Los lugares donde se desarrollo son los originales (Bogota y Miami).

Report Story

byjulio08© 0 comments/ 9410 views/ 1 favorites

Share the love

Report a Bug

Anterior
2 Pages:12

Por favor, Puntúe esta presentación:

Please Rate This Submission:

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Please wait
Recent
Comments
by Anonymous

If the above comment contains any ads, links, or breaks Literotica rules, please report it.

There are no recent comments  - Click here to add a comment to this story

Add a
Comment

Post a public comment on this submission (click here to send private anonymous feedback to the author instead).

Post comment as (click to select):

Refresh ImageTambién escuchar una grabación de los personajes.

Preview comment

Forgot your password?

Please wait

Change picture

Your current user avatar, all sizes:

Default size User Picture  Medium size User Picture  Small size User Picture  Tiny size User Picture

You have a new user avatar waiting for moderation.

Select new user avatar:

   Cancel