El Investigador Cap. 03

bylurrea©

"Karen. Disfrutemos de este almuerzo. Déjalo ir. Tu eres fuerte" Le dijo palmoteando su mano.

"Sí. Ese imbécil no te merece" Agregó Sandra usando esa frase de clisé, que suelen utilizar las amigas cuando tratan de apaciguar los ánimos después de un rompimiento.

Vicky, no obstante, al darse vuelta minutos antes y mirarlo con detención, se dio cuenta por qué su amiga se sentía como se sentía. El tipo era tremendamente interesante, con su cabello medio despeinado, casi alborotado, parecía haber salido recién de la cama y si poder resistirse le preguntó a Catherine. "No obstante, dijiste que el tipo tiene lo suyo, ¿y qué tanto?", sintiéndose un tanto excitada al hacerle la pregunta.

"¿Te refieres a su tamaño? Si es eso, un diez. Pero no es eso lo que lo hace notable, al menos para mí"

"¿Y qué es" Preguntó ansiosa Sandra, entusiasmándose con el tono que adquiría el diálogo.

"¿Quieres realmente saber más detalles?" Preguntó Catherine, mientras lanzaba miradas hacia la mesa en donde estaba Chase.

"¡Sííí!" Exclamaron las dos, como unas colegialas escuchando a su cantante favorito.

En ese momento Karen, como en trance, mientras dirigía su mirada hacia Chase a través de las cabezas de sus amigas que estaban sentadas enfrentándolas, comenzó a entregarles los detalles de su encuentro de la noche anterior. Tenía algo de subrrealista eso de estar contándole su intimidad, teniendo al frente al actor de su inquietud. Sentía la sensación de trasladarse en el espacio para quedar flotando al lado de él, mientras le narraba los pormenores, como si en lugar de Vicky y Sandra, fuera él el que seguía su relato, como si se los estuviera diciendo frente a su cara, para observar su rostro mientras lo hacía, mirando cada gesto, cada mueca, cada rictus, y quisiera seguir la línea de su pensamiento.

Vicky y Sandra, habían dejado de comer, pendientes de cada palabra de Catherine. A veces, como asegurándose de que ese hombre que había hecho todo eso era real, se daban vueltas para mirar a Chase y volvían a mirarla siguiendo cada detalle erótico, entendiendo cada vez más la inquietud que mostró su amiga cuando había llegado ese hombre al restaurante. Cada detalle, cada palabra de Karen, iba construyendo y dibujando a ese personaje en sus mentes, sin darse cuenta que estaban entrando inexorablemente en el universo imaginario de ella, del cual ya no saldrían y que las dejaría titilando como estrellas a punto de explotar. ***

5

Cuando se sentó en el asiento circular de cuero, el vestido de Catherine se subió, dejando más de la mitad de sus muslos al descubierto, hecho que no pasó inadvertido para ambos.

"Catherine" Dijo Chase no pudiendo evitar colocar su mano sobre el muslo de ella. "Si en este momento no tuviéramos un asunto muy delicado que enfrentar, no sólo te habría dicho que no almorzáramos, sino que te habría llevado a mi departamento en este mismo instante para hacerte el amor, hasta que me pidieras que me detuviera. No tengo palabras para describir lo hermosa que estas. ¿Podemos hacer una pausa ahora, y enfocarnos? " Le dijo Chase, mientras su mano con vida propia, había comenzado a deslizarse hacia arriba por su muslo derecho.

Ella, tan pronto sintió la mano de él, colocó la suya cerca de su ingle y sintió la firmeza de su erección que abultaba claramente la pierna de su pantalón. Ambos habían recorrido en un segundo, toda la distancia en días de su relación, que a partir de ese momento, no sería ya la misma. Habían definido nuevos límites en ella y ya no habría vuelta atrás. "Ok. Entonces por ahora enfoquémonos" Le dijo, mientras retiraba su mano desde su muslo y tomaba la de él, y la depositaba sobre la mesa.

