Mi amigo Richi

byD4v1D©

--Estoy seguro que Andy puede esperar --le dijo él.

Ella se sentó a su lado y él puso el brazo sobre el hombro de ella y ella apoyó su cabeza sobre el hombro de él deslizándose un poco para abajo, lo que hizo que el camisón se arremangara ligeramente sobre sus muslos. ¡Si seguía corriéndose se le iban a ver los pelos de su sexo! Me sorprendió la cercanía y comodidad entre ellos.

--¿Has pensado en mí ofrecimiento de ser donante?, sería un honor hacerlo --le dijo Richi. Sacó su mano del hombro y la puso sobre la parte media del muslo de Rita y comenzó a hacerle cariño.

--Sí, lo he pensado, pero tengo que hablarlo con Andy. Además, como te dije no quiero seguir con todo el proceso tan artificial --le dijo Rita. Ella miraba la mano de él sobre su pierna pero no hacía nada al respecto.

--La donación no tiene que ser tan artificial --le dijo él.

"Maldito, ¿qué estará insinuando?" me dije a mí mismo.

--Sí, me imagino el tipo de donación natural en qué estás pensando --le dijo ella, riendo un poco.

--No sé de qué me estás hablando --le dijo el con un tono muy coqueto. Mientras subía lentamente su mano por el muslo de ella.

--Bueno, me tengo que ir a acostar --le dijo ella cortando tanto la conversación como las avances manuales--. Buenas noches.

Se dio vuelta y le dio un beso en la mejilla, él la tomó la cara y le dio un beso en la boca y le dijo--: buenas noches --luego la soltó.

Silenciosamente retrocedí, cerré suavemente la puerta y me metí a la cama. Estaba en serio riesgo de perder. Era el segundo día y ya se estaban besando en ropas ligeras y manoseando.

Rita llegó a nuestra habitación de nuevo sonrosada, con pezones erguidos y jadeando levemente.

--Richi me hizo un ofrecimiento --me dijo, cuando se metió a la cama.

--Sí, ¿de qué? --pregunté inocentemente.

--Me ofreció ser donante de espermios.

--Es una solución posible --dije cautelosamente. Que Richi fuera el padre biológico de mis hijos sería otro golpe más en mi historia.

--Pero yo no quiero eso, no quiero seguir con la tortura de los tratamientos --me contestó.

--Entonces no es la solución --dije aliviado.

--Pero me gustaría que encontráramos una solución, que tú me ayudaras a encontrar una --me insistió, amurrada.

--¿Cómo qué?

--Como que fuera una inseminación más natural, sin médicos, laboratorios, jeringas--contestó ella, con una voz medio llorosa--. ¡Ya no soporto más nuestra situación! ¡Quiero ser mamá antes que se pase el tiempo y no puedo por tu condición!

--Bueno, hay una forma --le dije, odiándome por lo que iba a decirle.

--¿Cuál? --me preguntó, haciéndose la inocente.

--Podrías tener sexo con él y como él es tan fértil, podría ser una sola vez... --le propuse, sin poder creer lo que yo mismo estaba proponiendo.

--Amor, necesito algo más que esa proposición tan débil, quiero escucharte decir con compromiso lo que quieres. Dímelo con todos los detalles.

--No sé a qué te refieres --le contesté.

--Entonces lo voy a decir yo. Quiero que a partir de mañana y durante los cinco días en que estoy más fértil, Richi me lo meta sin parar y sin condón, eyacule repetidamente dentro de mi vagina y me deje embarazada, eso que tú no puedes hacer --me dijo con sorprendente agresividad.

Sentí que me iba a desmayar del impacto, creí que me iba a insinuar algo sin ser tan directa y sobre todo me dolió el "eso que tú no puedes hacer".

--Te quedaste mudo, pero tu pico está hablando por ti --me dijo, al mismo tiempo que tomaba mi pene erecto en sus manos.

No dije nada y ella continuó--: sí, no necesitas palabras para decirme que me quieres hacer feliz, vamos a tener un niño muy apuesto, la mezcla perfecta de Richi conmigo y va a tener un padre mucho mejor que su padre biológico, un padre cariñoso y presente que lo va a poder cuidar.

--Dime que sí mi amor, sé que tú quieres lo mismo que yo --insistió--, quieres que me lo meta y me deje preñada, ¿no es cierto? --me decía al tiempo que bajaba y acercaba su boca a mi pene. Yo seguía mudo.

--Qué rico este pico que sabe lo que quiere --me decía cuando salía a respirar-- y quiero que me confirmes que quieres lo que tu pico ya sabe, quiero escuchar cuando me pidas por favor para que después no me lo recrimines. ¿Bueno?

--Bueno --le dije mientras sentía que me acercaba al orgasmo, envuelto en esa boca suave y caliente y mojada.

--Bueno qué --me insistió.

--Por favor... ¡acuéstate con Richi todo el tiempo que quieras hasta que te deje embarazada! --le dije y me fui dentro de su boca, una rareza ya que no le gustaba tragar, pero supongo que esta era una ocasión especial.

A la mañana siguiente, era sábado, desayunábamos juntos, cuando Rita dijo--: mi amor, ¿no tienes algo que pedirle a Richi?

Tragué saliva y luego le dije--: tenemos algo que pedirte, Richi.

--¿De qué se trata? --dijo con voz preocupada.

--Bueno, tú sabes que Rita no puede quedar embarazada conmigo y considerando tu generoso ofrecimiento de ser donante... nos gustaría que lo fueras, pero preferimos que no sea en el contexto de una clínica de fertilidad, sino que en la casa, digámoslo así, una "donación natural" --concluí, aliviado de haberlo dicho.

--Una o varias donaciones, las que sean necesarias para dejarme embarazada, y a contar de hoy porque estoy empezando mi ciclo de fertilidad --agrego Rita.

--¿Quieres que me tire a tu mujer? --me preguntó él, mirándome directo a los ojos, tratando de no sonreír.

--Sí --le contesté derrotado.

--¿Y tú quieres tirar conmigo? --le dijo a ella.

--Sí, especialmente ahora cuando estoy fértil que me pongo muy caliente, podríamos hacerlo después del desayuno --le contestó ella, con una sonrisa y moviéndose inquieta sobre la silla.

--Entonces, ¿cómo lo vamos a hacer, quieres ver cómo me tiro a Rita o prefieres no estar? ¿Y tú quieres que Andy esté presente? --nos preguntó.

--No, no presente --contestamos ambos al unísono.

Él no esperó a terminar el desayuno, se levantó, la tomó de la mano y se la llevó hacia su habitación mientras yo levantaba la mesa.

Desde la cocina escuché ruidos rítmicos, crujidos de cama, quejidos, jadeos y gritos de orgasmo tras orgasmo de ella. Bajaron a la hora de almuerzo, cuando yo volvía de ir al centro de reciclaje. Ella estaba con una sonrisa satisfecha y se tocaba el vientre como si ya estuviera embarazada. Siguieron así los próximos cuatro días, en las noches ella durmió con él en el cuarto de visitas y los podía escuchar desde mi cama. Él tipo no solo era fértil sino que muy potente ya que tiraban muchas veces al día. Al final se paseaban desnudos por la casa, el desplegando con orgullo su gran pene en estado permanente de semi erección.

Rita era amorosa conmigo y me decía que entendía que yo estaba pasando por un momento difícil pero que era lo mejor para ambos. Que no me preocupara, que me amaba y que esto era solo para la inseminación. Él me dijo atentamente que no me preocupara por la apuesta, que la declaraba nula.

En algunos de los días en que habían dejado la puerta abierta, cada vez era menos la preocupación, pude ver que ella estaba arrodillada en la cama frente a él y le chupaba el pene. Me quedé en las sombras viendo como le eyaculaba en la boca y en la cara. Y a pesar de que no era funcional para la inseminación, o quizás por lo mismo, muy encendido me masturbé mirándolos.

Otra vez lo vi metiéndoselo por el culo. Creo que Richi dejaba la puerta abierta a propósito para que yo los viera. Cuando le reclamé a Richi me dijo--: no te preocupes, si ya la preñé el primer día, esto es por aprovechar los cinco días de sexo, piensa que tú la has tenido todos estos años de matrimonio y esta va a ser mi única oportunidad.

Terminados los cinco días, Richi se mudó y nos dejamos de ver mucho. Sé que él y Rita a veces se juntan a mirar a la gente en un café o al menos eso me dicen. Nueve meses después, y después de un embarazo sin problemas, tuvimos una linda hija de la que soy su orgulloso padre. Tiene un "tío" distante que la ve poco y le hace regalos para su cumpleaños y la navidad.

Pero cuando nuestra hija cumplió dos años, Rita me dijo--: ¿Y si buscamos tener otro hijo, para que tengamos la parejita, te gustaría?

Ya sabía lo que venía, así que me adelanté--: ¿invitamos al tio Richi para buscar la parejita?

-FIN-

Report Story

byD4v1D© 0 comments/ 2663 views/ 1 favorites

Share the love

Similar stories

Tags For This Story

Report a Bug

Anterior
3 Pages:123

Por favor, Puntúe esta presentación:

Please Rate This Submission:

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Please wait
Recent
Comments
by Anonymous

If the above comment contains any ads, links, or breaks Literotica rules, please report it.

There are no recent comments  - Click here to add a comment to this story

Add a
Comment

Post a public comment on this submission (click here to send private anonymous feedback to the author instead).

Post comment as (click to select):

También escuchar una grabación de los personajes.

Preview comment

Forgot your password?

Please wait

Change picture

Your current user avatar, all sizes:

Default size User Picture  Medium size User Picture  Small size User Picture  Tiny size User Picture

You have a new user avatar waiting for moderation.

Select new user avatar:

   Cancel