"Catherine" Le dijo él, una vez que recobró la compostura y se centró en lo que se traía entre manos. "Tengo la sospecha, después de lo que encontraste en sus cuentas bancarias en el exterior, este ingeniero definitivamente estaba vendiendo información. El tema es a quién. Por ahora no tenemos ninguna pista y es por ello que tenemos si verificar que su asistente, no estuviera también involucrada. Ya di la orden de que la investigaran de la misma forma en que lo hiciste tú con su jefe. Nuestra tarea de esta noche, es confirmar qué tan sólido es su sistema de vigilancia, razón que debo ingresar al edificio y lograr entrar al laboratorio en donde trabaja Karen". 'Karen, lo dice con tanta familiaridad, como si la conociera,' Pensó Catherine un tanto molesta, mientras lo escuchaba. "¿Y cómo tienes pensado ingresar?" Le preguntó.

"Veré hasta donde puedo llegar" Contestó él, sin decirle que había conseguido la huella digital de Karen.

Mientras almorzaban, Chase le pidió su dirección para pasar a buscarla en la noche como a las 12 de la noche, indicándole el itinerario que seguirían. Cuando terminaron se levantaron y Chase la tomó del brazo y la guió hacia la salida del restaurante. En ningún momento se percató que tres pares de ojos seguían sus pasos con detención, grabando su imagen en sus cabezas.

****

6

"Amigas, no puedo mentirles, pero quiero saber más de este tipo, por lo que las dejo" Dijo Catherine, levantándose de la mesa tan pronto vio que Chase se dirigía a la salida del Restaurante.

"Sí, sí. Estamos contigo. Ve y te llamamos mañana. No te preocupes por la cuenta. Nosotras nos haremos cargo." Dijo Vicky dándole un beso de despedida a su amiga que había tomado su estuche en donde guardaba sus tarjetas de crédito y su celular.

Karen, se dirigió lentamente hacia la salida, guardando una prudente distancia para no ser detectada en caso de que por cualquier razón él se diera vuelta. Se quedó en rato como contemplando la bahía, mientras con el rabillo del ojo seguía atenta a la pareja que esperaba al muchacho encargado de entregar los automóviles. Cuando vio que la acompañante tomaba su vehículo, recién se dirigió para ver el automóvil que utilizaba Chase. Se acercó un poco más, cuando vio que entregaba su ticket al encargado de los estacionamientos. Sacó su celular y apuntó desde la cadera hacia el automóvil cuando se lo trajeron para grabar la patente. Cuando lo vio subirse al Lexus 350, recién salió y llamó al muchacho, entregando su ticket. Rogó que Chase no saliera tan rápido, para su suerte, vio que otro automóvil que se movía en la misma dirección que él, le bloqueó la salida unos cuantos metros antes de la salida del estacionamiento. En ese momento apareció su Mercedes deportivo rojo y con horror entonces, se dio cuenta de que Chase podría reconocerlo si lo seguía; el color en pleno día, era demasiado vistoso, por lo que todo su plan de seguirlo, se hizo humo. Tendría que utilizar sus contactos de la policía para averiguar más datos de él. Molesta, decidió volver a su departamento. Esa tarde tendría que llamar a sus amigas. No quería pasar ese fin de semana sola.

****

( Continuará)

Report Story

bylurrea© 0 comments/ 686 views/ 0 favorites
Anterior
2 Pages:12

Por favor, Puntúe esta presentación:

Please Rate This Submission:

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Please wait
Recent
Comments
by Anonymous

If the above comment contains any ads, links, or breaks Literotica rules, please report it.

There are no recent comments  - Click here to add a comment to this story

Add a
Comment

Post a public comment on this submission (click here to send private anonymous feedback to the author instead).

Post comment as (click to select):

Refresh ImageTambién escuchar una grabación de los personajes.

Preview comment

Forgot your password?

Please wait

Change picture

Your current user avatar, all sizes:

Default size User Picture  Medium size User Picture  Small size User Picture  Tiny size User Picture

You have a new user avatar waiting for moderation.

Select new user avatar:

   Cancel